Fortalece tu personalidad cambiando tus creencias

Desde que comencé con este blog de Psicología quise incluir artículos que consistieran en una especie de “gimnasio psicológico”, es decir que combinaran algo de teoría con bastante práctica.

Todo lo que practicamos y sentimos lo recordamos más fácilmente, y de ahí que las series sobre las fortalezas personales o sobre cómo tener una personalidad atrayente fueran esencialmente prácticos.

Así, uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en nuestro desarrollo personal es el de cambiar nuestras viejas creencias. En los ejemplos anteriores es clave: ¿estamos convencidos de que podemos reforzar nuestros rasgos o virtudes? o por otra parte, ¿podemos aprender a ser más atractivos? Si hemos respondido que no a ambas preguntas, estamos cayendo en una creencia limitante, limitadora. Las creencias limitantes son aquellas que nos entorpecen en nuestro crecimiento personal y que no nos dejan evolucionar.

Hay creencias que nos fueron útiles en otras etapas de nuestra vida, a otras edades o en otras circunstancias. Bien es sabido que aquellas personas que han sido importantes en nuestra vida, como nuestros padres o educadores, habrán ejercido una influencia importante en estas creencias que actualmente tenemos.

cambiar mis creencias

Sin embargo, si queremos ir desarrollando una personalidad cada vez más fuerte y capaz – y esto es posible en todas las edades – haremos bien en cuestionar nuestras posibles creencias limitantes y cambiarlas por otras creencias más adaptativas.

Cómo poder cambiar mis creencias.

El primer paso sería encontrarlas. Una manera inicial para ello sería encontrar nuestra “vocecilla interna” Este término que parece un poco extraño, si lo pensamos un poco, lo encontraremos en nuestra experiencia en el día a día. En ocasiones hablamos para nosotros mismos, tenemos pensamientos que no llegan a verbalizarse pero que dicen muchas cosas sobre nuestra manera de enfocar la vida.

 

El segundo paso sería cuestionar esas creencias. Hay diferentes preguntas que nos pueden ayudar para ello:

– ¿Me es útil esta creencia?

– ¿Me ayuda en mis objetivos vitales?

– ¿Existe alguna alternativa a esta creencia?

 

Estas preguntas podemos empezar a responderlas por nosotros mismos, en un grupo de terapia o en la consulta del psicólogo. ¡Serían precisamente un paso más en nuestro desarrollo personal y hacia una personalidad más fuerte!

Al cuestionarlas, al hacerlas evolucionar, al en definitiva cambiarlas, estaremos avanzando hacia un objetivo personal más claro. Cambiando lo que pensamos, además, estaremos motivando a cambiar algunos de nuestros comportamiento y nuestras emociones.

 

Antoni

 

 

 

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
2 comentarios
  1. Rocío Cerezo
    Rocío Cerezo Dice:

    Muy buen post Antoni… qué importante es ir cambiando las creencias no una vez, sino revisarlas a lo largo de nuestra vida y realizar los cambios que sean necesarios para ir adaptándolas a las nuevas circunstancias de cada etapa… Un beso!

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      ¡Gracias por el comentario, Rocío! Efectivamente este trabajo de revisión de las creencias es algo que podemos realizar en cualquier momento de la vida, por ejemplo mediante las cuestiones que cito en el artículo. ¡Nos leemos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *