Entradas

Como superar las creencias limitantes

Las creencias son ideas que tenemos acerca del mundo, del futuro y sobre nosotros mismos. Estas creencias pueden ser potenciadoras, si sirven para que consigamos lo que queremos o limitantes, si lo que consiguen es frenarnos.

Las creencias limitantes son pensamientos del tipo “no valgo para nada”, “todo me sale mal”, “no sirvo para esto”, “no puedo conseguirlo”, “nunca seré lo que quiero ser”. Esos pensamientos limitan nuestra acción, son automáticos, surgen de manera inconsciente y a menudo resultan incontrolables.

Muchas de nuestras creencias nos acompañan desde la infancia: la educación en casa, en el colegio, nuestros amigos, vecinos, familia, la cultura donde nos desarrollamos, la ciudad donde vivimos… el contexto en el que crecemos moldea estas creencias y quedan en nosotros. El resto de creencias han ido desarrollándose conforme hemos ido experimentando y viviendo.

superar creencias limitantes

¡El trabajo con las creencias limitantes es esencial en el proceso de desarrollo personal!. Hay una frase que me encanta que dice “cuando alguien cree que puede hacer algo, lo hace“.

 

COMO IDENTIFICAR Y SUPERAR CREENCIAS LIMITANTES

 

Pasar de tener creencias limitantes a tener creencias potenciadoras es posible. Es necesario pues:

1) Detectar cuáles son esas creencias. En ocasiones esto puede ser fácil y que seamos conscientes de las mismas. Sin embargo, dado que son automáticas, puede ser más complicado y que necesitemos ayuda.

2) Cuando nos aparecen. Esto es importante ya que suelen darse en determinados momentos bajo determinadas condiciones.

3) Qué nos impiden conseguir. Básico, vital porque el saber qué es lo que nos estamos perdiendo puede ser el motor del cambio.

4) Sustituirlas por otras que nos ayuden. Para ello hay procedimientos como el ABC de Ellis, u otras técnicas de terapia cognitiva muy útiles.

Resumiendo, localizar y reemplazar las creencias que nos limitan nos da una mayor libertad y bienestar, objetivo más que deseable, ¿no te parece? Algunas de las verdades más poderosas que nos podemos encontrar son de alguna manera las más sencillas.

Supera tus creencias limitantes aumentando tu autoeficacia.

El concepto de autoeficacia es dentro de Psicología una de las mismas. Este concepto ha sido muy estudiado desde la Psicología Positiva, y engancha con conceptos de los que he hablado mucho en este blog, como la resiliencia o como las fortalezas personales. Vamos a ver cómo utilizarla para reforzar lo que vimos más arriba.

Lo cierto es que creyendo que puedes lograr lo que deseas es uno de los factores más importantes – quizás el que más – en el secreto para conseguir el éxito. Y ello no en un sentido mágico, si no de crear posibilidades mentales, de comenzar a andar a paso firme el camino para lograrlo.

Para acabar sintiéndonos eficaces en nuestro trabajo, relaciones sociales o de pareja deberemos probarnos y juzgar adecuadamente que tenemos pericia en esos ámbitos.

Autoeficacia viene de una conocida teoría en psicología, ya clásica. El precepto básico en la teoría de la autoeficacia es “las creencias de las personas en sus propias capacidades para producir los efectos deseados de sus propias acciones”.

El psicólogo Albert Bandura fue el primer impulsor de este concepto. Así, esta va sobre los determinantes de los comportamientos que las personas hacemos y sobre los que decidimos tender,  cómo perseveramos en ellos y cuanto nos esforzamos para afrontar los retos y los obstáculos.

autoeficacia

La teoría de la autoeficacia igualmente sostiene que estas creencias de eficacia sobre uno mismo juegan un papel principal en el ajuste psicológico, los problemas psicológicos y la salud física, así como en los cambios de conductas tanto propios como guiados por un profesional.

En este camino del que hablaba la experiencia me ha demostrado que hay una palabra clave para llegar a sentirnos eficaces. Evidentemente necesitaremos diferentes habilidades, pero la principal va a ser la perseverancia. Esa persistencia para conseguir lo que queremos e ir un paso más allá, para enfrentarnos a los sucesivos retos y acabar ganando etapas intermedias, a modo de carrera ciclista.

Siendo perseverantes acabaremos siendo resilientes, y ello nos permitirá vernos como autoeficaces. ¿Cómo comenzamos a desarrollar la autoeficacia e incluimos la perseverancia en este proceso? Vamos a verlo.

Tres pautas para desarrollar tu autoeficacia.

Con estos tres pasos vas a poder seguir aumentando tu autoficacia, y por tanto rompiendo con tu propia experiencia del día a día tus creencias limitantes:

– Se realista de tus capacidades actuales.

Se trata de vernos de manera precisa y honesta. Quizás ya seamos eficaces en diferentes ámbitos y lo que necesitemos sea desarrollar nuevas habilidades en otros campos. Sé positivo en tu valoración, pero no olvides el ver en que punto estás.

– Metas progresivas.

Sin prisa pero sin pausa. Los grandes cambios y huidas hacia delante no te harán llegar lejos. Sí el introducir cambios progresivos y constantes.

– Pide retroalimentación a los demás y datela a ti mismo.

Los otros van a ser una muy buena fuente de información. También tu propia persona, ello a ver si has podido progresar o no en tu búsqueda de la autoeficacia.

El camino te irá dando pistas de por donde tirar. Recuerda aquí que una perseverancia bien entendida no es darse cabezazos una y otra vez contra una pared infranqueable, si no persistir con inteligencia. Quizás deberías probar cosas nuevas o adaptar las que ya haces bien. Este vídeo me parece muy ilustrativo ya que nos habla de la resiliencia, ¡espero tus comentarios más abajo!:

Antoni

pd.- en el taller online Aprende Pscología Positiva podrás encontrar también cómo desarrollar la resiliencia tanto en ti como en tus clientes, pacientes o alumnos, en el caso que seas un profesional del desarrollo personal.

Esquema ABC de Albert Ellis – video. Supera tus creencias irracionales

¡Nuevo video en nuestro canal de Youtube! Sobre la terapia cognitiva (más concretamente la introducción a la terapia racional emotiva, el ABC de Albert Ellis) que nos ayuda a encontrar aquellos pensamientos que nos pueden estar causando dificultades y emociones negativas:

Antoni

 

Talleres de Psicología práctica

Todos los interesados en el desarrollo personal tendremos diferentes oportunidades de talleres de psicología en Valencia o en otras ciudades para avanzar en nuestro camino de crecimiento.

Así, tenemos  actividades diferentes específicamente diseñadas para potenciar tu bienestar, entre otras:

 

– Taller “Psicología Positiva: viendo el vaso medio lleno”

Desde la Psicología Positiva se propone que todos tenemos una serie de fortalezas personales que podemos descubrir y potenciar.

En el curso trabajaremos individualmente y en grupo el optimismo, el sentido del humor, la creatividad, la resiliencia, etc.  Por medio de la sesión presencial y de los diferentes ejercicios prácticos, ejercitaremos las habilidades necesarias para poder implementar nuevos hábitos positivos en nuestra vida.

– Taller “Habilidades sociales: potenciando tu yo más sociable y asertivo”

Todos tenemos una serie de habilidades sociales que podemos y potenciar y maximizar, imprescindibles para vivir en sociedad de manera adaptativa y positiva.

A menudo estas permanecen obstaculizadas por miedos, barreras, malas experiencias pasadas, baja autoestima etc. que no nos permiten sacar nuestra “esencia personal”. Por tanto, eso nos lleva a no relacionarnos eficazmente con los demás. En el curso trabajaremos individualmente y en grupo.

Desde una orientación preferentemente práctica, los asistentes podrán practicar sus habilidades sociales, especialmente la asertividad.

Por medio de la sesión práctica y de los diferentes ejercicios, ejercitaremos las habilidades necesarias para poder implementar nuevos hábitos comunicativos en nuestra vida.

– Cineforum “Happy. La revolución positiva”

¿Es el dinero lo que te hace feliz? ¿Los hijos y la familia? ¿Tu trabajo? ¿Vives en un mundo que valora y promueve la felicidad y el bienestar? ¿Estamos en medio de una revolución por la felicidad?

Roko Belic, director del premiado documental “Genghis Blues” ahora nos ofrece Happy, una película que se propone contestar a estas preguntas y muchas más.

Llevándonos desde los páramos de Louisiana hasta los desiertos de Namibia, desde las playas de Brasil hasta las aldeas de Okinawa, Happy explora los secretos de nuestra más preciada emoción: la felicidad. Un documental que no te dejará indiferente y te proporcionará las claves del bienestar.

¿Quieres que desarrollemos un taller o una charla?

Todas las actividades se realizarán por el equipo de Psicología en Positivo. Para proponernos realizar alguna actividad formativa a modo de charlas o talleres de psicología en Valencia u online (por ejemplo webinars) puedes preguntarme en el 669787915, o aquí abajo en comentarios. ¡Te esperamos!

Antoni

Fortalezas personales (I) Las 24 fortalezas.

Desde hace más de una década la Psicología Positiva viene enfatizando una forma de estudiar la naturaleza humana basada en nuestros puntos fuertes, más que en las patologías y disfuncionalidades.

Este enfoque centrado en las fortalezas ha constituido una revolución en la forma de abordar la personalidad y la conducta humana, y marca distancia con el enfoque de la psicología tradicional, orientada más en los problemas humanos y en cómo resolverlos, en manejar las debilidades.

En lo profesional, a mi realmente me modificó a mejora mi manera de trabajar con las persoas, además multiplicando mi eficacia terapéutica. En no sólo curar lo que es disfuncional; con énfasis en lo patológico, si no también reforzando el lado positivo del ser humano, más allá de una visión sombría y pesimista de la naturaleza y comportamiento humano.

A veces solo hay que saber mirar en nuestro interior

Al respecto los psicólogos Martín Seligman y Chris Peterson se preguntaron: “¿Por qué si existe una clasificación de los trastornos mentales, no lo hay de las fortalezas humanas?”. A tal efecto propusieron un esquema de clasificación de las virtudes y fortalezas para facilitar la creación de estrategias de evaluación.

En este artículo veremos a fondo cuáles con las fortalezas, sus familias, como medirlas y recursos para saber más.

¿Qué son las fortalezas personales?

Para Seligman y Peterson el concepto de “virtud o fortaleza” está referido a aquellas capacidades que pueden adquirirse a través de la voluntad, los cuales representan rasgos positivos de la personalidad. Pensemos en la enorme trascendencia de este concepto para la educación para la salud y la prevención, dado que nos invita a trabajar en todos los factores protección y no sólo en los de riesgo.

Vale la pena resaltar también el esfuerzo realizado por estos autores, quienes diseñaron un instrumento de medida de las fortalezas humanas, basándose en una clasificación de los recursos positivos del individuo. Es fundamental dominarlo bien si queremos aplicar la psicología positiva y esto lo enseñamos en Aprende Psicología Positiva.

Para ello diseñaron el Inventario de fortalezas (VIA). Este es un cuestionario de 240 ítems con 5 posibles respuestas cada uno, que mide el grado en que un individuo posee cada una de las 24 fortalezas y virtudes que han sido desarrolladas por el Values in Action Institute bajo la dirección de los propios Seligman y Peterson. Podeis hacer el test online aqui en la web de Authentic Happiness.

Familias de fortalezas personales y sus definiciones.

Las 24 fortalezas que mide el VIA se agrupan en 6 categorías:

I Sabiduría y conocimiento:

1.Curiosidad, interés por el mundo.

La curiosidad hace interesarse por diferentes experiencias de forma continuada. Implica el reconocimiento activo y la búsqueda de oportunidades a modo de reto y la búsqueda de nuevos conocimientos. Para saber más: definición de Curiosidad y Abrete a la curiosidad y a nuevas experiencias.

2.Amor por el conocimiento y el aprendizaje.

El amor al aprendizaje implica estudiar con entusiasmo nuevas habilidades, temas y campos de conocimiento. Las personas con esta fortaleza disfrutan el compromiso cognitivo de adquirir nuevas habilidades o satisfacer su curiosidad, incluso cuando los beneficios materiales del aprendizaje pueden no estar disponibles de inmediato. Para saber más: Amor por el aprendizaje, eficaz y entretenido y Learn: fortalezas en acción.

3.Juicio, pensamiento crítico.

La mentalidad abierta es pensar examinando algo de todas las formas posibles. Implica la voluntad de considerar evidencias contra las propias creencias, planes y metas, y revisarlos si es necesario.

4.Ingenio, originalidad.

El ingenio es el proceso de usar la originalidad de uno para diseñar maneras de contribuir positivamente a la propia vida o las vidas de otros. Tal originalidad puede variar desde el ingenio cotidiano hasta el trabajo innovador que alcanza reconocimientos.

5.Perspectiva.

La perspectiva, que a menudo se llama sabiduría, es distinta de la inteligencia y implica un nivel superior de conocimiento y juicio. Esta fortaleza implica ser capaz de proporcionar sabiduría consejo a otros.

II Coraje:

6.Valentía.

La valentía es la capacidad de actuar para ayudar a los demás a pesar de riesgos importantes o de peligros. Esta fortaleza permite a las personas evitar la intimidación de las amenazas, los desafíos o el dolor asociado con el intento de hacer buenas obras. Los actos valientes se llevan a cabo voluntariamente con pleno conocimiento del adversidad potencial involucrada. Para saber más: Sobre la valentía y cómo atreverte.

7.Perseverancia y diligencia.

La persistencia es la fuerza mental necesaria para continuar esforzándonos por nuestros objetivos frente a los obstáculos y retrocesos. Este tipo de perseverancia requiere dedicación, enfoque y paciencia. Para saber más: Pasión por aprender y la perseverancia y Persevera.

8.Integridad, honestidad.

La fuerza de la integridad se manifiesta diciendo la verdad y presentándose uno mismo de una manera genuina. Una persona de integridad es abierta y honesta acerca de su propio pensamientos, sentimientos y responsabilidades, teniendo cuidado de no engañar a través de acciones u omisiones.

9.Vitalidad y pasión por las cosas.

La pasión por la vida es una orientación de vida marcada por una tendencia hacia disponer de energía, vivacidad, emoción y energía. Una persona vital vive la vida como una aventura a la que acercarse con entusiasmo.

III Humanidad:

10.Capacidad de amar y ser amado.

Esta fortaleza permite a las personas poner su confianza en los demás y convertirlos en una prioridad para tomar decisiones. Experimentan una sensación de profundo satisfacción a través de su devoción por los demás.

 11.Bondad.

La bondad consiste en hacer favores y buenas obras para otros sin la expectativa de un beneficio personal. Esta fuerza requiere respeto por los demás pero también incluye afecto emocional. La gente amable encuentra alegría en el acto de dar y ayudar a otras personas, independientemente de su grado de parentesco o similitud.

 12.Inteligencia personal y social.

Las personas socialmente inteligentes son conscientes de las emociones e intenciones de ellos mismos y de los demás. No importa cuál sea la situación social, intentan hacer que todos los involucrados se sientan cómodos y valorados.

 IV Justicia:

13.Ciudadanía, civismo.

La ciudadanía implica trabajar como miembro de un grupo para el bien común. Las personas con esta fortaleza son leales a las organizaciones de las cuales son miembros, listos para hacer sacrificios personales por sus vecinos. Para saber más: Lealtad, 10 puntos clave.

14.Sentido de la justicia, equidad.

La justicia implica tratar a todos de acuerdo con los ideales universales de igualdad y justicia. Las personas justas no dejan que sus sentimientos personales desvíen sus decisiones morales o éticas sobre otros, sino que dependen de un amplio conjunto de valores morales.

15. Liderazgo.

El liderazgo es el proceso de motivar, dirigir y coordinar a los miembros de un grupo para lograr un objetivo común. Los líderes asumen un papel dominante en la interacción social, pero un liderazgo efectivo requiere escuchar las opiniones y sentimientos de los otros miembros del grupo tanto como implica activos dirección. Para saber más: Liderazgo positivo.

16.Capacidad de perdonar, misericordia.

Esta fortaleza implica perdonar a los que nos han ofendido u ofendido. El perdón implica aceptar las deficiencias de los demás, darle a las personas una segunda oportunidad, y poner a un lado la tentación de guardar rencor o comportarse vengativamente.

 V Moderación:

17. Modestia, humildad.

La humildad y la modestia implican dejar que las fortalezas y logros de uno hablen por ellos mismos. Las personas con esta fuerza no necesitan tener baja autoestima, sino simplemente evitar buscando el centro de atención y considerándose a sí mismos como mejores que otros.

18.Prudencia, cautela.

La prudencia es una orientación práctica hacia objetivos futuros. Implica tener cuidado acerca de las opciones, no asumir riesgos indebidos y tener en cuenta los objetivos a largo plazo al tomar decisiones a corto plazo.

19.Auto-control, auto-regulación.

La autorregulación es el proceso de ejercer control sobre uno mismo con el fin de alcanzar metas o cumplir con los estándares. Las personas autorreguladas pueden controlar las respuestas instintivas como la agresión y la impulsividad, respondiendo en cambio según los estándares preconcebidos de comportamiento.

VI Trascendencia:

20.Apreciación de la belleza y la excelencia.

Las personas con un aprecio por la belleza sienten un sobrecogimiento en lo que ven y observan a su alrededor. Se complacen en observar belleza física, las habilidades y talentos de otras personas, y la belleza inherente a la virtud y la moralidad.

21.Gratitud.

La gratitud es la conciencia y el agradecimiento por las cosas buenas de la vida.Las personas toman tiempo para expresar agradecimiento y contemplar todo lo que se les ha dado en la vida.

 22.Esperanza, proyección hacia el futuro.

La esperanza es la expectativa de que las cosas buenas sucederá en el futuro Las personas con esperanzas confían en que sus esfuerzos para alcanzar los objetivos futuros llevarán a su fruición Esta fortaleza hace que la gente espere lo mejor de sí misma y de los demás. Para saber más: Hoy es un nuevo día.

23.Sentido del humor.

El humor implica disfrutar de la risa, burlas amistosas y llevar felicidad a los demás. Las personas con esta fortaleza ven el lado luminoso de la vida en muchas situaciones, encontrando cosas para alegrarse en lugar de dejar que la adversidad los deprima. Para saber más: definición de Sentido del humor

24.Espiritualidad, fe.

La espiritualidad es una parte universal de la experiencia humana involucrando el conocimiento del lugar de uno dentro del esquema de cosas más grande. Puede incluir pero no se limita a creencia y práctica religiosa.

 

Como medir las fortalezas personales: el cuestionario VIA.

Existe una versión corta, pero yo te recomiendo la ersión online. Esta se puede hacer desde la web de abajo ocn la ventaja de que se uardan online los resultados.

Cumplimentar el cuestionario VIA es sencillo si sigues esta serie de pasos:

– Entra en la web de la Universidad de Pennsilvania dedicada a la Psicología Positiva, Authentic Happiness.
– Selecciona arriba a la derecha el Español  como idioma.
– En los menús de arriba selecciona “Cuestionarios” – “Cuestionario VIA de fortalezas personales”
– Regístrate en la web con tu nombre y email. Esto es importante que lo anotes, ya que posteriormente te permitirá entrar de nuevo a hacer más tests y a ver tus resultados.
– Completa las preguntas del cuestionario.

Tras ello tendrás los resultados del mismo, ordenados de la fortaleza más presente en ti a la que menos. ¡Ya tienes el primer paso! Si quieres saber más tras este, este es tu artículo: Conocer las fortalezas.

Cómo trabajar con las fortalezas personales.

Para dar el paso siguiente te voy a dar dos grandes recursos, donde lo trabajamos al detalle. Así, puedes utilizar este artículo como base y luego pasar a los otros, donde trabajé el cómo utilizarlas más a fondo y por ello te remito a ellos.

Cómo trabajar con las fortalezas personales en la consulta.

En la web de Psiky publiqué un extenso artículo al respecto. Para todos los usos más clínicos y terapéuticos.

Taller online sobre Psicología Positiva.

En nuestra formación online Aprende Psicología Positiva vas a poder encontrar fichas completas sobre cómo trabajar con las fortalezas personales individualmente y en grupo, con hoja de ruta para ello así como una versión escrita abreviada del cuestionario VIA.

En conclusión, las fortalezas personales nos dan una cantidad enorme de recursos a la hora de poder trabajar con nuestros pacientes o clientes. Vale la pena conocerlas para así multiplicar nuestros recursos terapéuticos 😉

Antoni

pd.- si quieres ir mucho más rápido y preguntar sin compromiso cómo podemos trabajar juntos el que domines la Psicología Positiva Aplicada, puedes contactarme personalmente en el +34669787915 o en contacta@antonimartinezpsicologo.com

Pensamientos desde la consulta (II). La alianza terapeutica psicólogo – consultante

Recuerdo que ya en la carrera me sorprendía la cantidad de nombres que recibía la interacción o relación entre el psicólogo y la persona que acude a la consulta de psicología.

Para definir esta relación según las corrientes podemos encontrar: la relación terapéutica, rapport, transferencia, alianza terapéutica y muchos más.

¿Qué es la alianza terapéutica?

Personalmente, tal y como enfoco yo el proceso, me quedo con el término de alianza terapéutica; esto significa que tu y yo tenemos un pacto para que tú avances en tu proceso terapéutico.

Antoni Martinez. Psicologia en Positivo.

Además, el término alianza implica precisamente que ambos unimos fuerzas y recursos en algo que es importante para la persona que acude al psicólogo.

La alianza terapéutica, o el vínculo que se crea entre psicólogo y paciente, es de los mejores predictores para el éxito de la terapia.

Esto ha sido comprobado en numerosos estudios, quedando como más importante que otras variables como la terapia utilizada, variables del terapeuta, variables del cliente etc.

¿Paciente, clientes o consultantes?

No menos nombres recibe la figura de la persona que acude a consulta, por otro lado. Paciente, cliente, usuario, sujeto terapéutico…

La palabra paciente no me gusta nada, ya que en primer lugar presupone que la persona está enferma. Si bien se pueden dar trastornos temporales o crónicos, e incluso enfermedades médicas que conviene conocer, el tratar a la persona de “enferma” creo que de entrada no le hace ningún bien.

Desde la Psicología Positiva propugnamos que, sin negar ni minimizar la parte negativa, debemos también centrarnos en estimular todo aquello que de positivo tenemos.

En principio prefiero el término cliente, ya que la relación que se genera es la de un profesional que, tras muchos años de formación y también de experiencia personal y vital, trata de dar lo mejor de sus conocimientos a la persona que en un momento dado los reclama. Pero si me tengo que quedar con alguno es con el de consultante, que me parece más global y acertado.

En realidad, los términos no son tan importantes como todo lo que pasa en cuanto la conversación de descubrimiento que es la consulta de psicología comienza.

Por mi parte tengo claro que es este énfasis en trabajar sobre la alianza terapéutica la clave para que todo marche bien. Agrego aquí una frase del libro recopilado por Javier Urra, “Secretos de consulta” que me gustó mucho, para finalizar el artículo:

“En la consulta no hay trucos de magia, ni milagros, ni charlatanes, sólo un saber científico transmitido, mucho estudio, vocación, esperanza y ganas de que quien entra por la puerta –alguien del que no se sabe absolutamente nada inicialmente– acabe saliendo por la misma con el semblante sereno y un adiós agradecido.”

 

Antoni 

 

pd.- ¿quieres saber más sobre el proceso de desarrollo personal al acudir a la consulta? Puedes hacerlo en mi facebook donde encontrarás mensajes diarios motivadores.

 

Fortalezas personales en acción: “Learn” (video)

Hay muchas maneras de utilizar las fortalezas personales de las que habla la Psicología Positiva, tantas como personas y fortalezas.

La Creatividad, el Valor, la Capacidad de asombro, la Trascendencia serían algunas, por solo citar algunos ejemplos, pensemos en la cantidad de posibilidades que nos ofrecen para cada día convertirnos en personas más completas y más resilientes.

Aquí te ofrezco el listado completo de las mismas… No sólo es interesante conocerlas per se, si no que al hilo de este artículo te voy a proponer un breve ejercicio. Piensa aunque sea por unos segundos en cada una de ellas y trata de abarcar todo su significado:

Sabiduría y conocimiento (fortalezas cognitivas) 1. Curiosidad (interés, apertura a nuevas experiencias) 2. Amor por el conocimiento y aprendizaje (deseo de aprender) 3. Pensamiento Crítico (juicio) 4. Ingenio (originalidad) 5. Perspectiva (sabiduría)

Coraje (fortalezas emocionales) 6. Valor (valentía) 7. Perseverancia (persistencia) 8. Honestidad (autenticidad) 9. Pasión por la vida (vitalidad)

Humanidad (fortalezas interpersonales) 10. Capacidad de Amar y ser amado (amor) 11. Generosidad (amor altruista) 12. Inteligencia Emocional (inteligencia personal)
Justicia (fortalezas cívicas) 13. Civismo (lealtad al equipo) 14. Sentido de la justicia (equidad) 15. Liderazgo

Moderación (fortalezas ante los excesos) 16. Capacidad de perdonar (compasión) 17. Humildad (modestia) 18. Prudencia (cautela) 19. Auto-control (autorregulación)

Trascendencia 20. Capacidad de asombro (aprecio de la belleza y la excelencia) 21. Gratitud (agradecimiento) 22. Optimismo (visión de futuro) 23. Sentido del Humor (diversión) 24. Espiritualidad (fe)

Esta semana quiero compartir en el Blog este vídeo realizado en Australia,  “Learn”. donde varios amigos recorren el mundo descubriendo, compartiendo, gozando y creando una serie de tres vídeos tan originales como ejemplares. En ellos podemos reconocer las anteriores fortalezas en acción y muchas más. Que los disfrutéis:

Y tu, ¿qué se te ocurre para fortalecer cada una de ellas un poco más? ¿Podrías elegir pongamos cinco de ellas y pensar maneras para desarrollarlas? ¿Cuál de ellas preferirías enfatizar en tu día a día?

pd.- para conocer un método de trabajo sobre la psicología positiva aplicada, si eres profesional de la psicología o del coaching, tienes a tu disposicion Aprende Psicología Positiva.

Antoni 

Nuevos trastornos psicológicos: tecnodependientes, tecnófobos, tecnoestresados y tecnoadictos.

Desde hace unos años se empieza a oir hablar con diferentes problemáticas relacionados con las nuevas tecnologías (TICS), más concretamente con el uso que hacemos de ellas.

Las nuevas tecnologías, que tantas ventajas suponen, crean sin embargo trastornos psicológicos específicos, ya sea por abuso, por miedo o por inseguridad. La moderna psicología ya ha puesto nombre a estas tipologías: tecnodependientes, tecnoadictos, tecnófobos y tecnoestresados.

Los móviles (en todas sus versiones de teléfono, Iphone, Blackberry), consolas de videojuego, Ebooks, ordenadores de sobremesa, portátiles, tabletas… con una constante en nuestra vida y como herramientas deben utilizarse bien.

Respecto a estos últimos, dos de cada tres personas confiesa tener problemas con los aparatos digitales y una de cada tres admite haber sufrido estrés laboral con las nuevas tecnologías.

 

nuevos trastornos psicológicos

Surgen por tanto diferentes iniciativas en forma de talleres educativos tanto para padres como para hijos  como el de la asociación Nova Prevenció en Valencia y propuestas de clasificación de dichos trastornos como el abuso o la adicción a las nuevas tecnologías.

Muchas de estas personas se encuentran “con un exceso de datos e información, que les dificulta concentrarse en su trabajo”, además de padecer una extensión de la jornada laboral, al ser localizables en cualquier momento gracias a los dispositivos móviles.

De hecho, el 65% de la población confiesa que tiene problemas de cuando en cuando con sus instrumentos de trabajo tecnológicos, y un 35% reconoce haber sufrido estrés laboral. Cuando una persona se “tecnoestresa” mucho puede llegar a volverse tecnófoba, y pasar a rechazar de plano las nuevas tecnologías, incluso instrumentos tan comunes como los móviles.

Consejos para no convertirse en un tecnófobo

Adopta una actitud positiva, como de juego, ante las nuevas tecnologías.

No intentes aprender todo de una vez. Habla de estas dificultades con amigos ya iniciados.

Denunciar los abusos de algunas aplicaciones cuando sea necesario.

Fomenta las relaciones humanas.

Aprende a “desconectar” de verdad fuera del trabajo.

Tecnoadictos

En el ámbito opuesto a los tecnoestresados y tecnófobos, se encuentran los tecnodependientes y tecnoadictos, generalmente personas nacidas a partir de 1980 que manejan los ordenadores con mucha facilidad y que mantienen gran parte de sus relaciones en las redes sociales.

Así, el tecnodependiente, sería “una persona que se ve obligada a estar continuamente conectada, ya sea por su trabajo o por sus relaciones sociales”, y que lo “pasa mal cuando permanece horas o días sin teléfono móvil o sin conexión a internet”, llegando a “estar irritable y a tener síntomas depresivos”.

Más preocupante sería el caso de los “tecnoadictos” patológicos, generalmente aficionados a los videojuegos online que pueden pasar horas y días enteros dedicados a ellos, creando graves problemas en sus relaciones sociales y familiares, así como en su vida laboral y que “requieren tratamiento psicológico y atención especializada”.

Podemos continuar trabajando este tema en consulta, hazme llegar tu interés a Contacto 😉

 

Antoni