¿Y quién cuida al cuidador? 7 consejos que mejorarán tu trabajo y bienestar

G2J_ElRincondelCuidador_1_quien-cuida-cuidador


Un cuidador es una persona que ya sea por motivos laborales o personales se ve en la tesitura de cuidar a un enfermo, con la gran carga de obligaciones que ello conlleva, muy a menudo difícil de compaginar con la vida personal.

Es necesario responsabilizarse de todos los aspectos de la vida del enfermo, desde la alimentación o la higiene hasta su medicación. Pero otra labor muy importante de los cuidadores, a menudo olvidada, tiene una perspectiva más social y emocional. Se trata de empatizar con el enfermo, mantener su autoestima en buen estado y darle los ánimos y fuerza psicológica necesarios para seguir.

G2J_ElRincondelCuidador_1_quien-cuida-cuidador

Con una ocupación tan absorbente como la del cuidador a menudo caemos en un abandono de nosotros mismos y de nuestra vida personal. Dejando de lado el entorno familiar y social para dedicarnos de lleno al cuidado del enfermo. Además, es fácil que nuestra estabilidad emocional se vea afectada, ya que es fácil acabar mimetizándonos con el sufrimiento y el bajo ánimo del enfermo.

“Una de las labores principales del cuidador consiste en empatizar y comprender al enfermo a lo largo de su patología”

Entonces ¿Quién se encarga de los cuidados del cuidador? En este post os dejamos 7 consejos para que tú, como cuidador, sepas cuidarte a ti mismo y puedas llevarte lo mejor de esta dura, pero a la vez gratificante actividad. Así, aprenderás a dejar de lado los aspectos negativos y a canalizarlos para que te afecten lo mínimo posible.

Cuida tu salud, bienestar y alimentación

Para que un cuidador realice sus tareas con efectividad es esencial que se cuide a sí mismo. Dedícale tiempo a tu alimentación, haz deporte, mantente activo, sigue haciendo esas actividades que tanto te gustan y, en definitiva, vela por tu bienestar.

No te aísles

En ocasiones la falta de comprensión de los demás o el sentimiento de compasión que nos expresan puede generarnos cierto rechazo. Entonces tendemos a ir aislándonos paulatinamente y eso no es nada recomendable. Mantener el contacto con los círculos sociales es muy importante para un cuidador a la hora de evadirse de la realidad diaria y poder hablar de otros temas. Del mismo modo que estos círculos serán necesarios cuando necesitemos desahogarnos con alguien de confianza.

Pide ayuda

En momentos de sobrecarga de trabajo es aconsejable pedir ayuda a tu entorno, no esperes a que ellos se ofrezcan. Aunque a ti te parezca evidente que estás desbordado y necesitas compartir las tareas, seguramente los demás no se den cuenta. Cuando veas que no puedes seguir tirando del carro sólo sencillamente delega. Estás en todo tu derecho.

Expresa tus sentimientos abiertamente

Si estás triste, cansado o desanimado no pasa nada, es normal. Expresarlo te ayudará a entenderte mejor, conocer tus procesos mentales y saber en qué forma te afectan las cosas. Ese conocimiento personal te ayudará a protegerte y a canalizar mejor tus frustraciones.

Valora tu trabajo

Ante todo es importante que valores tu trabajo. Acompañar a una persona enferma en su patología o a un anciano en sus últimos años de vida es algo muy admirable. El sacrificio personal que estás realizando debe ser valorado por los demás, pero sobre todo por ti mismo.

Establece límites ante las demandas de personas mayores

Al cuidar a una persona mayor es importante ayudarla en las tareas cotidianas, eso sí, debes establecer unos límites. Si te encargas de absolutamente todo no ayudarás a que se sienta útil ni que siga desarrollando sus habilidades. Así que en la medida de lo posible es importante dejarles ser autónomos.

“Un cuidador debe potenciar la autonomía de las personas mayores en la medida de lo posible”

Utiliza los recursos profesionales disponibles

Benefíciate de la ayuda que te pueden proporcionar las distintas asociaciones y comunidades de apoyo a cuidadores y personas dependientes. Allí encontrarás asesoramiento y trucos para hacer tu labor más eficaz y fácil. Un buen ejemplo es elrincondelcuidador.es, una comunidad online especialmente dedicada a cuidadores con consejos sobre higiene y cuidado, prevención, movilización, hábitos saludables, farmacias, cuidarte como cuidador y todo lo que necesitas saber para mejorar tu cuidado y bienestar día a día.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *