Artículos sobre Psicología práctica para todos los públicos e interesados en el crecimiento personal. Blog de Psicología aplicada con recursos, materiales, enlaces y los contenidos más útiles.

Mi Novio No Me Valora: 3 Cosas Qué Puedes Hacer HOY Mismo

«Mi novio no me valora» es algo que he escuchado mucho en consulta, así como también en mis amistades. Estoy seguro que tu también, y si estás leyendo este artículo es porque este tema te preocupa. Vamos a poner pues las bases para que puedas mejorar de forma definitiva para que tu pareja te valore más.

Hay necesidad básica, la de sentirnos valorados. En diferentes etapas sentimos esta necesidad hacia diferentes personas. Cuando somos pequeños sobre todo de nuestros padres y de otros significativos (abuelos, profesores, amigos…).

Y si bien esta necesidad puede mantenerse con el tiempo se van añadiendo otras, sobre todo con la pareja. Sentirnos valorados por nuestra pareja es una necesidad presente en todos nosotros, sea el tipo de modelo de pareja que deseamos.

Vamos a empezar por el principio: tener claro si tu novio te valora o no.

Cómo saber si mi pareja me valora o no

«Mi pareja no me valora», «nunca es suficiente para él», «nada de lo que hago está bien hecho en su opinión»… Desde luego estas frases son claves para saber si tu novio te valora como mereces.

Si tienes ese pensamiento es porque ha sucedido algo que te ha llevado a pensar así. Nos está dando pistas.

Pero esto puede ser una realidad, donde por ejemplo tu novio te descalifique en público o en privado. O puede ser que su comportamiento sea correcto, pero que tu «te montes la película». Te pongo un ejemplo.

Pongamos que tu novio te cita en una cafetería que a ambos os gusta a las siete, para tomaros algo y estar un rato juntos después del trabajo. Te apetece, porque hace un par de días que no podeis veros y tienes cosas que contarle.

Llegas a las 7 y un par de minutos, puntual. Él durante cinco minutos no da señales. Cuando te decides a mandarle un mensaje diez minutos después, te responde diciéndote que llega tarde, que he tenido un pequeño percance que le ha estresado.

Ahora te pregunto: ¿qué piensas? Alguien podría pensar que es un desconsiderado, que siempre hace lo mismo (sea verdad o no). Quizás está perdiendo el interés. Y… aunque suene un poco exagerado, quizá le gusta otra. Esto sería un signo de baja autoestima

¿Cómo reaccionas tu? Quedarte allí esperando, sin pedirle explicaciones de forma asertiva, sería otro signo de baja autoestima.

Así, para saber si te valora o no, lo primero que te voy a decir es que reflexiones acerca de cómo está tu autoestima. Porque esto va a marcar la diferencia hacia uno u otro lado.

Autoestima: la palabra clave en nuestras relaciones

Como estás empezando a ver, la autoestima juega un papel clave en todo esto. La definición que me gusta de autoestima es: la energía hacia dentro. Esa energía que diriges hacia ti misma en forma de aprecio, cariño, respeto y en definitiva amor.

En la etimología de la palabra ya encontramos la clave: auto-estimarse. Es decir, mantenerse con una buena estima hacia uno mismo.

Fíjate, con una buena autoestima nos valoramos más a nuestra persona. Y por ello hacemos que los demás nos valoren más.

Priorízate y date cuenta de lo que vales

Muchas veces en la consulta hablo de desarrollar un sano autointerés. Es decir, el empezar a cuidarnos y querernos mucho.

Es tu responsabilidad el darte cuenta de lo que vales, porque si tu no lo haces, tu novio – o futuros novios que tengas – no lo harán. Las personas solemos hacer de espejo de lo que proyecta el otro.

Por eso, antes de tener citas con los demás, está indicado tener citas con uno mismo. Todo lo que puedas hacer para conocerte mejor te ayudará a corto, medio y largo plazo en tus relaciones de pareja.

Dar al otro – tomar del otro

Si quieres que tu novio te valore, debes de tener un adecuado equilibrio entre dar y tomar.

Fíjate que no he escrito recibir, ya que recibir implica un componente de pasividad. Simplemente nos llega. Pero recibir es distinto. Cuando recibimos, estamos dispuestos a dar lo que el otro nos da.

Así que piensa si cuando te viene el pensamiento de que tu novio no te valora, estás realmente aceptando lo que te ofrece. Su apoyo, su escucha, sus recursos, su sexualidad, su energía masculina.

Vamos a hablar ahora de dar. Quizá no te valora… ¿tu lo valoras a él, y por tanto le das?

Dar implica generosidad, entrega, desprendimiento y apostar por el otro.

mi pareja no me valora

Consiste simplemente en caminar al lado del otro

Muestra lo que vales

Todos tenemos nuestros puntos fuertes. Esas cualidades por las que destacamos y que hacen que los demás quieran estar con nosotros.

A menudo, estas cualidades permanecen empequeñecidas. ¿Por qué sucede esto? Nos han educado a no sobresalir, a no destacar, a temer la crítica ajena.

Y en ocasiones esto se agudiza en el caso de las mujeres. Algunos hombres tienen miedo a esa bella energía femenina, y más cuando esta sobresale.

No es excusa para que unos u otros no nos mostremos, no destaquemos, no nos hagamos valer. Así que en pareja motivo de más para mostrar esas cualidades tuyas.

Quizá seas una persona que ame el aprender y el conocimiento. O que has sido muy valiente en esta vida. Quizá seas buena coordinando a los demás. O tengas mucho sentido del humor.

No sólo él. El mundo está deseando verlo.

Mejora tu relación para que te valoren más

Si has tenido este pensamiento, «mi novio no me valora», tienes campo para mejorar tu relación.Y para mejorar nuestra relación también es necesario mejorar la forma de comunicarnos. Te explico.

Hay dos tipos de comunicación, tu comunicación externa, que es lo que dices a los demás, y tu comunicación interna, que es lo que te dices a ti misma.

De nuevo, tiene que ver con la autoestima.

Vamos a ver ambas cosas para que puedas mejorar en ambas habilidades de forma definitiva.

Analiza las causas de tus sentimientos

La comunicación con nosotros mismos encuentra su lugar en estar en contacto con nuestras emociones. En escucharlas, en entenderlas y en hacerles caso. De alguna forma, en establecer un diálogo con ellas.

Si en un momento dado no te has sentido valorada, es tiempo de escuchar eso que has sentido, esa emoción:

♦¿De qué emoción se trataba?¿Puedes ponerle nombre?

♦¿Era una emoción intensa o era una emoción ligera?

♦¿Había alguna parte del cuerpo donde sintieras dolor, o molestia?

Esto es muy importante. Te estás escuchando y estás escuchando como se manifiesta esa falta de valoración.

valorar a tu pareja

Aprende a pedir lo que necesitas

Fíjate lo que te propongo en este apartado final. Pide lo que necesitas.

Repasemos todo lo anterior. Hemos hablado de si esa falta de valoración era real o no. Los pensamientos y emociones asociados. La importancia y papel de la autoestima.

Y al final hemos llegado a este punto donde se une todo lo anterior: pide aquello que necesites.

Si quieres puntualidad pídela, si quieres ayuda pídela, si quieres libertad pídela. Esto es mucho mejor que actuar de forma pasivo agresiva. El actuar de forma pasivo agresiva lo que al final sugiere es que primero somos pasivos – no manifestamos aquello que queremos – y luego sí lo hacemos, pero de forma incorrecta, es decir, agresiva.

Puede que te sea difícil al principio, y también puede que tu pareja – u otra persona que no está acostumbrada a escucharte pedir lo que necesitas see xtrañe. Pero todo es cuestión de acostumbrarse, tanto tu contigo misma como los demás.

Da un paso más

En este artículo ya tienes las claves para poder avanzar mucho más hacia que tu novio te valore mucho más. Aprendiendo para ello a autointeresarte primero y a que esa autoestima se refleje en diferentes formas. No obstante, si deseas avanzar aún más, tienes nuestro taller online Autoestima en Positivo, con un proceso guiado de 30 días que amplía todo lo que hemos visto aquí.

Y por otro lado estaré encantado de ayudarte en privado 😉

 

Felicidad en el día a día (vídeo más curso)

Hay diferentes preguntas que el ser humano se ha hecho desde siempre, y muchas de ellas van referidas hacia todo aquello que puede o no hacernos felices.

¿Cuáles son las claves de la felicidad? ¿Cómo podemos potenciarlas? ¿Influye el género, el país donde uno vive, el trabajo?

Ene ste artículo vamos a ver de forma clara cuáles sone sas claves y cómo podemos potenciarlas. ¡Vamos a por ello!

Claves de la felicidad

Hoy en día sabemos que hay diferentes diferentes factores que nos influyen a la hora de ser felices, y de esto se ocupa nuestra querida Psicología Positiva.

Como digo habitualmente en este blog, nunca se trata de negar aquello que nos provoca infelicidad. Las emociones negativas tienen su papel… nos gustan menos, pero también es importante sentirlas.

Más bien se trata de localizar aquellas variables que nos hacen tanto felices como infelices. En el caso de las primeras, buscaremos potenciarlas; en el caso de las segundas, minimizarlas.

Algunas de estas serán inevitables e incluso necesarias en nuestra vida. Todo aquello que en un momento dado nos provoca dolor es una fuente de aprendizaje, si lo utilizamos bien.

Este vídeo nos proporciona de entrada las claves acerca de muchos de los temas que trabaja la Psicologia Positiva:

 

¿Cuáles son pues esas claves? Vamos a ver algunas de las principales:

  • La gratitud, es decir, el sentirnos agradecidos por todo aquello que vivimos o poseemos es muy importante. Correlaciona con la abundancia y con sentirnos plenos.
  • El experimentar emociones positivas de forma habitual.
  • Que podamos gozar de actividades que nos nutren, nos hacen perder el sentido del tiempo, y que nos exijan cierta activación, es decir, el entrar en estado de flow.
  • Las personas que disponen de mayor número de amigos y estos son de mejor calidad son más felices.
  • ¿Encontramos o estamos en una búsqueda activa de sentido en nuestra vida? Entonces seremos más felices.
  • El lograr, el conseguir, y el ser conscientes de esos logros.
  • Cultivar un «optimismo inteligente», es decir, enfocarnos hacia lo óptimo de nuestra vida y circunstancias.

Consejos para la felicidad en el día a día

Como viste en el vídeo, es conveniente arrojar luz a aquellos factores que nos hacen sentir felicidad. Ello con el objetivo de que cada uno de nosotros podamos tener una visión más clara.

El nivel socioeconómico es un factor que influye, pero  sólo si no pasamos de cierto nivel. Es decir, teniendo nuestras necesidades básicas cubiertas a partir de ahí no es significativamente más feliz quien más dinero tiene.

Este  y las otras variables que se comentan en el vídeo me gustará que nos llevasen a la reflexión de si estamos centrando nuestros esfuerzos en el camino correcto.

¿Cuál es probablemente la aspiración número uno del ser humano? Muy probablemente un número mayoritario de personas nos diga que ser felices. Es conocido el texto que nos habla de Los 5 arrepentimientos antes de morir.

Hoy es el dia, hoy es el momento. El ser feliz comienza por una decisión.

Esta decisión comporta el activamente buscar tanto dentro como fuera de mi todo aquello que potencia mi felicidad. Ambos sentidos son importantes, vamos a decir unas palabras sobre cada uno.

Efectivamente, primero el trabajo debe ser interior. Porque si no todo aquello que me ocurra va a pasar por un flitro negativo y de poco van a servir los esfuerzos que haga.

¿Cuido mi bienestar psicológico?¿Me cuido a mi mismo?¿Tengo en cuenta la calidad y tipo de pensamientos que tengo?

Tras ese imprescindible tranajo interno, viene lo externo ¿Optimizo las condiciones que me ayudan a ser feliz? ¿Busco oportunidades, lugares, personas potenciadoras?

Avancemos un poco más hacia todo aquello que nos haga llevar una vida completa, equilibrada… y feliz.

Si quieres pasar a la acción ya mismo, tienes este nuestro curso Aprende Psicología Positiva a tu disposición:

Curso online sobre Psicología Positiva

¿Quieres conocer formas eficaces de pensar en positivo y enseñarlas a los demás?

¿Saber como eliminar pensamientos negativos?

¿Conocer cuáles con los puntos fuertes de la personalidad y como potenciarlos?

La Psicologia Positiva es una novedosa rama de la Psicología científica que busca comprender los procesos que subyacen a las cualidades y emociones positivas del ser humano.

Desde la Psicologia Positiva se propone que todos tenemos una serie de fortalezas personales que podemos descubrir y potenciar. En este taller trabajaremos individualmente y en grupo el optimismo, el sentido del humor, la gratitud, la resiliencia…

OBJETIVOS DE APRENDE PSICOLOGÍA POSITIVA

– Conocer y aprovechar la Psicologia Positiva como una manera de entender el comportamiento psicológico y ayudar más y mejor a tus clientes, pacientes y alumnos.

– Saber como aumentar las emociones positivas (optimismo, alegría, esperanza, relajación…) tanto a corto como a largo plazo con procedimientos prácticos y validados.

– Adquirir las destrezas necesarias para incrementar las fortalezas personales en el día a día.

CAPACIDADES QUE MEJORARÁS

Todas las que trabaja el prestigioso modelo PERMA de la Psicología Positiva, aprendiendo una guía para: potenciar las Emociones Positivas, el Fluir (gozar con aquellas tareas que te suponen un reto), mejorarRelaciones personales, el Significado de vida (que la vida tenga un propósito y sentido) y el Logro (conseguir  metas y gozar en el proceso).

QUÉ HABRÁS APRENDIDO

Con una  breve explicación teórica el

taller será sobre todo práctico: tendrás toda una biblioteca de fichas para implementar nuevos hábitos positivos, en un todo divertido y relajado.

El taller se puede hacer tanto de forma online, por medio de emailing, videconferencia y con el envio de materiales descargables.

Este taller de psicologia positiva está disponible ya, así que espero leerte en los comentarios para obtener más información, o escribiendome al 669 78 79 15 😉

Antoni Martínez. Psicología en Positivo.

 

PODCAST 27. Averigua tus fortalezas personales

La Psicología, tradicionalmente se ha centrado en los trastornos, síntomas, puntos débiles o aquello que nos hace sentir mal.

En cambio, la Psicología Positiva, nace con una nueva concepción, la de centrarse en aquello positivo de la persona, aquello que nos hace sentir bien; estudiando la naturaleza humana desde sus puntos fuertes, más que en sus patologías.

Esta idea, enfocada en las fortalezas personales,ha generado una nueva ola de tratamiento a la hora de abordar la personalidad y la conducta humana.

Por su parte, Seligman y Peterson, empiezan a investigar cuales son las experiencias positivas subjetivas y los rasgos positivos individuales, con la finalidad de realizar un manual que muestre los puntos fuertes o positivos de la conducta humana. Para ello, se centran en trabajos de filósofos y libros sagrados para tratar de encontrar los rasgos positivos que se repetían y que pudieran conformar conglomerados.

De lo cual, tras análisis estadísticos y correlaciones, sacaron un total de 6 virtudes: sabiduría y conocimiento, coraje, humanidad, justicia, moderación, espiritualidad y trascendencia.

Dentro de estas 6 grandes virtudes, encontramos un total de 24 fortalezas personales.

Todo y que, ya se disponía del listado de las grandes fortalezas humanas, aún se requería un procedimiento validado que realmente pudiera medirlo todo.

Así pues, crearon un cuestionario validado llamado “Cuestionario VIA (Valors In Action) de Fortalezas Personales”.

Este cuestionario, nos permite averiguar nuestras fortalezas, las cuales, tras haber realizado el test VIA online o escrito, nos proporciona un listado de nuestras fortalezas personales ordenadas, desde aquellas que poseemos en mayor grado hasta aquellas que poseemos en un grado más menor.

A continuación, te explicamos el procedimiento a llevar a cabo, para poder obtener tu listado de fortalezas personales, a partir de la realización del cuestionario vía online:

  1. Accede a la web: www.authentichappiness.sas.upenn.edu
  2. Selecciona el idioma que deseas, en la parte superior a la derecha.
  3. Regístrate en la web.
  4. Clica en “Cuestionario VIA de fortalezas personales”, en la columna central y rellénalo.

Una vez realizado el cuestionario, recibirás el listado de tus fortalezas personales, es entonces, el momento perfecto para que te hagas a ti mismo estas preguntas: Te sientes identificado con esas fortalezas? Te gusta tenerlas? Te definen?

Si sientes, que las fortalezas obtenidas te representan, deberás sentirte bien, habrá sido como una buena noticia, lo sentirás como “es mi verdadero yo, mi propiedad”. Y es entonces, cuando llevarás a cabo la parte más enriquecedora, ponerlas en práctica.

Así pues, al ponerlas en práctica, nos solemos emocionar las primeras veces, suele darse también un aprendizaje continuo al conocer nuevas formas de poner en práctica la fortaleza, incluso suele darse un leve estado de ansiedad positiva por encontrar nuevas formas de poner en práctica esta fortaleza, también se da inevitabilidad al ponerla en práctica.

El poner en práctica nuestras fortalezas, nos da energía, nos ayuda a poner en marcha proyectos personales que impliquen varias fortalezas y que conllevaran emociones positivas.

A que esperas? Conoce tus fortalezas personales y ponlas en práctica! Redescúbrete!

El saboreo: ¿quieres aumentar tu felicidad en menos de una semana?

Las investigaciones en Psicología Positiva han encontrado alrededor de diferentes cosas  que podemos  hacer para aumentar nuestra felicidad a corto, medio y largo plazo.

Si has entrado regularmente por este blog ya conocerás a nuestro viejo amigo el modelo PERMA y un montón de artículos que te animo a descubrir tecleando arriba en la herramienta de la lupa el término del que quieras saber más.

Lo curioso es que de todas esas cosas que sabes o intuyes que te hacen sentir bien probablemente no estés haciendo ni la mitad de ellas, y algunas son bien sencillas.

Para ser precisos, la mayoría de la gente realmente no hace mucho para hacer deliberadamente su vida más feliz. Muchas veces nos falta pararnos a reflexionar y a sentir lo que necesitamos, aunque sea unos minutos.

saboreo

Saca el doble de partido a tus recuerdos mediante el saboreo

¿Eres capaz de identificar todo lo que has hecho recientemente para tratar de aumentar tu felicidad o tu satisfacción con la vida? Quiero ser directo para que así sepas desde que punto partes y ayudarte a dinamizar tu cambio. ¿Te vas a poner a ello? ¿Quieres algo increíblemente fácil de hacer que la investigación ha demostrado una y otra vez que funciona?

Ahí va el primer consejo: la próxima vez que suceda algo bueno, para lo que estás haciendo, dedica diez segundos y aprecia ese momento.

Viejos clichés como «apreciar la llegada del atardecer» y «son las pequeñas cosas de la vida las que nos dan la felicidad»… son verdaderas. Los terapeutas positivos lo llamamos «Saboreo«. Así es como funciona

¿Qué es el saboreo?

Del término en inglés “savoring”. Estamos ocupados, somos seres multitarea y creemos que esto hace la vida mejor, porque tenemos más cosas que hacer, que leer, que experimentar.

Pero el problema es que esto significa que tu estás prestando menos atención a una sola cosa – y por lo tanto gozas de todas esas cosas menos. ¿Usas tu smartphone mientras comes? Esto te aseguro que te hará disfrutar menos de tu comida.

Otra vieja amiga de este blog es la meditación. Cuando acabes de leer este artículo te sugiero este:  Meditación sencilla  y este otro: Como relajarte fácilmente mediante la respiración.

La atención es clave para nuestro cerebrito y  para nuestras emociones. Quienes se centran en lo negativo, se sentirán mal. Concéntrate en lo bueno y adivina qué sucede: el componente clave para saborear efectivamente se centra la atención. Al tomar el tiempo y gastar el esfuerzo de apreciar lo positivo, las personas somos capaces de experimentar más bienestar.

Ahora si que te animo a que pares unos minutos y veas este vídeo:

«Detenerme a deleitarme con el atardecer» Es cierto. Las personas que toman tiempo para apreciar la belleza que les rodea realmente son más felices. Sé lo que estás pensando: correlación no es causalidad. Cierto.

Pero vale la pena averiguar quien fue antes, el huevo o la gallina, ¿o ponernos el traje de faena por lo que mejor que podemos hacer en nuestras vidas, labrarnos nuestra felicidad?

Deja de leer mensajes de tu móvil cuando tus amigos están contigo. Deja de ver la televisión mientras comes. No navegues por la web mientras estás hablando por teléfono.

Sólo haz una cosa a la vez que te guste, y no te apresures para ello. Reduce la velocidad y aprécialo. Sólo haciendo eso – por sí solo – habrás causado una disminución significativa de emociones negativas y el aumento de la felicidad.

¿Y que hay cuando las cosas buenas que nos pasan acaban? Todo es impermanente, de lo que nos habla el budismo a menudo Estamos muy agradecidos porque sabemos que no durarán para siempre, les saboreamos y las apreciamos más.

Busca esos momentos agridulces (dulces porque nos gustan y agridulces porque sabemos que algún día acabarán) porque la investigación muestra que le ayudará a apreciar más las cosas.

Cuando somos plenamente conscientes de la fugacidad de las cosas – un regreso inminente de una aventura en el extranjero, una graduación, nuestro hijo de abordar el autobús escolar para el primer día de jardín de infantes, un colega cerca de cambiar de trabajo, mudarse a una nueva ciudad- nos son más propensos a apreciar y disfrutar el resto del tiempo que nosotros tenemos.

Aunque las experiencias agridulces también nos hacen tristes, es esta tristeza que nos impulsa, en lugar de tomar por sentado, al llegar a apreciar los aspectos positivos de nuestras vacaciones, colega o ciudad natal; que es «ahora o nunca». Esto realmente puede ayudarle a obtener más de la vida.

Cuatro claves finales para mejorar tu saboreo:

Vamos a ver cuatro formas prácticas para apreciar mejor lo momentos y estimular más intensamente las emociones positivas:

  • Anticipa el placer. Prepáralo, facilítalo e imagínalo.
    Fíjate lo que sucede cuando viajamos. No sólo disfrutamos en el viaje si no que antes también, decidiendo el destino, ilusionándonos con los lugares que vamos a visitar y las personas que vamos a conocer… Y después, al volver a casa con todas esas nuevas emociones, los recuerdos, las fotos, los souvenirs… todo ello nos ayuda a saborear.
  • Saborea el momento como lo experimentes. Concéntrate en ello y goza.
    Las habilidades de mindfulness que habíamos citado más arriba te van a venir muy bien. La habilidad de centrarse en el momento presente es fundamental. No sólo hará que goces más de la experiencia si no que se te fijará mejor como algo para recordar.
  • Expresar tu felicidad para ti mismo o para otros. Tanto si estás solo como en compañía expresa lo que estás sintiendo.
    Esto tiene un gran poder. Pensarlo está bien, expresarlo está muho mejor. Si lo escribimos para nosotros o para otras personas ayuda mucho, al igual que si lo expresamos verbalmente.
  • Reflexiona sobre un recuerdo feliz. Esto hazlo con regularidad, que conforme un hábito en tu vida.
    Puede  ser una vez al día. Pararte un momento en ese recuerdo, te ayudará para ello hacer una lista de recuerdos felices.

¿Podemos conseguir más de una manera más sencilla?

Antoni

¿Cuáles son los beneficios de la gratitud?

 

El hombre sabio no se aflige por lo que no tiene, sino que se alegra por lo que tiene”

-Epicteto-

Hoy en día, son muchos los beneficios que se conocen de la gratitud. Entre ellos encontramos que nos hace sentir más felices y contentos, nos hace más agradables y mejora nuestra salud.

Los estudios demuestran que las personas agradecidas son, en general, más sanas que las desagradecidas. Tienen menos dolor físico, y una mejor calidad de sueño. Un estudio también demostró que la gratitud ayuda a mantener nuestros corazones saludables.

La gratitud garantiza una vida positiva, y una vida positiva no hace más que atraer cosas buenas: relaciones sólidas, creatividad, éxito, ideas para ganar dinero, y para de contar.

Existen muchos otros beneficios de la gratitud, pues no solo nos hace más felices y saludables, sino que también nos hace mentalmente fuertes.

La gratitud aumenta tu confianza

Este es uno de los principales beneficios de la gratitud. Te hace mentalmente fuerte porque aumenta tu confianza, pues cuando tienes una actitud de gratitud, no pierdes el tiempo sintiendo pena por ti mismo.

La gratitud te permite ver tu vida a través de un filtro positivo. Te ayuda a darte cuenta de que tienes algo por lo que la gente estaría dispuesta a sacrificar sus vidas.

La gratitud te ayuda a cultivar la asertividad

La gratitud te permite reconocer tu propio valor. Debido a esto, te permite defenderte y negarte a aceptar un trato negativo. La gratitud te ayuda a desarrollar la equidad y la bondad, pero también fortalece tu fuerza mental y te ayuda a desarrollar la asertividad.

La gratitud te ayuda a perdonar y avanzar desde el pasado

Este es otro de los beneficios más importantes: la gratitud desarrolla tu fortaleza mental al ayudarte a avanzar desde el pasado. Cuando estás agradecido, es más fácil para ti mirar pasar tus errores previos y aprender de ellos.

La gratitud ayuda a sanar tu pasado. Te ayuda a perdonar a las personas que te han lastimado, a dejar de pensar en el pasado y te permite concentrarte en tu presente y tu futuro.

La gratitud fortalece tus emociones positivas

La gratitud te ayuda a desarrollar fortaleza mental al mismo tiempo que fortalece tus emociones positivas.

Reduce los sentimientos de celos y te ayuda a experimentar buenos sentimientos. Te ayuda a desarrollar una personalidad positiva, te hace más optimista y menos materialista.

Además, mejora tu espiritualidad y tu autoestima, cultiva la bondad y la compasión.

beneficios de la gratitud

La gratitud elimina tu sentido de exigencia

Este es probablemente uno de los beneficios más importantes de la gratitud. Cuando estás agradecido, no sentirás que el mundo te debe algo, pues ese sentido de exigencia constante se disminuye. ¡La gratitud te permite valorar el trabajo duro!

La gratitud mejora tu paciencia

La gratitud ayuda a mejorar tu fortaleza mental porque contribuye en aumentar tu paciencia. Cuando sientas gratitud, encontrarás la alegría de esperar pacientemente a que tus sueños se hagan realidad.

Te hará darte cuenta de que no puedes alcanzar el éxito de la noche a la mañana, pues todo objetivo requiere de espera y de trabajo duro para materializarlo.

La gratitud te permite dejar ir cosas que no puedes controlar

La gratitud te ayuda a desarrollar fortaleza que te permite soltar cosas que no puedes controlar. Las personas agradecidas y mentalmente fuertes canalizan su energía en cosas que pueden cambiar, y simplemente dejan ir las cosas que ya no pueden controlar.

La gratitud te ayuda a aprender de tus errores

La gratitud te ayuda a superar tus errores pasados, pero también te permite aprender de ellos. Cuando sientes gratitud, te das cuenta de la suerte que tienes de tener una segunda oportunidad a pesar de los errores cometidos, por lo que te asegurarás de no repetir los mismos errores en el futuro.

Por ejemplo, no pasaste el examen final porque festejaste con tus amigos la noche anterior a la evaluación. Pero afortunadamente, tu profesor te dio la oportunidad de tomar un examen recuperativo la semana siguiente, así que te sientes agradecido por eso.

Este sentido de gratitud te alentará a evitar repetir el mismo error. Te animará a estudiar antes del examen recuperativo en lugar de ir a un club con tus amigos.

La gratitud te ayuda a aceptar el cambio

Las personas agradecidas y mentalmente duras saben que no hay nada permanente en este mundo. Ven el cambio como una oportunidad, así que, en lugar de resistirlo, lo aceptan. Confían en que los cambios abrirán un nuevo e increíble capítulo de sus vidas.

La gratitud te ayuda a practicar el amor propio y la autocompasión

Las personas mentalmente fuertes y agradecidas no se castigan a sí mismas. De hecho, practican la autocompasión con regularidad. Descansan cuando lo necesitan, y se enfrentan a su crítica interior como si estuvieran luchando contra un matón escolar.

La gratitud te inspira a usar tu tiempo de manera

Definitivamente, este es otro de los beneficios más resaltantes de la gratitud: la gratitud te pone los pies sobre la tierra. Cuando practicas la gratitud, te das cuenta de que tu tiempo en este mundo es limitado, por lo que decides usar tu tiempo sabiamente.

No pierdes tu tiempo buscando la aprobación de otras personas o controlando lo que otras personas piensan de ti. Tampoco lo pierdes acechando en las redes sociales o viviendo la vida de otras personas en películas y series de televisión.

La gratitud te permite enfocarte en lo que es importante, y utilizar el tiempo inteligentemente para alcanzar tus sueños y construir relaciones felices.

La gratitud te hace dueño de tu propia felicidad

Las personas agradecidas y mentalmente fuertes saben que son las maestras de su propia felicidad, por lo que no pierden el tiempo comparándose con los demás. En lugar de esto, se centran en sacar lo mejor de lo que tienen.

Las personas mentalmente fuertes y agradecidas no permiten que otras personas limiten su alegría ni limitan la felicidad de otras personas.

Evitan juzgar a los demás, y no pierden el tiempo con la envidia, así que están genuinamente felices por el éxito de otras personas. Recuerda: la gratitud puede desbloquear nuestra felicidad.

Hay cientos de otros beneficios que trae la gratitud: ayuda a cultivar relaciones, a mejorar tu salud física y psicológica, mejora tu empatía y reduce la ira. La gratitud también ayuda a mejorar tu productividad en el trabajo, lo que posiblemente podría conducir a un mejor puesto.

Mejora tu sensación de bienestar, te ayuda a lidiar con el estrés, y sobre todo, aumenta su fortaleza mental. Si no sabes cómo empezar a practicar la gratitud, te recomiendo que diariamente escribas sobre las cosas que te hacen sentir agradecido.

Positivxs: el documental sobre la felicidad

Amigos y amigas, hace un par de meses comenzamos a desarrollar un proyecto que no puede ser más ilusionante. Os cuento.

Todo nació de la pregunta de un infatigable trabajador del sector social, psicólogo y además amigo: ¿por qué no hacemos un documental sobre la Psicología Positiva?

Ya sabes que en esta web tienes centenares de artículos, podcast, documentos descargable y hasta la biblioteca de herramientas formativas más completa en castellano, Aprende Psicología Positiva.

Pero faltaba esa pieza, un ejemplo visual, guionizado y hecho por profesionales, que aparecen citados más abajo.

Estamos muy cerca de poder darte más noticias…

Aquí te dejamos con la nota de prensa:

«POSITIV+S: El documental que mira a la felicidad a la cara

La felicidad será el tema de debate en un nuevo proyecto audiovisual que trabajan conjuntamente la Agencia de Comunicación social de Alberto Pla con el psicólogo especializado en psicología positiva Antoni Martínez.

«Da la sensación que tenemos que estar felices a cualquier precio. Felices cuando agarramos nuestra taza de desayuno, cuando estamos pasando por un mal momento, cuando no todas las piezas encajan… ¿Es así como debemos vivir? ¿De eso trata la felicidad? nos preguntamos» nos explica Pla, Director del Proyecto. Por otro lado, Antoni Martínez, quien aporta el lado más científico al documental y coordina los contenidos junto al guionista del proyecto Tonet Ferrer, comenta «La felicidad es un estado muy interesante del que todavía se trata poco científicamente y para ello, la psicología positiva tiene mucho que decir».

Tradicionalmente la psicología se ha centrado en aquellos aspectos que deberíamos mejorar: carencias, traumas o patologías de cualquier índole. La psicología positiva, sin embargo, se centra en la creatividad. Una corriente que nos habla de la inteligencia emocional o resiliencia. Un enfoque innovador que impulsó Martin Seligman, profesor de la Universidad de Pensilvania y antiguo Director de la Asociación Americana de Psicología.

«En este documental pretendemos llevar la psicología positiva al mayor número de personas posible alejada de una perspectiva académica. Para ello, participan distintos perfiles de personas o profesionales que lo aplican en el día a día. Hablaremos de gratitud, optimismo o liderazgo positivo. Será a través de casos prácticos donde encontremos la verdadera aplicación de la psicología positiva y el sentido de la felicidad». Afirma el psicólogo Antoni Martínez.

El rodaje de este emocionante proyecto comenzó a principios de junio y espera prolongarse a lo largo del verano. Tras las cámaras existe un equipo involucrado además de los citados como Yolanda González a los mandos de la cámara, María Álvaro ocupándose de la producción y Angélica Zuluaga como ayudante de producción.

Desde que comenzaron las grabaciones han participado personas involucradas en el tejido ONGD como Carol di Girolamo de Volunteermap o la Doctora en neurofelicidad de la Universidad de València Manuela Martínez. Otros rostros desconocidos y populares ocuparán serán los protagonistas de una película que pretende mirar a la felicidad a la cara, con rigor científico y práctico pero sin dejar de lado la importancia de lenguaje emocional en la línea de los trabajos que desarrolla la agencia.

Sigue el proyecto en las redes de Psicología en Positivo www.antonimartinezpsicologo.com y a través de las redes de la Agencia de Comunicación Social de www.albertopla.com»

Te dejamos con un par de imágenes más del making off… muy muy pronto podrás ver el resultado 😉

Prensa e información > +34 655824197 | info@albertopla.com

3 mitos del pensamiento positivo

En la actualidad hay una corriente de positivismo bastante interesante. Hay mucha literatura, técnicas, estrategias e información para que aprendas a ver la vida desde un punto de vista más positivo, lo que te ayudará a ser más feliz y a aprovechar la mayor cantidad de oportunidades posible. Asimismo, no está de más decir que la energía que las personas positivas irradian, atrae a otras personas con ese mismo estilo de vida.

Según Gananci, tener una actitud mental positiva no es sencillo, requiere tener confianza en ti y en tus habilidades y saber que el único que se pone límites eres tú, y, en especial debes mantener tu mente alejada de todo pensamiento negativo. Esa última frase “todo pensamiento negativo” puede ser un poco ambigua porque todas las personas percibimos las situaciones de distintos puntos de vista, lo que quiere decir que algo que sea negativo para ti, no precisamente tiene que serlo para otros.

A pesar de que la psicología positiva da herramientas para que las personas tengan mayor felicidad en sus vidas, tiene detractores que se basan en argumentos que no son precisamente los más sólidos. Sin embargo, siguen creciendo en seguidores debido a que incluso algunos psicólogos están avalando dichos argumentos, pero son más personas los que están a favor que quienes están en contra.

Si tú todavía no estás totalmente convencido porque has estado leyendo las opiniones de personas que no están de acuerdo, lo más probable es que también hayas leído los beneficios que aporta a las personas el tener pensamientos positivos. Por eso a continuación describiremos cuáles son esos mitos que a veces se dicen acerca de la mentalidad positiva, pero están lejos de la realidad:

1.- Ser positivos es un requisito: la cultura del positivismo no es un requisito que debes cumplir, sino algo que tú eliges para estar bien. Así como tienes la capacidad para elegir los alimentos que consumes en tu día a día y puedes optar por los más saludables o elegir comer solo aquellos que tengas a la mano -incluso cuando no tengan valor nutricional- así también tienes la oportunidad de elegir los pensamientos que se instalan en tu mente.

Ser positivo no es un requisito obligatorio, así como no lo es comer vegetales todos los días, pero sí es una forma de vida que te traerá muchas más satisfacciones que cuando eliges engancharte en los sentimientos negativos relacionados a situaciones difíciles o incómodas. Es decir, aunque no sea algo obligatorio (porque puedes vivir sin ello) definitivamente estarás mucho mejor cuando vuelves los pensamientos positivos parte de tu cotidianidad.

Si te alimentas mayormente de comida chatarra seguirás viviendo y quizá por mucho tiempo, pero tus probabilidades de sufrir enfermedades y obesidad son mucho más altas que si tuvieras una alimentación óptima.

ser positivos

2.- Si eres positivo no se te permite llorar: por supuesto que tenemos reacciones diferentes ante los estímulos. Nuestras emociones están diseñadas para ello, así que es imposible responder con alegría absolutamente a todas las cosas que nos ocurren, eso no sería normal.

Ser positivos no implica estar con una sonrisa en la cara 24/7 y que no tengas la oportunidad de vivir el duelo cuando ocurren situaciones difíciles. La tristeza y el miedo son sentimientos que son necesarios vivir y expresarlos. Cuando los reprimes y tratas de engañarlos podrías tener graves consecuencias emocionales y físicas.

Ser positivo incluye quererte y apreciarte incluso con toda la gama de emociones que puedes llegar a sentir. No vales menos porque eres propenso a llorar o por evitar a toda costa hacerlo. Las personas positivas suelen tener una mejor autoestima. Si tú tienes problemas en este aspecto échale un vistazo a este listado de libros en Gananci que te ayudarán a fortalecerla.

Una de las personas que se dice “en contra de la cultura del positivismo” es el psicólogo danés Svend Brinkmann y él mismo expresa: “creo que nuestros pensamientos y emociones deben reflejar el mundo. Cuando algo malo sucede, se nos debe permitir tener pensamientos y sentimientos negativos sobre eso porque así es como entendemos el mundo” y consideramos que tiene toda la razón.

Tener una actitud mental positiva no significa que no puedas tener este tipo de emociones, sino saber manejarlas de tal manera en que no te quedes enganchadas en las mismas. Está bien sentir dolor (o cualquier otra emoción negativa y expresarla) pero cuando no dejas ir esa emoción para cerrar el ciclo, corres el riesgo de que la misma se convierta en un estado de ánimo.

El estado de ánimo juega un papel fundamental en nuestro comportamiento en general, así que cuando nuestro estado de ánimo es el miedo, lo más probable es que dejemos de hacer muchas cosas que serían buenas para nuestra vida por temor a arriesgarnos. Cuando dejas que la tristeza se instale por más tiempo del saludable, la misma se puede convertir en un estado de ánimo que se llama depresión lo que es una patología tratable por profesionales.

Por estas razones es preferible vivir cada una de las emociones que amerite cada situación, pero luego volver a nuestro estado de ánimo habitual que tiene el poder de impulsarnos cada vez más lejos.

3.- La actitud positiva es una farsa: aunque podamos cultivar la actitud positiva gracias al aprendizaje, no tiene por qué ser una farsa. Pongamos este ejemplo: una persona que ha sido de contextura gruesa toda su vida se pone como meta adelgazar, por lo que entra en un régimen de alimentación y ejercicio que le permite ser delgado y mantener su cuerpo en forma.

No podemos decir que esa persona es “delgada de mentira”, porque trabajó duro para llegar hasta donde está, aunque haya otros que genéticamente sean delgados sin hacer ningún tipo de ejercicios y comiendo todo lo que les venga en gana.

Lo mismo ocurre con las personas que tienen una actitud positiva, puede que no sea empírica sino aprendida a través de lecturas de autoayuda, experiencias, talleres y más, pero esto no quiere decir que sea una farsa, sino una meta que se propusieron y a la que lograron llegar.

Los pensamientos positivos no tienen que ser necesariamente reacciones, la reacción será lo más primitivo ante los estímulos, pero sí será el resultado de conocer nuestras propias emociones y actuar con dominio propio.

Una persona con actitud mental positiva puede sentirse mal porque el proyecto que le presentó a su jefe fue rechazado a pesar de tener semanas trabajando en él. Esa reacción es la más natural y saludable, quizá sienta frustración y hasta rabia, pero luego tomará eso, lo dejará atrás de sí mismo y buscará la manera de aprender de esa experiencia.

¿Qué fue lo que hice mal esa vez? ¿Cómo puedo mejorarlo? ¿Cómo hago para que mi proyecto no sea rechazado esta vez? ¿Qué es lo que me hace falta ser aprobado? Son algunas de las preguntas que se hará y lo más probable es que más adelante presente un nuevo proyecto mejorado gracias a la experiencia que obtuvo del rechazo anterior.

Si ese mismo empleado no tuviera una actitud mental positiva seguramente se rendiría luego de su rechazo porque se lo tomaría personal ¿Para qué voy a perder el tiempo preparando otro proyecto si a mi jefe no le gusta lo que hago? Podría ser la pregunta/excusa que se coloque para evitar ser persistente.

Ser una persona positiva y entusiasta no es alguien que no siente, sino quien ha logrado conocer y controlar sus emociones. Por supuesto que no todo será color de rosa y habrá muchas ocasiones donde sea más difícil volver al cauce deseado, pero todo se trata de fuerza de voluntad y práctica, ya luego llegará un momento donde fluirá más orgánicamente

Qué es Crecimiento personal

Definición de crecimiento personal

crecimiento personal

El crecimiento personal es  la capacidad que tenemos las personas para aprender de nosotras mismas, dejando nuestra puerta abierta a nuevas experiencias aunque resulten un desafío; hace referencia al desarrollo humano.

Según el modelo de Carol Ryff, si tenemos un nivel óptimo en esta dimensión percibiremos una sensación de desarrollo continuo, nos veremos en progreso, estaremos abiertos a nuevas experiencias y seremos capaces de apreciar las mejoras personales.

En cambio, en caso de tener un nivel bajo en esta dimensión obtendremos sensaciones de no aprender de los retos que nos plantea la vida, sentiremos que no mejoramos y no seremos capaces de transferir logros pasados al momento presente.

Con ello, si poseemos un buen crecimiento personal, nos sentiremos en continuo aprendizaje, siendo capaces de aprender de aquello que vamos recibiendo y sabiendo que tenemos los recursos para ir mejorando y salir fortalecidos de las distintas situaciones.

–oo0oo–

Descubre el Club Positivo, la comunidad online que te permitirá multiplicar tu crecimiento personal:

Qué es Bienestar

¿Qué es el bienestar psicológico?

bienestar psicológico

El bienestar psicológico está relacionado con cómo la gente lucha en su día a día afrontando los retos que se van encontrando en sus vidas, ideando modos de manejarlos, aprendiendo de ellos y profundizando su sensación de sentido de la vida.

Es uno de los campos de trabajo principales de la psicología positiva, y queda conformado como un concepto amplio que incluye dimensiones sociales, subjetivas y psicológicas, así como comportamientos relacionados con la salud en general que llevan a las personas a funcionar de un modo positivo.

Dentro de los principales modelos de bienestar que estudian los factores que lo influyen encontramos el modelo PERMA de Martin Seligman y el de Carol Ryff.

Diccionario de Psicología Positiva.