Trabajando con los celos

En este artículo mi compañera la psicóloga Laura Fuster trata a fondo el tema de los celos. ¿Cómo se manifiestan? ¿Cómo se arraigan en la persona? ¿es posible superarlos? No te pierdas el artículo y tampoco el blog de Laura: 

Hace tiempo que Luis nota a Cristina más distante. “¿Qué le pasará?”, “la verdad es que siempre está con el móvil”, “dice que habla con sus amigas, pero…”.

En los últimos años, los psicólogos venimos notando el aumento de un problema en consulta: los celos. “Los celos son un sentimiento de malestar causado por la certeza, la sospecha o el temor de que la persona querida, a quien se desea en exclusiva, prefiere y vuelve el afecto hacia una tercera persona”(Echeburúa y Fernández- Montalvo, 2001).

Como todas las emociones, los celos tienen una función adaptativa, la de salvaguardar la estabilidad familiar y así garantizar la supervivencia de la especie.

Pero, en la actualidad, esa función se ha ido difuminando y para muchas personas los celos se convierten en un problema. Podemos hablar de celos patológicos cuando:
1. No hay provocación, es decir, no hay causa real ni están justificados
2. Existe un dolor emocional intenso (enfado, tristeza, agresividad..)
3. Interfiere en la vida de la persona (pareja, trabajo, amigos)
4. Hay conductas de control, comprobación (preguntar dónde a estado, mirar el móvil)

Origen de los celos.

En general, el origen de los celos se encuentra en problemas de seguridad personal (Luis quiere mucho a Cristina, pero poco a Luis), experiencias negativas pasadas (a Luis todas sus “ex” le fueron infieles), o diferencias de percepción sobre lo que es una relación monógama con respecto a nuestra pareja (para Luis hablar con otros es ser infiel, para Cristina, tener sexo con otros).

También puede deberse a una excesiva posesividad (Luis piensa que Cristina es suya y tiene que hacer lo que él quiera), dependencia (“no puedo vivir sin ella”) o aislamiento y falta de habilidades sociales (Luis piensa que esta solo y que no podrá rehacer su vida).

Además, en la base de los celos se encuentran los pensamientos. Normalmente estos tienen que ver con la desconfianza (“seguro que Cristina me engaña”), descalificación moral de la pareja por su traición (“es una…. por hacer esto”), dudas (“¿lo quería más que a mi?”) o pensamientos de perdida (“se va a ir con… y nuestra relación se va a romper).celosA estos pensamientos más concretos se unen ideas generales o globales acerca del concepto de pareja, la moral o valores como: “si Cristina esta bien conmigo no tiene por qué hablar con nadie”, “ es una falta de respeto que mire a otras personas”, “solo puede estar conmigo”, “no puedo vivir sin ella”, “me moriría si me dejase”, “la gente no es de fiar”.

Estos pensamientos generan una serie de emociones como el enfado, la ansiedad o la tristeza que van estropeando la relación de pareja.

Además, van unidos a la conducta. Cuando empiezan los celos, Luis necesita calmarlos y puede llamar por teléfono a su pareja, mirar su móvil, inspeccionar su ropa…

Mantenimiento de los celos.

Las conductas que comentábamos anteriormente son las que hacen que el problema se automatice y se mantenga.

Imagínate que Luis sigue con sus dudas, sus pensamientos serán “¿de qué hablarán?”, “seguro que no solo de trabajo”, “que falta de respeto”. Conforme los pensamientos aumentan en intensidad también lo hace la emoción asociada a ellos, en este caso rabia y ansiedad. En este punto, necesita hacer algo para que baje esa ansiedad y sentirse mejor. Por ello, mirará el móvil de Cristina o le hará un interrogatorio sobre el tema.

A corto plazo, estas conductas le bajarán la ansiedad, y pueden dar una sensación de control, ya que la persona consigue lo que quiere, su pareja cede y se lo cuenta todo.

Pero a largo plazo hacen que el proceso se haga más habitual y el problema se prolongue en el tiempo. Es lo que en psicología llamamos trampa de la ansiedad. Así, es frecuente encontrar a gente que nos comenta que tiene como hábito mirar las conversaciones del móvil de su pareja o que, nada más despertarse, mira su facebook por si ha hablado con alguien.

Además de no solucionar el problema, no aporta nada. Si Cristina no le pilla, Luis acabará sintiéndose fatal por desconfiar, y si le pilla…. se sentirá peor.

Para seguir perjudicando la relación, a las discusiones añadimos la “profecía autocumplida”. Esto quiere decir, que tengo un pensamiento que no me gusta, pero al final actúo de forma que se cumple. En este caso, Luis teme que Cristina se vaya con otro, se supone que sus celos son para proteger la relación, pero con tantas desconfianzas y broncas, seguramente se cumpla lo que tanto le asusta.

Terapia para solucionar los celos.

Las personas celosas no suelen reconocer que tienen un problema, y culpan al otro miembro de la pareja. Si Luis decidiera iniciar una terapia, trabajaríamos sus pensamientos mediante terapia cognitiva. Poco a poco irían bajando en frecuencia e intensidad, y de esa manera podría dejar de hacer las conductas, incluso las que ya están automatizadas.

Nota 1: estudios demuestran que el porcentaje de hombre y mujeres celosos es muy parecido, cambia la forma de expresar esos celos. Luis podría haber sido Cristina.
Nota 2: escribo psicólogos por no poner “@” o “os/as”, pero somos bastantes más mujeres.

Antoni Martinez psicologo

pd.- tras leer este artículo te recomiendo este otro: ¿Cuál es tu excusa para no cambiar?

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
14 comentarios
  1. jAZz
    jAZz Dice:

    Vais a flipar !! ( intentaré ser breve )… cuando yo estaba durmiendo en la cama ( hace años en casa mis padres ) en casa y escuchaba sonidos arriba de la terraza de mi finca, pues ; el sonido de la ropa al chocar con el viento, los cables de las antenas al moverse, el típico ruido de algún golpe ( que nunca sabremos de donde viene jajajaj ), sonidos de la estructura del encofrado de la finca, y un largo etc etc etc. Creía que mi vecino ( Max ) estaba con mi novia arriba de la terraza, ya que, nosotros teníamos un cuartito arriba en la terraza donde escuchábamos música y nos fumábamos nuestros primeros cigarritos a escondidas de los padres (como no !)nosotros éramos (“carn i ungla”) eramos muy amigos de cuadrilla, y el de mi novia. Para flipar. Max siempre había sido un chaval super “natural” ( el creo que ni lo sabía ), es decir, ligaba sin querer con las chavalitas de nuestra edad, y eso a mí me daba mucha rabia e inseguridad, porque no la tenía, en mí mismo. Yo sabía que casi era imposible, de que el, estuviera con novia en el cuarto de tender la ropa de la finca , pero, por otra parte yo escuchaba “gemidos de disfrute” por la noche cuando estaba durmiendo y ya hacía rato que había dejado a Raquel en su casa. Las pasaba mal para conciliar mi sueño mientras escuchaba gemidos inexistentes. Estaba intentando “autocumplir mi profecia” ?

    Responder
  2. Maria
    Maria Dice:

    llevo 4 años viviendo en un pais distinto al mio, con otra cultura y otra forma de ver la vida, alemania, donde vivo, no es una ciudad, la gente se conoce de toda la vida. yo vengo de una gran ciudad donde nadie se conoce. actualmente tengo una relacion, es un buen hombre, muy sociable y muy simpatico que donde va atrae, y el se siente emocionado. le gusta la sensacion de agradar al resto, sobre todo a las mujeres y ahi entro yo con mis celos. he estado casada durante mas de 10 años y he tenido otras relaciones, pero nunca he sido celosa. ahora no me reconozco y no soporto el hecho de lo que yo llamo “andar ligando continuamente con otras cuando estoy yo delante”::: y no puedo evitar, al leer esto, sentir que estoy entrando en el terreno de los celos patologicos cuando nunca he experimentado esas sensaciones ni me gusta experimentarlas….no se como resolverlo. gracias

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      Hola María, gracias por dejar tu mensaje en mi blog.Aquí hay algo positivo ya que como dices nunca has sido celosa, por lo que podrías volver más fácilmente a no serlo. Evidentemente no te gusta sentirte así, hay algunas cosas que puedes hacer para cambiarlo.

      Si tu pareja es alguien seductor te recomiendo que 1) pongas límites. Sé asertiva, estás en tu derecho de hacerlo 2) sé tu también seductora… pero con él. Le estarás dando lo que parece que busca.

      Por otro lado lo de Alemania y que no sea tu ambiente influye. No olvides lo importante de hacerte un círculo y de tener amigos, así te sentirás arropada y los celos perderán importancia.

      Si te puedo ayudar con una consulta online dímelo, un saludo María.

      Responder
  3. Tabita
    Tabita Dice:

    Me ha encantado la publicación, acabo de descubrir esta página. Soy estudiante de psicología, pero también pareja de alguien y de un modo u otro también he tenido experiencia con los celos.

    Responder
  4. EHV
    EHV Dice:

    Hola,

    Estoy un poco confundido, estoy en terapia de pareja y entre otros la terapeuta ha identificado un problema de falta de confianza mio en mi pareja. A mi modo de ver ella tiene comportamientos totalmente inapropiados, como quedar con un desconocido con el que acaba de chatear y del cual en un primer momento me dice que pretende ligar con ella. Sin embargo la terapeuta dice que tengo que trabajar en la confianza que tengo en mi pareja hasta llegar a un estado en el que todas estas cosas no me molesten. En lo único que me ha dado la razón es en que no es apropiado que lleve a este desconocido casa. Yo creo que estas actitudes le molestarían a la mayoría de la gente, no entiendo porque me dice que trabaje yo mi problema de confianza y en ningún momento a ella le diga que puede ser que se este pasando de la raya. Me gustaría una segunda opinión ya que a mi esta solución que me ofrecen no me satisface y estoy pensando seriamente en romper la relación.

    Responder
  5. Anonimo
    Anonimo Dice:

    Hola

    Me gustaria comentarle mi caso de una forma mas privada si es posible, por email por ejemplo.
    Tengo que tomar una decision importante y su opinion me ayudara mucho.

    Saludos

    Responder
  6. Wuanda
    Wuanda Dice:

    Hola
    Tengo un grave problema.de celos
    Les cuento :

    Conocí a.mi pololo cuando aun tenia novia
    Estuve así con el 6 meses hasta que decidió dejarla por mi.
    Llevamos.un.alo.de relación y.mi desconfianza a ido deteriorando mucho.la.relación el ya está cansado de mis celos a intentado todo para que yo recuperé la confianza en el.Pero no hay caso ,comienzo a imaginar algo y lo doy por hecho ,sufro mucho ya que siempre me duele la gusta y estoy angustiada …Me da terror pensar que el podría hacerme lo.mismo que le hizo a su ex conmigo ,es una carga.Que tengo y que no puedo superar por que me siento culpable del sufrimiento de ella por el haberla dejado por mi ,
    Siempre pienso que ella es.Más bonita y mejor que yo y que en algún momento el.Se arrepentirá de lo que hizo y la buscará y me dejara

    Responder
    • Antoni Martinez
      Antoni Martinez Dice:

      Eso que pasó en el pasado y que no tiene absolutamente nada que ver contigo te está afectando. No tiene porqué; más aún, podría provocar que precisamente arruinara tu relación. Te distrae de estar concentrada en precisamente cuidar tu relación como toca.

      En este blog encontrarás mucho material de desarrollo personal y autoestima. Busca y encontrarás todo lo que necesitas 🙂

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Comentar enriquece el debate :)