, ,

Ser feliz: 6 claves analizadas

Cada determinado tiempo aparecen recetas o fórmulas de la felicidad. El ser feliz y cómo conseguirlo es un tema que recurrentemente aparece en los medios de comunicación, y esta es una buena noticia.

Desde luego seguramente sea algo que aporta mucho más que las serpientes de verano (ese tipo de noticias que los medios de comunicación lanzan en periodos donde la actividad general se aletarga). Por ejemplo, en mi querida Valencia todos los veranos aparece en la playa del Cabanyal una barracuda (tiburón pequeño) y así lo reflejan los medios. ¿Será la misma barracuda año tras año? ¿O quizá su hija?

La barracuda positiva

La barracuda positiva

Además de útiles, los artículos sobre la felicidad suelen llamar la atención y de ahí sus llamativos titulares: “Este hombre tiene la fórmula de la felicidad” y similares. Pero, ¿que tal si pasamos estas fórmulas por el tamiz, le ponemos un filtro, hacemos una pequeña prueba para ver si estas propuestas son válidas o no? Esto me parece tan importante que fue el hilo conductor de nuestro curso Aprende Psicología Positiva. En este blog seguiré siendo fiel a su lema, “Psicología Positiva para Gente Inteligente” Vamos a ello.

En este caso he elegido un medio muy conocido y una noticia que apareció hace unos meses; Seis claves para ser feliz, según la Universidad de Harvard

El País es uno de los medios que suele ofrecer este tipo de noticias. Aquí se hacía eco de una asignatura de la universidad de Harvard impartida por el profesor Tal Ben-Shahar. Peguemos un vistazo a uno de sus vídeos y luego comentemos las claves que se proponen en el artículo.


1. Perdone sus fracasos. Es más: ¡celébrelos!

Aquí se expone uno de los principios básicos de la Psicología Positiva. Una falacia generalizada acerca de la misma es que se centra únicamente en la parte luminosa del ser humano. Nada más lejos de la realidad.

La Psicología Positiva ha hecho un esfuerzo considerable por añadir más peso en la balanza en el lado positivo. Las emociones positivas han sido relegadas dentro del estudio científico de la emocionalidad humana, y había que compensar dicho error.

El reinterpretar los fracasos va en esta dirección. ¿Por qué no celebrar cuando las cosas no han ido bien? Podemos pensar que aquello negativo que nos pasa es algo simplemente perjudicial, o una oportunidad para aprender, cambiar mejorar.

2. No dé lo bueno por hecho: agradézcalo.

De nuevo vamos a la raíz de otro de los pilares: el agradecimiento activo. Como vimos en estos dos artículos sobre la gratitud (parte 1 y parte 2) el agradecer las cosas positivas que nos suceden es uno de los pilares del bienestar. Si hay una varita mágica para ser feliz, apostaría por esta.

Bien, tendemos a pensar que aquello que nos pasa de bueno queda fijado en nosotros. No siempre es así, sólo en aquellas situaciones donde el estímulo ha sido realmente intenso, ya que tiempo después el efecto se atenua.

¿Cómo hacemos para que nos siga resultando beneficioso? Agradeciendo, buscando los motivos para ello y registrándolo. Por tal motivo escribir las cosas buenas que nos pasan forma parte de una buena estrategia y es algo que suelo recomendar a mis clientes.

El tiempo lo cura todo

El tiempo lo cura – y lo matiza – todo

3. Haga deporte.

El deporte es como un combo de elementos potenciadores del bienestar. A nivel puramente físico sabemos que mejora el sistema respiratorio, circulatorio, endocrino y que influye en los ciclos sueño – vigilia (ritmos circadianos).

Hagamos un apunte especial a ese compañero de camino de los psicólogos, el sistema nervioso. Un sistema nervioso equilibrado es un sistema en que el organismo que lo aloja hace ejercicio. Sí o sí. El empezar a movernos, a ser más activos, puede ser el primer paso a hacer ejercicio se manera regular, y por tanto multiplicando los beneficios. Nuestro bienestar nos lo agradecerá activamente.


4. Simplifique, en el ocio y el trabajo
.

Vamos a enlazar este apartado con el anterior punto. Una vida activa no quiere decir una vida hiperestimulada. Si juntamos una cantidad de estímulos, actividades y cosas por hacer tanto de trabajo como de ocio va a ser difícil el ayudarnos a ser felices.

Nuestro cerebro tiene una capacidad enorme para procesar la información que recibe. Pero como todo sistema, si tiene que trabajar en exceso, se fatiga, y ahi empiezan los problemas. Una ansiedad – entendida como el proceso en que los estímulos superan nuestra capacidad de afrontamiento – demasiado prolongada puede acabar en una depresión.

Simplificando nos ahorramos todo ello. El ponernos las cosas más sencillas va a hacer que nuestra reserva de energía no se agote.


5. Aprenda a meditar.

Seguimos yendo por buen camino en este análisis, ya que se acierta de nuevo.

La meditación nos aporta beneficios, como cualquier meditador hasta principiante seguro ha experimentado. Aquí me gustaría hacer especial énfasis en que los beneficios van mucho más allá de relajarse. De hecho relajarse no es un efecto directo de la meditación. Tampoco directamente para ser feliz… pero lo facilita mucho.

El toque de oro de la meditación va hacia equilibrar el sistema nervioso. El efecto aquí es a corto, medio y sobre todo a largo plazo. Y además influye en el resto de temas que estamos citando en este post.

Antoni Martinez psicologo

Yo en el cabo de San Vicente (Portugal). Allí era difícil no ser mindful!

6. Practique una nueva habilidad: la resiliencia.

La resiliencia es la capacidad de adaptarse a la circunstancias, e incluye parámetros de fuerza y flexibilidad. Mediante la resiliencia superamos los obstáculos y os sobreponemos.

Me gusta que se hable de practicar, porque esta no es una capacidad innata. Como casi todo en la vida se aprende y se puede mejorar. En este mismo blog hablé de ello, así que si quieres ponerte el mono de trabajo aquí puedes saber más: La resiliencia o la capacidad de sobreponerte.

¿Entonces, hay claves para ser feliz?

Resultado del análisis crítico de las claves: muy bueno. En esta ocasión los contenidos del artículo y de las seis claves me parecen más que acertados y que ofrecen una visión certera de las mismas. Hay claves, que adaptadas a cada cual pueden ayudarnos mucho.

Quisiera también citar aquí otra propuesta, en esta ocasión de tres claves, por parte de la profesora María Jesús Álava (¡cuantos profesionales con talento tenemos la suerte de disponer en España!). Estas serían “perdonarnos el pasado”, la segunda clave sería “asumir nuestro presente” y la tercera “ser nuestros mejores amigos, querernos bien y perdonarnos mejor”. Por supuesto en el libro que se cita de la autora todo viene desarrollado y explicado al detalle. Vale la pena pegarle un ojo.

Tendemos a buscar “fórmulas” para todo, en este caso para ser feliz. En ocasiones se acierta como en los artículos citados, en otras mejor pasar a leer otra cosa. ¿Conoces otros artículos o libros interesantes sobre la felicidad? Te leo en los comentarios 😉

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
10 comentarios
  1. ISABEL
    ISABEL Dice:

    Que bueno Antonio!!! estamos conectados. Justo hace un par de días he publicado una entrada en mi blog sobre la resiliencia. Si puedes leerlo y darme tu opinión, sería un honor. No soy psicóloga aunque me encanta ese campo, sobre todo porque me ha tocado y me toca poner en práctica muchas de las cosas de las que hablo.Así que por experiencia….Un abrazo! Isabel
    http://www.mamamaracas.blogspot.com.es

    Responder
  2. Javier Samudio
    Javier Samudio Dice:

    Hola Antoni, un gusto leerte, muy buen post. La búsqueda de la felicidad es siempre un tema muy tratado, buscamos la felicidad casi casi como respirar, lo hacemos siempre, algunos con aciertos y otros no tanto. La felicidad es un estado emocional, está en nuestro poder interior encontrarlo, muchas veces lo buscamos en lugares, personars o cosas. La felicidad es una decisión, y lo decidimos en el momento y en la circunstancias dadas. Creo debemos aceptar la el momento que vivimos, aceptar las cosas que no podemos cambiar, y disfrutar del poder del ahora, así como lo manifiesta el psicólogo canadiense, Eckart Tole, justamente en su libro ” El Poder del ahora”. Saludos. Javier.

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      Buenas Javier, me ha gustado mucho lo de que la felicidad es una decisión. Quizás a alguna persona eso le sorprenda, o en este momento no lo acabe de entender. Hay cosas que podemos cambiar si no nos gustan, y otras que no por lo que la única vía posible para ser felices es aceptarlas. Gracias por entrar 🙂

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] sea más flexible y tenga más ganas de abandonar su aislamiento: ver a una mujer feliz, le hará feliz y deseoso de volver a su […]

  2. […] más importante es comprender que la felicidad no es algo que se alcanza, es algo que sucede. Quizá esta sea la barrera más difícil de superar. Desde el momento en el […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Comentar enriquece el debate :)