,

Personalidad atractiva y carismática (IV) Tus puntos fuertes.

www.antonimartinezpsicologo.com

Desde hace más de una década la Psicología Positiva viene enfatizando una forma de estudiar la naturaleza humana basada en las fortalezas, más que en las patologías y disfuncionalidades. Este enfoque centrado en las fortalezas constituye una revolución en la forma de abordar la personalidad y la conducta humana, y marca distancia con el enfoque de la psicología tradicional, orientada más en los problemas humanos y en cómo resolverlos, en manejar las debilidades, en curar lo que está disfuncional, olvidando el lado positivo del ser humano, dejando una visión sombría y pesimista de la naturaleza y comportamiento. El conocer nuestros puntos fuertes y potenciarlos nos permitirá que aquellos aspectos más excelentes de nosotros fortalezcan nuestro atractivo y carisma.

Al respecto los psicólogos Martín Seligman y Chris Peterson se preguntaron: “¿Por qué si existe una clasificación de los trastornos mentales, no lo hay de las fortalezas humanas?”. A tal efecto propusieron un esquema de clasificación de las virtudes y fortalezas para facilitar la creación de estrategias de evaluación. Para Seligman y Peterson el concepto de “virtud o fortaleza” está referido a aquellas capacidades que pueden adquirirse a través de la voluntad, los cuales representan rasgos positivos de la personalidad.

Los autores diseñaron un instrumento de medida de las fortalezas humanas, basándose en una clasificación de los recursos positivos del individuo. El Inventario de fortalezas (VIA) es un cuestionario de 240 ítems con 5 posibles respuestas cada uno, que mide el grado en que un individuo posee cada una de las 24 fortalezas y virtudes que han sido desarrolladas por el Values in Action Institute bajo la dirección de los propios Seligman y Peterson.

Las 24 fortalezas que mide el VIA se agrupan en 6 categorías:

Sabiduría y conocimiento: 1.Curiosidad, interés por el mundo; 2.Amor por el conocimiento y el aprendizaje; 3.Juicio, pensamiento crítico, mentalidad abierta; 4.Ingenio, originalidad, creatividad, inteligencia práctica; y 5.PerspectivaCoraje: 6.Valentía; 7.Perseverancia y diligencia; 8.Integridad, honestidad, autenticidad; y 9.Vitalidad y pasión por las cosas.

Humanidad: 10.Amor, apego, capacidad de amar y ser amado; 11.Simpatía, amabilidad, generosidad; y 12.Inteligencia emocional, personal y social.

Justicia: 13.Ciudadanía, civismo, lealtad, trabajo en equipo; 14.Sentido de la justicia, equidad; 15. Liderazgo; 16.Capacidad de perdonar, misericordia;

Moderación. 17. Modestia, humildad; 18.Prudencia, discreción, cautela; y 19.Auto-control, auto-regulación.

Trascendencia: 20.Apreciación de la belleza y la excelencia, capacidad de asombro; 21.Gratitud; 22.Esperanza, optimismo, proyección hacia el futuro; 23.Sentido del humor; y 24.Espiritualidad, fe, sentido religioso.

Te propongo que rellenes el cuestionario (vienen las claves de corrección): Cuestionario nuestros puntos fuertes La semana que viene veremos como sacarle el máximo partido a los resultados y potenciar nuestro atractivo y personalidad.

 

Si te interesa continuar trabajando con tus fortalezas juntos en consulta, hazme llegar tu interés a Contacto.

 

Antoni Martínez. Psicólogo en Valencia y online. 

 

Antoni Martínez Psicología en Positivo Valencia

6 comentarios
  1. Mar
    Mar Dice:

    Sin lugar a dudas es muy gratificante conocer nuestros puntos fuertes, conociéndolos podemos dirigir nuestra energía a actividades que se nos den bien, dedicarnos a aquello que nos apasione, entonces estaremos ofreciendo al mundo lo mejor de nosotros.
    Muchas gracias por compartir este test.

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      De nada Mar. Es el punto base para desarrollar una personalidad atractiva y con carisma, saber cuáles son los puntos fuertes de cada cual y explotarlos. No podemos ser buenos en todo, por ello es menor concentrarse en lo que ya tenemos potente y sacarle todo el jugo.

      Responder
  2. Mar
    Mar Dice:

    Estoy de acuerdo en que es necesario sacar el máximo partido a nuestras fortalezas, sin embargo pienso que por medio de la dedicación y el esfuerzo se pueden desarrollar las capacidades que se deseen.

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      Claro, el punto clave es el de sacar todo el jugo que podamos a las fortalezas y virtudes que ya tengamos, también el desarrollar habilidades que nos sean necesarias y en las que no estemos fluidos u “oxidados”. Lo bueno de esto es que podemos hacerlo de muchas maneras, por nuestra cuenta, con libros insoiradores, en cursos de desarrollo personal, en la consulta del psicólogo, con ejemplos de personas a quienes conozcamos inspiradores…

      Responder
  3. Issis Rico
    Issis Rico Dice:

    Vaya, no conocía este cuestionario pero me alegra saber de su existencia, me alegra saber de otras fijaciones de la psicología, no únicamente en las debilidades de las personas que al final a mi parecer, por mi experiencia una catalogación de etiquetas solo sirve para agilizar el trabajo entre profesionales, o directamente para que la administración te haga caso pero en mi opinión, por mi experiencia las etiquetas pueden hacer mucho daño. Al fin y al cabo se trata de un equilibrio, no somos perfectos y es imposible que lo seamos, aceptar nuestras debilidades y creer en nuestras potencialidades que todos tenemos. “Solo” hay que hacer un duro trabajo de buscar esas herramientas y trabajar en ellas. Al fin y al cabo la diferencia es riqueza, solo hay que ver los asperger, es otro modo de vivir, otros intereses, pero también bellos y de admirar, a pesar de que puedan tener dificultades en sus relaciones sociales y que entiendo que para la familia pueda ser muy duro, pero nada más allá por la percepción social de que es lo normativo. No estoy de acuerdo en que se catalogue como una enfermedad ni todas las etiquetas en general, todo es una cuestión de grado.

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      Pues si Issis, muy de acuerdo. El tema de las etiquetas ha sido importante, como diagnosticos que a los psicologos nos permiten trabajar. Pero a su vez pueden ser limitantes y ya sabemos de las consecuencias de ese etiquetado. Por otro lado, aunque alguien pongamos por caso tenga una depresion – digamos un trastorno depresivo mayor – al mismo tiempo siempre sigue teniendo una serie de fortalezas, quizas algunas disminuidas o apocadas, pero ahi siguen. Y ahi entra la Psicologia Positiva. ¡Un saludo y gracias por escribir!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *