,

Como nace un paradigma (el síndrome del Lucio II)

Los lectores de este blog recordarán la entrada del síndrome del Lucio, sobre nuestras viejas creencias, como las podemos revisitar y empezar a cambiar.

Pues bien, en esta ocasión incluyo un archivo powerpoint donde un grupo de simpáticos monos nos cuentan una interesante historia:

Como nace un paradigma (el síndrome del Lucio II)

Las creencias no sólo surgen de nuestra propia experiencia (como en el caso del síndrome del Lucio) si no que las creencias distorsionadas pueden estar provocadas por lo que observamos en los demás (esto en psicología se llama “aprendizaje vicario” y podemos apreciarlo en el powerpoint).

Pensemos en alguna norma o conducta social que en alguna ocasión nos haya causado sorpresa, por ejemplo viajando, donde hay algunas normas sociales que cambian respecto de nuestro lugar de origen.

Nuestros parientas mas cercanos tambien crean paradigmas

Seguramente nos haya causado extrañeza, pero si por algún motivo pasemos tiempo en este lugar seguramente interioricemos esta norma como propia. La norma suele propiciarla el grupo y cada cual la adopta si cree que así estará más integrado o porque simplemente es lo que hay que hacer.

¿Al igual que podemos replantearnos nuestras propias normas, podemos repensar las normas sociales que observamos o nos vienen impuestas, como en el caso del síndrome del lucio?

Seguro que sí, y además este será el primer paso para ver si las aceptamos o no. Al final está en nuestra mano y ver cuáles nos sirven y nos resultan adaptativas.

 

pd.- Si te interesa realizar cursos para aprender más sobre Psicología, entra en: E-Positivo

 

 

 

4 comentarios
  1. María V M
    María V M Dice:

    Está bien el archivo. Pero pienso que sñi hay normas sociales que son buenas y que nos ayudan a vivir mejor con los demás, a que la sociedad marche bien.

    Responder
  2. Antoni Martinez
    Antoni Martinez Dice:

    Efectivamente María. Hay normas sociales que hacen que podamos vivir juntos, evidentemente son muy positivas y ahí se engloba el civismo, la ciudadanía por ejemplo. Sin embargo pensemos en otras de sociedades donde gobierna una tiranía, como por ejemplo la ausencia de libertad de expresión. En un primer lugar deberemos convencernos a nosotros mismos de que dicha norma social no es positiva para así hacer algo externamente que ayude a cambiarlo.

    Responder
  3. María
    María Dice:

    Estupendo archivo, lo conservaré, ya que siempre hay quien dice “las cosas siempre han sido así” Esto me recordará la importancia de tener criterio propio.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] paso más: lee El síndrome del lucio: adaptando nuestras viejas creencias (I) y su segunda parte, Como nace un paradigma: en síndrome del lucio (II). Entendiendo mejor cómo nos condicionan los miedos podrás afrontarlos […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *