Terapia Cognitivo Conductual y Psicología Positiva: una buena sinergia.

En este artículo me gustaría, colegas de la psicología, el poder entrar en el tema de la relación entre la Psicología Positiva y Psicología Cognitivo-Conductual. Si tengo que elegir una u otra me pondríais en un compromiso; sería como elegir playa o piscina en verano, o entre ser feliz y experimentar felicidad. La terapia cognitivo conductual y la Psicologia positiva establecen una buena singergia y vamos a ver porqué.

Difícil decisión. En todo caso sobre todo para aquellos que vengáis de lo cognitivo – conductual  (TCC en adelante) me gustaría daros una nueva perspectiva desde  la Psicología Positiva (PsiPos en adelante), que a mi me ha traído consecuencias maravillosas a la hora de trabajar.

Especialmente en terapia, en las que ambas establecen una muy buena sinergia. Pasaré por lo que nos ofrece la investigación, por la propia base teórica de ambas y por mi propia experiencia en la consulta a lo largo de los últimos años. Entremos en materia.

Lo que nos dice la investigación.

Quiero haceros llegar una serie de estudios muy interesantes. Como nos decía un profe en primero de carrera, “la mejor práctica es una buena teoría”:

Intervenciones positivas: útiles por ellas mismas o para suplementar otras en terapia y en prevención (Duckworth, Steen y Seligman, 2005).

En esta investigacion precisamente se analiza la utilidad de las intervenciones positivas (todas aquellas basadas en los postulados y conenidos de la PsiPos). Así, esas mostraban eficacia tanto individualmente como aplicadas como coadyuvantes en diferentes formas de terapia y en prevención – educación para la salud.

Intervenciones activas positivas eficaces en depresión mayor o síntomas depresivos. Como terapia de primera elección o coadyuvante, con posibilidad de modelos neurológicos (Lyubomirsky et al., 2011).

Todas aquellas herramientas de la PsiPos que implican pasar a la práctica (que, por otro lado, son casi todas) muestran eficacia dentro del trastorno depresivo, depresión mayor incluida. Ello tanto como terapia específica como soporte de otro tipo de intervenciones, modelos neurológicos también.

Metaanálisis en población clínica con depresión y población no clínica: activación conductual, efectos significativos en aumentar su bienestar (Mazzuchelli et al., 2009).

Los metaanálisis son de especial importancia al recopilar diferentes tipos de estudios, con planteamientos metodológicos diferentes. Aquí en los datos recogidos de todos esos estudios se mostraba que en lo tocante al bienestar la PsiPos muestra potencia.

Metaanálisis (39 estudios): personas con problemas psicosociales y población no clínica (Bolier et al., 2013).

Otro metaanálisis que visibiliza a eficacia tanto en:

– Autoyuda, terapia grupal e intervenciones en psi pos.

E igualmente en:

-Efectos pequeños pero significativos en bienestar subjetivo, bienestar y síntomas depresivos

Más claro, agua, en ambos tipos de intervenciones.

Propuesta de modelo híbrido de psicoterapia, coaching y trabajo con las fortalezas personales (Rashid, 2009).

El profesor Rashid es uno de los grandes nombres a nivel mundial de la Psicología Positiva y su propuesta referida arriba muestra un modelos que combina diferentes disciplinas, basado en las fortalezas personales, coaching y psicoterapia, mostrando pues que la interacción entre ellas es posible.

Integración TCC y psicoterapia positiva: amplias áreas de coincidencia teóricas y prácticas (Kaworski et al.).

En valenciano se dice “quan més sucre més dolç” (cuanto más azúcar, más dulce). O lo que es lo mismo, ¿para qué vamos a elegir si podemos tener ambas cosas, y hacer el plato más deliciosamente dulce? Así, ese texto habla específicamente de la integración con la TCC, ampliando las miras de los anteriores con aspectos específicos y complementarios de ambas disciplinas.

Dos amigas, dos disciplinas que se llevan muy bien

Puntos en común.

Pasemos ahora a las bases en teoría y practica de ambas formas de abordar la psicología, y a sus puntos sinérgicos.

TCC & Psi Pos: cambiando nuestra manera de movernos por el mundo.

Ambas formas de entender la práctica de la psicología se focalizan en modificar la visión que la persona tiene del mundo. Se analizan las cogniciones y las conductas, tomando en consideración también las emociones.

TCC & Psi Pos: en el presente.

Las dos se centran en el presente. Ello incluye la capacidad de mirar al pasado y de proyectar al futuro, pero la intervención se realiza potenciando cambiar el presente de la persona, hacia unas vivencias más adaptativas y con mayor bienestar.

TCC & Psi Pos: somos lo que pensamos.

Los pensamientos cambian nuestra realidad, como por ejemplo se ha demostrado ampliamente en los aportes de la neurofelicidad. Lo que pensamos puede cambiarse por medio de estrategias contrastadas.

TCC & Psi Pos: mayor bienestar.

En ambos casos se persigue el bienestar psicológico de la persona. Así, encontramos de nuevo consonancias entre ambas, ya que además la forma de entender cómo es una intervención psicológica es bastante parecida.

TCC & Psi Pos: fuera halo de misterio.

Frente a la visión de otras formas de terapia, donde el terapeuta ejerce otro tipo de intervención, y donde sólo él conoce el fondo del proceso que se está siguiendo, en estas dos ello no pasa. Paciente (cliente) y psicólogo comparten objetivos comunes.

Además aquí tenemos una tabla donde se comparan conceptos clave en ambas corrientes, que repasaremos abajo:

Reestructuración cognitiva           1

Intervenciones positivas
Terapia Positiva contra la depresión           2

El debate de las creencias (distorsiones Beck, Creencias Ellis).
Terapia racional emotiva (Ellis)         3

Psicoterapia Positiva (Rashid y Parks)
Potencia y conocimiento de la TCC          4

Potencia y conocimiento de la Psi Pos

1.En ambas disciplinas hay formas organizadas de intervenir.

2. En ambas corrientes hay formas de terapia específicas con pasos y sesiones en un todo organizado.

3. Ambas disponen de autores de cabecera con terapias eficaces y consolidadas.

4. En ambos casos ha sido motivo de estudio su eficacia y eficiencia.

Mi experiencia en consulta.

Cuando he tenido la oportunidad de complementar dos disciplinas la principal beneficiada siempre ha sido la persona que esperaba ser ayudada al otro lado de la silla. Ya en las primeras prácticas que hice, donde mi formación era en TCC y mi tutora psicoanalista, fue rico para ambos. O muchos años después teniendo una compañera de trabajo que aplicaba la Terapia de Aceptación y Compromiso.

En muchas personas con las que inicié una terapia de corte cognitivo conductual después añadí herramientas de psicología positiva. Un apunte: el término cognitivo-conductual es un paraguas bastante amplio; por tanto, deja margen a poder combinar con otras formas de intervenir, lo cual es bueno.

Por otro lado, cuando he comenzado aplicando intervenciones positivas, el utilizar la forma de hacer cognitiva (o conductual, según elcaso) ea casi inevitable. ¿Por qué? Por muchas razones, pero la principal es esta: porque funciona.

Fuera talibanismos de uno y otro tipo y más cooperar por ayudar más y mejor. Profundicemos en esas coincidencias entre teoría y práctica, amig@s. Siempre el beneficiado será nuestra persona consultante – clientes, ¿verdad? Y creo que vale mucho la pena estar siempre profundizando en manera nuevas de conseguirlo 😉

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on FacebookAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.