La indefensión aprendida como base de la depresión

La indefensión aprendida es un proceso en la psicología animal y la psicología humana relacionada,que explica la condición de un ser humano o un animal en la que  ha aprendido a comportarse pensando que no puede hacer ninguna otra cosa en tal situación.

Ello incluso cuando la oportunidad se restablece para que ayudarse a sí mismo y evitar un desagradable o circunstancia perjudicial para el que ha sido sometido.

indefensión aprendida

La teoría de la indefensión aprendida explica que la depresión clínica y relacionados con las enfermedades mentales puede resultar de una percepción de ausencia de control sobre el resultado de una situación.

Esto he podido comprobarlo muchas veces en consulta y cualquiera puede observarlo en su entorno, en determinadas situaciones donde la otra persona piensa que solo tiene una alternativa de acción, tendente a sentirse desamparado.

Martin Seligman, bastante antes de lanzar a la Psicología Positiva, es considerado también el creador de esta teoría. Se inició en la Universidad de Pennsylvania en 1967, como una extensión de su interés en la depresión.

En el siguiente vídeo podemos ver muy claramente una sencilla explicación de la misma. Aprovechemos para hacernos la pregunta: ¿que sucede cuando nos enfrentamos a una tarea o reto con un estado de ánimo de confianza, motivación y pensando que vamos a hacerlo bien?

Como pudiste ver en el vídeo, inducir la indefensión aprendida es bastante fácil. Se trata de que la persona llegue al razonamiento, comúnmente incorrecto, de que no tiene alternativa o escapatoria a una situación determinada.

Darle la vuelta a la indefensión aprendida.

Todo lo que hemos aprendido lo podemos desaprender, y esto es igualmente cierto en la indefensión aprendida.

En ese sentido lo primero que debemos hacer es analizar de manera más justa y realista la situación. Pensamos que nuestro pensamiento y manera de razonar es perfecto; esto no es así en un buen número de situaciones.

Si una determinada situación nos provoca malestar y queremos cambiarla, tratemos de mirar con los ojos de otra persona. Por ejemplo, alguien externo, ¿cómo analizaría esa situación?

Fíjate que esto mismo sucede cuando en esa misma situación pedimos consejo a un amigo, o cuando pensamos que le sucede a otros lo que a nosotros nos está pasando. Nuestras mismas respuestas nos sorprenden.

El paso dos es llevar a cabo esas alternativas de respuesta. Dar el paso siguiente, hacer un cambio por pequeño que sea. Ver que esa posibilidad es real.

En tercer lugar, analizar si lo que hemos hecho ha tenido resultado. De ser así, insistir y crear un hábito.

La indefensión aprendida se combate creando una nueva realidad, primero a nivel mental y luego en nuestro día a día ¡El esfuerzo siempre valdrá la pena, créeme!

pd.- ¿te has sentido identificado con lo que comento en este artículo? Déjame un comentario y te responderé antes de que pasen 48 horas. Y si quieres ponerte manos a la obra inmediatamente, consulta nuestros servicios de terapia psicológica.

Antoni 

ebook supera la depresion¿Quieres mejorar tu estado de ánimo inmediatamente? Conoce Supera la Depresión, el book con el método probado en consulta que ha ayudado a centenares de personas.

Antoni Martinez

Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi


Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
8 comentarios
  1. Antoni
    Antoni Dice:

    Aprovecho para comentar que en el mismo blog, y tambien en la portada, arriba a la derecha aparece una herramienta como una lupa a modo de buscador. Por ejemplo, si nos interesa saber más sobre las técnicas de relajación, nos saldrán todas las páginas y artículos dentro del blog donde aparece el término.

    Responder
  2. Ana
    Ana Dice:

    Hola. Me ha gustado el post y me gustaría contar mi situación.
    Llevo en terapia un año y 9 meses. Considero q estoy fallando porque no consigo llevar a cabo las tareas que acordamos en la sesión. Creo que tengo depresión. Digo creo porque yo no lo digo en sesión, abiertamente, y mi psicólogo tampoco. A veces pienso que no lo hace para no agravar la situación. Igual ocurre cuando alguna vez he contado que durante la semana no soy capaz de salir a la calle a no ser que el motivo no dependa de mí, y ahí queda todo. Entiendo que me quiere ayudar pero si le expreso en un correo, por ej, que no soy capaz de hacer nada por mí misma durante la semana, que salgo a la calle y vuelvo a casa igual que salí, pues en ese momento necesito apoyo, y él no contestó al correo. Entonces yo siento que no puedo expresarme. Supongo que llevo ya mucho tiempo y no debería necesitar expresar sentimientos tan negativos. Bueno, no debería o no me conviene, más bien.
    El caso es que siento que no me puede ayudar, que yo no me dejo ayudar. No me siento con fuerzas para cambiar mi actitud. Ni siquiera la vergüenza que me produce el que otra persona me vea en este estado me hace coger fuerzas para salir de él. Estoy pensando dejar la terapia pero en realidad necesito ayuda, yo sola no puedo, y tampoco servirá de nada cambiar de profesional porque soy yo la que no cree en sí misma.

    Gracias por leerme Antoni.

    Un saludo.

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      Buenas Ana, gracias por compartir tus circunstancias con nosotros. Lo primero que te diría es que efectivamente no dejes la terapia; determinadas cosas cuestan un tiempo. En todo caso puedes hablar con él y decirle todo esto abiertamente, que supongo le has dicho. Sí dpeende de ti, pero puede ser buena idea pedir un refuerzo. Por ejemplo agú tipo de terapia física (yoga, pilates, ejercicio aerobico…) Pero sobre todo hacer las tareas ejercicios o lecturas diariamente, las que formen parte de la terapia. El cambio lo podrás hacer andando.

      Responder
      • Ana
        Ana Dice:

        Gracias a ti Antoni.
        Realmente me preocupa mucho pensar que voy muy despacio en mi avance. Que mi psicólogo no me va a poder ayudar porque es que no hay por donde cogerme.
        Además leo en otros blogs que la gente en un año supera sus problemas, incluso una depresión, y me vengo abajo. Sé que no debo compararme pero si no miro a mi alrededor me quedo con la sensación de que, por comodidad y falta de valentía, me voy a quedar estancada.

        Saludos.

        Responder
          • Ana
            Ana Dice:

            Muchas gracias Antoni. Pues no sé qué decirte. En principio estaría bien hablar directamente con mi psicólogo, igual que he hablado contigo, aunque me cueste mucho hacerlo.

            Saludos.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Comentar enriquece el debate :)