¿Cómo evitar las discusiones por dinero en la familia?

G2J_T-PRESTA_2_discusion-familiar-dinero

Hablar sobre dinero e ingresos siempre ha sido un tema tabú entre familiares. Ya son muchas las familias que han acabado enfriando o incluso rompiendo su relación por temas económicos y ante este peligro la mayoría de miembros acaban optando por ignorar los problemas económicos en las conversaciones familiares.

 G2J_T-PRESTA_2_discusion-familiar-dinero

Imagen: cronicanorte.es

Ya sea porque hay que repartir una herencia, porque uno de los hermanos está fuertemente endeudado o porque otro tiene un proyecto interesante en mente para el que necesita una buena cantidad de dinero, cuando las cuestiones económicas agitan las relaciones familiares debemos encender la alarma de “atención, discusión a la vista”. A continuación analizamos dos de las situaciones más comunes que pueden llevar a este tipo de discusiones y cómo evitar que acaben en mal puerto.

“Los problemas económicos comienzan a ser un tabú en las familias que quieren evitar discusiones provocadas por el dinero”

El problema de los endeudados

Por mucho que todos vengamos de los mismos padres no todos tenemos las mismas habilidades a la hora de administrar nuestro dinero ni la misma suerte. Es por eso que en muchas ocasiones uno de los hermanos de la familia acaba con varias deudas que no puede asumir y acaba pidiendo ayuda a alguno de sus hermanos que se encuentra en una situación económica más holgada.

Esto no tiene por qué ser negativo si lo gestionamos bien; un miembro de la familia ayuda al otro a saldar sus deudas y éste le acabará devolviendo la cantidad prestada en el periodo acordado y sin la asfixia de los intereses. No obstante, en muchas ocasiones eso no suele suceder, ya que el miembro que ha recibido la ayuda de su familiar acaba por no devolver el dinero, ya sea porque realmente no puede o no quiere. En ese caso la relación entre ambos se verá seriamente perjudicada ¿Qué podemos hacer?

Para evitar este peligro y dejar que las relaciones familiares mantengan su buena salud sin contaminarse de cuestiones económicas una buena opción para afrontar todas nuestras deudas es la de contratar un servicio de reunificación de préstamos. Centralizando todas nuestras deudas en un único prestador.

El problema de las herencias

Otra fuente común de discusiones económicas en la familia suele suceder tras la muerte de algún familiar y la repartición de la herencia. Cuanto más claro haya quedado el testamento menos posibilidades habrá para que esto suceda. Aun así siempre están los individuos disconformes que exigen algo que no se les ha sido asignado.

“Cuando un testamento no queda lo suficientemente claro las discusiones familiares suelen estar casi aseguradas”

Ante esta situación poco queda por hacer, y lo mejor es confiar en las relaciones entre los familiares para que entre todos se llegue a un acuerdo razonable sin necesidad de llegar a fuertes discusiones ante los tribunales. Al menos en honor al difunto. Cierto es que para poder conseguir un consenso familiar a menudo uno de los miembros acaba por aceptar alguna condición con la que no está de acuerdo sólo por conservar la harmonía y el buen estado de las relaciones. Porque recordemos que “si uno no quiere, dos no riñen”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *