Entradas

El secreto de la felicidad

Encontrar el secreto de la felicidad, a veces puede resultar más sencillo de lo que a priori parece. Y si.. ¿empiezas a buscar sentido a lo que haces?

Muchas personas pasan su vida amargadas, sin encontrar la felicidad, pensando siempre en buscar un trabajo mejor, una casa mejor, una vida mejor…cosas que quizás nunca llegan, pero no solo eso cuando llegan, en seguida buscan mejorarlas o cambiarlas porque eso no les ha dado la felicidad.

Una gran fuente de infelicidad, suele ser el empleo ya que desgraciadamente el mercado no puede absorber a todas las personas en los puestos que desearían o para los que se han preparado, absorbiendo a estas personas en otros puestos que no son los soñados por ellas. Esto es una gran fuente de infelicidad, que arrastra a las personas hacia la negatividad, y a los problemas que esta conlleva.

Si estas en esa situación, y buscas felicidad, ¿Cómo lograrla?

Muy fácil, simplemente busca sentido a aquello que haces de la siguiente forma.

  • Celebra cada éxito: En todos los puestos se obtienen resultados, felicitaciones y similares, celébralos ya que son buenos resultados, y una prueba de que aunque no estés en tu trabajo soñado estás haciendo un buen trabajo, ese es un buen motivo para encontrar felicidad.
  • No olvides las cosas pequeñas: Aunque no lo creamos, las pequeñas cosas son las que mayor impacto acaban teniendo en nuestra vida, por ello debemos buscar la motivación en el ellas, y no en los grandes logros, es probable que no hayas llegado a aquella gran meta que te propusiste y creas estar estancado en tu trabajo, pero si te fijas en las pequeñas cosas que te permite tu trabajo actual y que si no lo tuvieras, no podrías hacer estarás mas cerca de la felicidad, que de la infelicidad.
  • Encuentra el sentido:  Si lo que haces tiene sentido para ti es mucho más fácil encontrar la felicidad, es probable que creas que solo vas cumples y te vas, y no veas el sentido a lo que haces, pero si piensas con una visión más amplia es probable que tu trabajo sirva de apoyo a otros, sea una pieza del engranaje que si falta probablemente este no funcionase de la forma adecuada, o que seas parte de la base de una gran pirámide empresarial, donde si falla la base esta se desmoronaría, pero no solo encontrar el sentido profesional también el sentido personal, quizás estés cansado de madrugar o de pasar horas y horas sentado en la oficina, pero si le encuentras sentido a esas tareas sin duda encontraras la felicidad, el sentido puede ser desde conseguir dinero para poder vivir, ahorrar para un viaje, o ganar experiencia, simplemente debes buscar ese sentido y creer en el para alcanzar felicidad.
  • Mantén la mente abierta: Piensa en aquello que hace felices a las demás personas, y la parte que tu pones con tu trabajo para que esto sea posible, pues aunque no lo creas formas parte de la construcción de esa montaña aportando tu granito.
  • Créate una identidad solida: Es importante que creas en tu misión y tu visión como parte de esa cadena para lograr la felicidad, por ello si te comprometes con una identidad que exprese eso, fomentas el dialogo, buscas el bien común y actúas con determinación, reinventándote siempre que algo falle estarás muy cerca de la felicidad.

felicidad

Y es que muchas veces las barreras que nos impiden alcanzar la felicidad nos las imponemos nosotros olvidando aquello que realmente nos hace felices, y centrándonos en alcanzar objetivos imposibles, u objetivos que si llegan no nos darán la felicidad por que no es aquello que necesitamos, y en cuanto los tengamos en seguida estaremos a la búsqueda de otro para lograr alcanzar esa felicidad, alegando que aquello no era realmente lo que buscábamos, y así infinitamente.

Por ello si buscas la felicidad, el secreto es realmente buscar sentido a aquello que haces actualmente, fijarte en las pequeñas cosas del día a día que son posibles gracias a eso, que en definitiva, esas pequeñas cosas son las que acaban haciendo grandes cosas, también teniendo una mente positiva, abierta a los cambios y a reinventarse, y creando una identidad sólida que respete estos valores positivos, y que nadie pueda tumbar. De esta manera alcanzaras la felicidad, buscando sentido a lo que haces.

Este artículo ha sido realizado por Ricardo Villarpeña mentor y escritor, con máster en dirección de RR.HH por la universidad Isabel I de Castilla, y estudios en psicología en la UNED/UOC. Ojea sus libros y… conócelo!

También pueden interesarte:




Ser feliz y estar feliz

¿Ser feliz o estar feliz?

La Psicología Positiva ha considerado esto desde sus inicios. Nuestra querida ciencia del bienestar ha desarrollado teorías, modelos, herramientas y terapias con ese objetivo: proporcionarnos formas eficaces para alcanzar el lado más luminoso del ser humano.

En nuestro blog, podcast y listas de correo encuentras semanalmente todo lo necesario para poder profundizar en la Psicología Positiva. En este podcast quisimos marcar la diferencia entre “ser” y “estar”.

Ser feliz es la predisposición básica para trabajar por nuestra felicidad. Es decir, el trabajar aquellos rasgos, actitudes y acciones que nos acercan de forma sostenida a la felicidad.

Estar feliz es un estado. Es decir, nos pueden pasar determinadas cosas o acontecimientos que nos hacen sentirnos felices en un momento determinado.

Vamos a escuchar el podcast y seguiremos profundizando en ello.

En parte, aquí nos estamos refiriendo a lo hedónico o lo eudaimónico.

El hedonismo es esa corriente basada en la filosofía que hace referencia a la teoría filosófica y psicológica que establece como fundamento de la vida el placer. Así, define al hedonismo la consideración del placer sensorial como el fin u objetivo de vida por parte de una persona. El placer sería pues la norma de vida de los individuos que practican el hedonismo.

Desde la Psicología Positiva el hedonismo se retoma desde diferentes perspectivas. Por ejemplo equivaldría a la P del modelo PERMA (emociones positivas) y formaría parte del constructo felicidad.

En el bienestar eudaimónico,  lo más relevante es el desarrollo armónico del potencial humano. De alguna forma serían los altos placeres o el desarrollo de proyectos personales donde utilizamos nuestras fortalezas personales.

¿Qué es más importante, ser feliz o esar feliz?¿Lo hedónico o lo eudaimónico? Seguramente en el equilibrio está la virtud.

En todo caso el debate está abierto y me encantará leerte por aquí en los comentarios o en contacta@antonimartinezpsicologo.com 😉

Ser feliz: 6 claves analizadas

Este contenido es sólo para miembros del Club Positivo.
Acceder Registrarse