Artículos sobre el crecimiento personal para todos los públicos e interesados en el desarrollo personal. Blog de Psicología aplicada con recursos, materiales, enlaces y los contenidos más útiles.

Buenos recursos de psicología en la red – 2019

Hoy día Internet la usamos ya para todo. Desde hacer trámites con la administración a jugar online pasando por encargar comida a domicilio. También respecto a la psicologia online.

Afortunadamente, como te decía la psicología no ha sido ajena a ello y está aprovechando todas las ventajas que nos ofrece. En este artículo quiero compartir contigo diferentes recursos de psicología online en 2019, que conozco bien y me parecen imprescindibles.

Consultorio online.

Comenzaré por esta misma web. Los blogs y los foros son una buena herramienta para tener un primer contacto con un psicólogo o personas con circunstancias vitales parecidas.

En el blog dedico una sección a Consultorio online. Allí podrás dejar tu pregunta y la contestaré antes de que pasen 24 horas. Para ello tan sólo debes registrarte en la web, además puedes dejar tus preguntas de manera anónima si así lo deseas.

Web de psicologia online.

De igual forma nuestra página web Psicología en Positivo se ha convertido en un verdadero portal de contenidos en psicología.

Allí podrás encontrar desde imágenes con frases motivadoras, a numerosos artículos, a vídeos, a resúmenes de películas de interés en crecimiento personal, otro consultorio donde nuestros expertos te atenderán, cada cual con su especialidad… no te la pierdas.

recursos de psicología online

Desde casa y hasta en pijama

Psicología online.

Hay proyectos online que funcionan muy bien, como es el caso de Siquia. Judit Izquierdo emprendió con este proyecto creando una iniciativa a modo de portal de psicología online.

Allí podrás encontrar la posibilidad de realizar terapia online, talleres de psicología y tienda de productos especializados. Además incluye una guía de psicólogos online por especialidad. Muy recomendable y de las webs más completas.

Cursos online.

 Otra opción más es la formativa. Desde portales como Educabilia que nos permite conocer diferentes tipos de cursos en la red a modo de comunidad online con muchos contenidos diferentes (yo he realizado alguno de ellos como alumno y salí contento) a talleres de desarrollo personal, dentro del ámbito hispanoamericano.

Habilidades sociales.

Si te interesan las habilidades sociales, la comunicación, la sexualidad etc. te recomiendo la web Egoland Seduccion. Aquí quiero citar también el taller Sedúcete a ti mismo online, del citado proyecto, donde colaboro redactando artículos y como instructor.

En el Sedúcete… ofrecemos la posibilidad de pasar por un ciclo de sesiones online por skype con diferentes profesionales con mucha experiencia para alcanzar tu mejor versión. Trabajamos el autoconcepto, la autoestima, las fortalezas personales, la comunicación contigo mism@…

Skype y videoconferencias.

 Por cierto, si aún no tienes Skype, que cada vez trae consigo más opciones y herramientas en sus sucesivas versiones, en el enlace te lo puedes descargar de manera gratuita.

Blogs de interés.

 Puede que quieras centrarte en leer blogs dedicados a la psicología y al desarrollo personal. Aquí te dejo los blogs que sigo yo y que me parecen especialmente relevantes. Entre otros encontrarás el blog Habilidad Social de Pau, que para mi es el mejor en castellano.

  • Íntimas conexiones. El blog sobre sexualidad y educación sexual que debes conocer, a cargo de la psicóloga Raquel Graña.
  • Habilidad social. Con espléndidas guías sobre comunicación, persuasión e inteligencia social por Pau Forner.
  • Supera la depresión. Proyecto y libro orientados a superar la depresión mediante la Psicología Positiva.
  • La enredadera. Textos que invitan a sentir y reflexionar en este proyecto impulsado por Belén González.
  • La Senda. El mejor blog que he podido ver en castellano sobre meditación y mindfulness.
  • El mono de Harlow . Blog muy fresco y entretenido sobre psicología por Rocío Cerezo de Castellví.
  • Situación de la psicoterapia en España y Europa . Blog de Luis Ángel Saúl Gutierrez (psicólogo clínico y profesor de la UNED).
  • Supervivientes masculinos . Dirigido a hombres que han experimentado abuso sexual.
  • Maternidad fácil. Web muy completa sobre temas de crianza, embarazo, bebés… y temas relacionados.
  • Psicorockgía. Muy buen blog sobre psicología con un estilo diferente.

Psicoterapia online.

En último lugar y no menos importante, está la posibilidad de realizar psicoterapia online. En este artículo, Psicoterapia online, explico con más detalle sus características. La he utilizado habitualmente y bajo mi experiencia funciona igual de bien que la presencial cara a cara y tiene sus circunstancias y aplicaciones claras.

Podcast.

Los podcasts se están convirtiendo en unos formatos cada vez más seguidos; los escuchas cuando quieras y donde quieras, y hay algunos realmente buenos. Nosotros aportamos nuestro grano de arrna y estamos orgullosos de capítulos como este: Podcast 12, Vivir desde el amor con Gerard Romero.

Más enlaces útiles sobre psicologia online y desarrollo personal.

Blog sobre Good Life de Ch. Peterson en Psychology Today
http://www.psychologytoday.com/blog/the-good-life

Psicología positiva
http://psicologia-positiva.com/

Página sobre la autocompasión de Dr. Kristin Neff
http://www.self-compassion.org/

Sociedad Española de Psicología Positiva
http://www.sepsicologiapositiva.es/

Asociación Internacional de Psicología Positiva (International Positive Psychological Association, IPPA)

http://www.ippanetwork.org/

Psicología positiva de Martin Seligman
http://www.authentichappiness.sas.upenn.edu/

Psicología positiva de Martin Seligman en español
http://spanish.authentichappiness.org/Default.aspx

Instituto V.I.A.
http://www.viacharacter.org/

Filosofía en español
http://www.filosofia.org/

Psicología positiva en la página de la revista Psychology Today
http://www.psychologytoday.com/basics/positive-psychology

Social Psicology Network
http://www.socialpsychology.org/

Muchas opciones que nos evitan desplazamientos, nos proporcionan mayor intimidad y anonimato, si así lo deseamos y a menor precio por evitar tener que utilizar sí o sí determinados espacios como aulas. ¿Qué otros recursos de psicología online de utilidad conoces? ¡Te animo a compartirlas abajo!

Antoni.

¡Si te ha gustado el artículo, te animo a dejar un Comentario aquí abajo y a seguirme en facebook!

Cómo vencer el miedo de iniciar algo nuevo.

 

Los cambios a veces nos asustan. Pasamos de una situación de equilibro a otra en que pasan cosas nuevas que quizá pensemos que no sabremos manejar, y nos asusta pensar si podremos vencer el miedo o no.

Seguro que has oído hablar del concepto de zona de confort (en el vídeo de abajo encontrarás un mensaje muy chulo al respecto) La zona de confort es el conjunto de lugares, personas y situaciones en que nos sentimos cómodos y protegidos. Es necesaria y nos protege. Sin embargo en ocasiones debemos salir de ella precisamente para seguir creciendo.

¿Qué pasa cuando decidimos cambiar? Podemos sentir una fuerte sacudida. Podemos no saber qué hacer, ni como hacerlo. En ocasiones sentimos que nuestros esquemas se rompen.

 Sin embargo, ¿qué es esto si no una parte más de la vida? Con coraje y determinación, pongamos la mirada al frente y sigamos adelante hacia eso nuevo que además puede ser mejor.

La ilusión es una de las palabras clave. Queremos estar motivados por las cosas, sí, ¿pero trabajamos activamente para motivarnos? La ilusión se hace andando y la motivación se desarrolla precisamente dando un paso más hacia ello que deseamos.

Algo tan del día a día como ir a hacer la compra al supermercado puede ser algo aburrido o algo divertido según como lo enfoquemos. Podemos ilusionarnos con saber más de comida sana lo que sin duda redundará en nuestro estado físico y mental. Es decir, puede ilusionarnos dar ese cambio en nuestra vida.

Este tipo de cambios son deseados y aunque pueden darnos respeto son diferentes a aquellos cambios que no esperábamos.

En mi experiencia personal en la consulta a lo largo de estos 15 años, he comprobado que las personas tenemos una capacidad de ser flexibles y adaptables realmente alta. Somos capaces de encajar los cambios de una manera relativamente notable.

En todo caso suele llegar un punto en el que tomamos conciencia de que ese nuevo momento puede traernos también cosas buenas. Incluso aquellos cambios más «estresantes» como cambiar de domicilio y tener que mudarnos, dejar un trabajo o a una pareja… Llegará un momento en el que lograremos ilusionarnos y que acabemos viendo la parte positiva.

como lograr cambiar

Consejos para vencer el miedo a iniciar algo nuevo

Vamos a ver algunos consejos claros para animarnos a dar un paso más que nos da miedo:

Confía en el proceso. Vamos haciéndolo mejor a medida que progresamos. Así, vamos viendo aquellas cosas que podemos mejorar en el transcurso del camino.

Es conocida la frase «la meta es el camino». Es verdad. Si vamos confiando en el proceso además tendremos la recompensa de que podremos llegar más fácilmente allá donde nos propongamos.

Ten paciencia. Junto con la perseverancia y el insistir lo nuevo dejará de serlo. Precisamente podemos conseguir que lo que antes se encontraba fuera de la zona de confort… acabe siendo parte de la misma. Y eso es bueno.

La paciencia nos va a permitir entender mejor todo ello nuevo que la vida nos trae. Siendo pacientes con nosotros mismos, con los demás y con la natural evolución de las cosas.

Cultiva la conciencia plena. A veces nos concentramos en las dificultades y no en aquello que ya recorrimos o que también está presente pero que no reparemos en ello. Pega un vistazo a este artículo: Beneficios del mindfulness.

Hay pocas cosas que vayan a traernos tantas buenas noticias como la práctica del midfulness a la hora de enfrentarnos a emociones o pensamientos.

Utiliza tu temor como energía. Es el combustible para dar un paso más. Que el miedo te impulse y te genere energía.

Las emociones son energía que podemos utilizar a nuestro favor, también las negativas, a la hora de iniciar cosas nuevas.

Hoy es el primer día del resto de tu vida. Y por tanto el primero del cambio. Gózalo, ya que tu vas a ser el responsable de ello. Tu eres el creador del tipo de vida que deseas.

Vívela, afróntala y gózala. Valdrá la pena.

¿Hay algo que te ilusione especialmente actualmente? ¿Has notado esa sacudida últimamente? ¡Te invito a comentarlo aquí abajo, a difundir tu mensaje mediante las redes sociales de abajo o a dejarme una nota mediante el Contacto! Entre todos podemos ayudarnos para seguir dando esos pasos.

Antoni

pd.- la ansiedad es nuestro principal enemigo a la hora de cambiar. Sin embargo, esta se puede reducir enormemente y por tanto se puede gestionar ¿Quieres conocer nuestro método en cuatro pasos para controlar la ansiedad?

Por qué tu puedes cambiar tu forma de ser (y por qué otros no).

¿Yo puedo cambiar? ¿Realmente puedo mejorar mi forma de ser?

Esta es la cuestión que cada persona que acude a la consulta se hace en la primera sesión. Y que a veces también me hacen de forma explícita; cuando no se verbaliza, siempre está presente de forma implícita. Con eso no me refiero a mejorar de algún trastorno o síntoma, si no a si la persona en si puede cambiar. Y ello implica cambiar nuestra manera de pensar.

Lo cierto es que cada uno de nosotros piensa en algún momento que lo suyo no tiene solución, que es un caso perdido o que si alguien no cambiará en algo es quien viste y calza. Que tire la primera piedra quien jamás haya tenido ese pensamiento, aún de forma fugaz. Hasta los psicólogos que escriben blogs.

Cambio como pienso = cambio como soy

Cambiar nuestra forma de ser implica hacer evolucionar nuestra personalidad. Una vez adultos, la personalidad ya está creada y permanece de manera relativamente estable; fíjate en ese relativa, ya que siempre es posible optimizarla.

Cambiar nuestra personalidad se encuentra bastante cerca de hacer cambiar nuestra manera de pensar. Es decir, podemos aprender a pensar de manera diferente. Pero antes de seguir con esto quiero compartir contigo este vídeo, donde se nos habla de la plasticidad del cerebro, ese órgano tan poderoso que tiene la capacidad de moldearse según cómo lo utilizamos:

Cómo hacer cambiar la forma de pensar.

Hay diferentes maneras de modificar nuestra manera de pensar,como vemos en nuestros programas terapéuticos. Una de las herramientas que más utilizo en consulta es la terapia racional emotiva del psicólogo Albert Ellis. Mi admirado doctor Ellis proponía que son nuestros pensamientos lo que nos pueden causar dificultades, y que estas se manifiestan en lo que hacemos y en lo que sentimos.

Fíjate en qué se forma con lo que pensamos, decimos y hacemos: nosotros mismos y lo que perciben los demás de nuestra persona.

A veces nuestra manera de pensar nos ayuda y se basa en la realidad objetiva (pensar de manera racional) y en otras nos perjudica y se basa en una manera de pensar errónea (pensar de manera irracional). Según Ellis hay tres creencias irracionales básicas que muchas personas arrastran desde la infancia.

Pensamientos irracionales.

– Debo actuar bien y merecer la aprobación de mis actuaciones o de lo contrario soy considerado como una persona inútil.

– Los demás deben tratarme consideradamente y con amabilidad, precisamente de la forma que quiero que me traten, de lo contrario esa persona me pone nervioso, o me deprime, o me hace enfadar, o me hace sentir inseguro.

– Las condiciones en las que vivo deben estar bien dispuestas para que consiga prácticamente todo lo que quiero, cómoda, rápida y fácilmente y no me ocurra casi nada de lo que no quiero. 

Quizás hayas pensado que estas frases son de sentido común. Vuelve a leerlas y piensa en algún ejemplo de tu vida, sin ir más lejos de la última semana, donde puedas haberte visto reflejado en alguna de ellas. ¿Ahora puede que tengan más sentido? En ese caso te pido que pienses una sola situación donde esos pensamientos se mostraron como falsos.

cambiar nuestra manera de pensar

Es decir, encuentra una excepción a esos pensamientos de todo o nada. Si hay una excepción, no son ciertos y por tanto podemos trabajarlos y cambiarlos.

La terapia cognitiva no es necesariamente sencilla y conlleva implicación. Pero yo he podido comprobar que es la herramienta más potente que he utilizado para hacer cambiar nuestra manera de pensar y por tanto de sentir.

Para finalizar te confesaré que el texto entre paréntesis del título llevaba truco. Todo el mundo puede cambiar su forma de ser, optimizarla, hacerla evolucionar… Pero si no quieres que los demás se enteren y no mejoren no comentes esto, no lo compartas en las redes sociales… 🙂 Un positivo abrazo.

Antoni

pd.- ¿quieres ponerte manos a la obra y empezar a cambiar? Siéntete libre de comentarme tus dudas abajo en los comentarios o pasa a la acción siguiendo un programa terapéutico de un mes. Puedes contactarme ya sin compromiso en contacta@antonimartinezpsicologo.com

Psicologia Positiva pàra el Día a Día

¿QUIERES MULTIPLICAR TU CRECIMIENTO PERSONAL CON LA PSICOLOGÍA POSITIVA? 

Apúntate y recibe gratuitamente en tu email mi ebook "Psicología Positiva para el Día a Día" con mi método de 7 pasos.

La felicidad se encuentra en…

¿Dónde se encuentra la felicidad? Quizás  hayas leído que cada circunstancia de la vida nos proporciona una oportunidad para aprender.

Básicamente estoy de acuerdo con ella y esa misma idea viene recogida en muy diferentes tradiciones. Desde el lejano Oriente a nuestros antiguos filósofos occidentales. Vamos a verlo.

¿Qué es la felicidad?

En la antigua Grecia se tenían dos enfoques:

  1. La felicidad es el sentimiento del placer; es una emoción.
  2. La felicidad está relacionada con valores como la generosidad, honestidad y amabilidad. En otras palabras; la felicidad sería más una idea que una emoción.

Las teorías modernas tratan de abarcar ambos enfoques.

En este estudio, las medidas intentaron cubrir ambos tipos de felicidad: la felicidad como emoción y como idea. Esto es importante porque algunas personas piensan en la felicidad como una emoción, cuando en realidad es algo más que eso.

Una teoría de la Profesora de Psicología Carol Ryff (http://aging.wisc.edu/research/affil.php?Ident=55) de la Universidad de Pensilvania, sugiere que hay 6 dominios de desarrollo personal  para alcanzar el bienestar:

www.antonimartinezpsicologo.com

1-Autoaceptación.

2-Establecimiento de relaciones personales de calidad.

3-Un sentido de autonomía tanto en el pensamiento como en la acción.

4-La habilidad de gestionar entornos complejos.

5-Perseguir objetivos significativos y un sentido de propósito en la vida.

6-Continuo crecimiento y desarrollo personal.

En este artículo quiero comentaros que ha contribuido Alberto Rubín Martín, Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Podeis aqui encontrarle: Facebook www.facebook.com/lifeders

¿Pero, dónde encontramos la felicidad?

De acuerdo a un estudio reciente sobre las claves de la felicidad, las relaciones personales están más asociadas a la felicidad que los logros académicos.

Mientras que fuertes y sanas relaciones sociales en la infancia y adolescencia estaban asociadas con mayor felicidad en la edad adulta, las asociaciones con logros académicos fueron mucho más bajas.

www.antonimartinezpsicologo.com

Cuidar las relaciones suele ser siempre la mejor de las ideas

El estudio usó datos de 804 personas de Nueva Zelanda que habían sido seguidas 32 años para comparar la importancia relativa de apoyo social y éxito académico (Olsson y cols., 2012).

Los participantes eran evaluados a las edades de 5, 7, 9, 11, 13, 15, 18, 21, 26, 32 y finalmente a los 38 años.

Los investigadores encontraron que los niños que desarrollaban el lenguaje más temprano, tenían más probabilidades de conseguir éxito académico, pero esto no estaba asociado con bienestar en la edad adulta.

Al contrario, aquellos que tenían mayor apoyo social, a través de clubes o grupos de amigos, tenían más posibilidades de ser más felices en la adultez.

En este estudio, cuando los autores encuentran una conexión entre relaciones sociales y felicidad, no significa solo que las personas con más conexiones sociales están siempre de fiesta y disfrutando, es más profundo que eso.

Por otra parte, parece que por mucha educación que recibamos, en los institutos y universidades no nos enseñan qué es la felicidad y cómo alcanzarla.

¿Y si estamos en un mal momento, cómo somos felices?

La palabra crisis viene del concepto de oportunidad, es decir, de darnos la ocasión para cambiar, evolucionar, repensar etc. en esos momentos en que parece que todo se desmorona.

Esto lo vemos más claro en los momentos de fracaso y de incertidumbre, en los momentos de oscuridad. O lo que es lo mismo cuando tocamos fondo, cuando nos cuesta seguir adelante, cuando notamos que las pilas de nuestra energía, cuando estamos mal, en definitiva.

En tiempo de zozobra hay dos opciones, o quedarnos ahí o tirar hacia delante.

En el muy interesante reportaje 7000 millones de otros siempre me ha fascinado el descubrir la historias provenientes de mi lugares del mundo, con personas de contextos  radicalmente diferentes. Te recomiendo que le pegues una buena ojeada:

Podemos pensar que cada cual tiene sus teorías y soluciones al respecto, claro. Pero, ¿no sería maravilloso encontrar recetas aplicables en nuestro día a día? Si quieres saber mucho más sobre esto, escucha nuestro Podcast 17 Tres pautas probadas para ser mas felices.

En la consulta los psicólogos buscamos el click de quien tenemos delante. Sea cual sea nuestra orientación teórica, queremos que nuestro consultante vea, sienta y actúe de manera diferente; de otra manera que la persona que nos consulta encienda su propia luz, a la que se refiere la foto, y alcance la felicidad.

Para ello dedicamos nuestros esfuerzos y experiencia a dar luz, especialmente en la zonas más oscuras, desde una actitud de acogida y respeto.

Pero también se puede agregar aún más luz en las zonas ya luminosas. Aunque esta ya es otra historia y es mejor que nos lo explique nuestra amiga la Psicología Positiva para así entender mejor donde se encuentra la felicidad…

Consejos para buscar y comprar un piso sin sufrir un ataque de ansiedad

 

Comprar un piso es sin duda una decisión importante que no se suele tomar a la ligera. Se trata de un proyecto a largo plazo, una gran inversión para contar con un lugar donde planeamos pasar el resto de nuestros días. Es por eso que la elección del piso ideal se complica mucho más.

No es lo mismo buscar un piso para alquilar, sabiendo que en cualquier momento podemos abandonar la vivienda y buscar otro si por alguna razón no nos convence. Comprar un piso sin embargo se convierte en una de las decisiones más complicadas, y cuanto mayor sea la oferta más nos costará tomar la decisión final.Comprar un piso puede generar estrés al tratarse de un proyecto a largo plazo que requiere de una gran inversión

buscar piso sin ansiedad

Es por eso que comprar un piso en Barcelona o en otras grandes urbes de España puede acabar generandonos estrés. Son tantos los barrios, las modalidades de vivienda, la franja de precios y otros tantos factores los que entran en juego, que podríamos estar buscando el piso ideal toda la vida sin llegar a tener nunca la seguridad de que este es el adecuado.

Para combatir el estrés de la búsqueda de un piso aquí tenéis algunos consejos que os ayudarán a sobrellevar esta aventura. Porque la búsqueda de un piso no deja de ser el inicio de una nueva etapa y si lo gestionamos adecuadamente sabremos disfrutarla con ilusión.

Utilizar portales inmobiliarios

Este punto es posiblemente el más evidente. Lejos quedan los días en los que nos recorríamos un barrio buscando carteles de Se Vende en las ventanas. Cada vez es más raro también realizar la búsqueda de pisos en periódicos impresos o directamente acudiendo a una única inmobiliaria. Gracias a los portales inmobiliarios de internet, toda la oferta del mercado se centraliza en una única base de datos que podemos consultar cómodamente desde nuestra casa y con los filtros que nosotros estimemos.

Más allá todavía, muchos de estos portales cuentan con Apps para Smartphones que nos permiten hacer las búsquedas desde cualquier lugar. Así, dedicándole un ratito cada mañana en el metro podremos cazar las mejores oportunidades.

Ser optimista

Algunos consiguen la casa de sus sueños en la primera visita, pero siendo realistas es muy poco probable que eso suceda. Posiblemente habrá que dedicarle mucho más tiempo hasta dar con nuestro piso ideal. En ocasiones, resulta fácil frustrarse y tirar la toalla si después de ver treinta pisos ninguno cumple con nuestras expectativas. El poder ver las cosas con claridad, lo que por ejemplo nos facilita el mindfulness, es clave.

Lo importante es pensar que cada piso visitado nos acerca un poquito más a nuestra futura casa. Además, con la situación actual del mercado inmobiliario la oferta es más amplia que nunca por lo que desesperarse no tiene ningún sentido.

“Actualmente la oferta de viviendas es mayor que nunca, por lo que tenemos más opciones a la hora de buscar nuestro piso ideal”

Contactar con expertos

Si existen los profesionales del sector inmobiliario es sin duda por algo. Siempre es aconsejable contar con la ayuda de un agente inmobiliario para poder beneficiarte de su experiencia y conocimiento. Ellos conocen el mercado local a la perfección, además de sus precios, por lo que podrán aconsejarte mejor que nadie sobre lo que es una oportunidad y lo que no. No obstante, recuerda siempre que la decisión final está en tus manos.

Pedir opiniones externas

Otra fuente importante de apoyo son nuestros amigos y familiares, especialmente los que ya compraron un inmueble en su día. Hablar con gente que ha vivido la misma experiencia que tú te ayudará a orientar tu búsqueda y a conocer algunos trucos que faciliten el proceso.

¿Listo para comenzar la aventura de buscar piso sin ansiedad?

Tengo ansiedad ¿Soy un incomprendido?

Tal y como dice el título, las personas que padecemos ansiedad nos sentimos incomprendidos. A diferencia de las enfermedades físicas no siempre es sencillo de explicar como nos sentimos… En Internet encontramos los principales síntomas de esta patología: Nerviosismo, temor, sensación de peligro inminente, tensión muscular… Lo que no pone es como realmente se encuentra uno cuando padece ansiedad. Y la respuesta es mal, muy mal.

Vamos a hablar claro para todas aquellas personas que jamás hayan padecido este trastorno. La ansiedad es una mierda. Vendría a ser como ese dolor de muela que no cesa durante horas o esa piedra en el zapato que sentimos a cada paso. Un dolor tanto físico como mental que nos acompaña cada segundo, es tener la sensación que en cualquier momento algo malo va a suceder y, por si no fuera poco, tienes todo tipo de molestias físicas que se encargan de hacerte más pesada la carga «emocional».

Para entender la ansiedad hay que sentirla. Solo así uno puede ser consciente de, hasta que punto, puede llegar a limitar y, perdón por la palabra, joder tu vida.

De la ansiedad se sale. Mejor dicho, de un cuadro de ansiedad se sale y es que la «ansiedad» en si es un instinto de supervivencia que nos permite entrar en «fase de alerta» cuando experimentamos una situación de peligro. Sin embargo los que padecemos ansiedad estamos en «alerta roja» por cualquier situación, en cualquier momento… ¡Siempre en guardia!. Y ello supone un desgaste tanto físico como emocional muy elevado. Como os decía salir de la ansiedad es posible¡Claro que lo es!

de la ansiedad se sale

Existen una amplia variedad de recursos que nos serán muy útiles para aprender a controlar la ansiedad , sin embargo muchas veces queremos construir la casa por el tejado y antes de superar un problema hay que aceptarlo. ¡SI!. ¡Tengo ansiedad coño!. ¿Qué pasa?. Asume que tienes esta patología o trastorno y ello no te convierte en una persona loca. ¡Fuera tabúes!.  Una vez asumido es momento de enfrentarte a ello y es aquí donde empiezan los conflictos…

Al pedir ayuda a algún amigo, familiar o especialista muy probablemente, con toda la buena fe del mundo, nos recomendarán lo que leen por la red: ¡Haz deporte! o ¿Por qué no vamos a ver el fútbol que tanto te gustaba?.

Pero no tienes ganas de hacer deporte y el fútbol, que antaño tanto te gustaba, ahora lo ves como un lugar lleno de gente que no hará más que aumentar tu grado de ansiedad. ¿Y si te da una crisis en medio de la gente?. ¡Qué fútbol! Tu estarás más pendiente de ti y de tus síntomas puesto que el ansioso se vuelvo hipocondríaco y aprensivo. ¿Hacer deporte?. Para hacer deporte, que por cierto es buenísimo porque libera endorfina que nos hace sentir bien, hay que estar preparado.

Ya no solamente físicamente si no mentalmente. El ansioso suele huir del deporte por una simple razón y es que cuando hacemos ejercicio aumenta el pulso de nuestro corazón y enseguida lo asociamos con la taquicardia, uno de los síntomas habituales de la ansiedad y crisis de pánico, y ya la hemos liado. En ese sentido nos sentimos incomprendidos… pero eso no debe servir como excusa para no hacer deporte. Ponte unas metas realistas y, aunque tengas que estar dos meses para echar la primera carrerita…. ¡mueve el culo!

Toda ayuda que recibe una persona que tiene ansiedad debe ser bien recibida y agradecida. Los familiares y amigos ponen las buenas intenciones y el cariño. El psicólogo pone el conocimiento.

Pero solo tu sabes lo que te ocurre, lo que sientes, lo que te pone ansioso, lo que te relaja… ¡Experimenta!. ¡Juega! ¡Maneja tu la ansiedad!. No pidas ni te exijas que te comprenda el mundo, ni siquiera la gente que tienes cerca, ellos no tienen la posibilidad de entrar en tu cuerpo y cabeza para sentir los mil síntomas de mierda, que yo si que los sé, que te crea la ansiedad.

Sin embargo tu si que puedes. Tienes una «enfermedad» que te permite la posibilidad de conocerte más y ponerte a prueba. Además si lo superas, que sé que vas a poder, no solamente vas a poder disfrutar de todo lo que antes te hacía feliz si no que además lo vas a disfrutar el doble. Ya se sabe aquello que para estar feliz hay que estar previamente triste.

Somos unos incomprendidos, si. Lo somos. Pero en vez de venirnos abajo por ello debemos aprender a comprendernos a nosotros mismos. Ese es el primer paso para aprender a controlar y manejar la ansiedad a tu antojo. Que, por cierto, es de lo que se trata. Después de saber que tu tienes la llave para superar aquello que tanto te está jodiendo… De la ansiedad se sale.¿Qué eres un incomprendido o un privilegiado?

Pedro Gayá

 

Los terribles “debería” y cómo eliminarlos

En nuestro día a día nos enfrentamos con constantes obligaciones y cosas que hacer, decir o pensar: “debería ser puntual”, “debería ser más positivo”, “debería perder unos kilos”, “debería llamar a mi madre a ver cómo le ha ido el día”, “debería dar las gracias”… Pero estos “debería” pueden tomar fuerza y peso hasta convertirse en terribles leyes inquebrantables que rigen nuestra forma de vida, nuestra forma de pensar e, incluso nuestra propia felicidad: “debería tener el cuerpo perfecto”, “debería ser el mejor de la clase”, “debería ganar todos los premios”…

estres

Las ideas irracionales, según Albert Ellis, son “aquellas creencias que perturban al sujeto y que no le dejan vivir de manera satisfactoria”. En otras palabras, son creencias fuertemente arraigadas en las personas que pueden regir sus vidas de una forma que no le hacen realmente feliz y que suelen contener palabras como el “debería”, “tengo que”, “siempre” o “nunca”.

A continuación, te doy unos consejos para eliminar las ideas irracionales de “debería” y poder encontrar así tu propia voz.

√    ¿Cómo se ha formado ese “debería”?

El verbo “deber” según la RAE, es el estar obligado a algo por ley divina, natural o positiva, tener una obligación de corresponder a alguien en lo moral o cumplir obligaciones nacidas de respeto, gratitud u otros motivos. Tenemos que pararnos a pensar el medio por el cual nos exigimos esa obligación presente en nuestra vida.

Normalmente, estos pensamientos se nos instauran de bien pequeñitos por lo que observamos en nuestro ambiente. Por supuesto, se nos habrán quedado más arraigados aquellas enseñanzas que hayan sido transmitidas por figuras de autoridad o de aprendizaje (padres, abuelos, hermanos, profesores,…). Aunque también pueden deberse a interacciones más sociales como el círculo de amigos (sobre todo en la adolescencia), los medios de comunicación, la sociedad, etc.

 deberia

Una vez queda instaurado ese pensamiento (“esto es así porque así me lo han dicho”), la persona lo interioriza y se obliga a cumplirla. Por ejemplo, a Alicia le encantaba comer patatas fritas cuando tenía 10 añitos. Un día durante una comida familiar, Alicia no paraba de picar patatas hasta el punto de que sus tías le dijeron que debía comer menos, que sí seguía así se iba a poner gordita y las niñas gorditas nunca tienen novio.

Hoy en día, Alicia cuenta las calorías de todo lo que come, no se permite saltarse la dieta y si nota que ha engordado o se ve hinchada, es capaz de saltarse comidas por miedo a que nadie la quiera. Alicia piensa que “debería estar delgada para gustar a la gente”.

Por esto mismo, lo primero que debemos hacer es pararnos a pensar el por qué pensamos en ese “debería”, dónde está su origen. Una vez encontrado tenemos que reflexionar sobre el mismo de una forma objetiva. Muchas veces nos daremos cuenta de que son cosas absurdas que alguna vez escuchamos y que no nos hemos parado a pensar.

√     ¿Para qué me sirve ese “debería”?.

Otro punto que tenemos que pensar es el por qué de realizar el “debería”. Normalmente se reducen a tres: convencionalismo o normas sociales, miedo y culpa.

Para convivir en sociedad se han ido creando unas normas sociales para hacer más armoniosa la vida en común. El seguir estos dictámenes vienen de muy atrás, remontándonos a la necesidad de vivir en grupo por primitiva supervivencia: el ser humano en solitario tiene menos posibilidades de salir adelante que si lo hace en grupo.

Por este motivo, buscamos el seguir las reglas sociales para ser aceptados en la comunidad y así sentirnos seguros. Normalmente, estos “deberías” no suelen ser los que más perjudiciales, sino que simplemente son aquellos que nos limitan de llevar a cabo ciertas conductas o de decir ciertas cosas.

El miedo suele ser una emoción que mueve de forma imperiosa al ser humano, por no decir la que más. Este viene ligado con el punto anterior de las normas sociales: si tememos que al no realizar el “debería” podemos vernos afectados negativamente, llegando al punto de alcanzar aquello que nos da miedo, siempre tenderemos a preferir llevarlo a cabo aun privándonos de algunas cosas. En el caso de Alicia, ella tiene miedo a acabar sola por lo que prefiere no comer ciertos alimentos a dar posibilidad de que su temor se haga real.

Por último, la culpa también es un aspecto puramente social que promueve los “debería”. De nuevo, está claramente influido por la convivencia humana en comunidad pues estos remordimientos se crean a través de ella. Si nos paramos a mirar en la naturaleza, ningún animal tiene sentimiento de culpa, solamente los humanos hemos desarrollado esta emoción, incluso llegando a inculcársela a algunos de nuestros animales de compañía. En otras, palabras, la culpa es de origen social, no natural.

Además, la culpa suele ser una moneda de cambio o chantaje para conseguir cosas o hacer sentir mal a los demás: si realizamos el “debería” no nos sentiremos culpables.

 los terribles deberia

Si nos paramos a pensar en el por qué hacemos lo que hacemos tendremos más consciencia de los “deberías” y podremos discutirlos hasta eliminarlos. “¿Qué pasaría si no hago o digo esto?”.

√     Las creencias, los valores y los principios.

En ocasiones, para llevar a cabo un “debería” sentimos que traicionamos nuestras creencias, valores o principios. Este punto es realmente importante que sea reflexionado, porque una persona es lo que cree, su ética y su moral, traicionar uno de estos es traicionarse a uno mismo. Por esto, hay que barajar si realmente nos compensa dejar de ser nosotros mismos para agradar a otros. Por ejemplo, a Luis no le gusta salir de fiesta con sus amigos los fines de semana porque siempre acaban metiéndose en peleas y él no se considera una persona violenta y lo cree que es un comportamiento vergonzoso, pero sabe que si no sale con ellos le dejarán de lado.

Luis deberá sopesar si prefiere ser “otra persona” y salir con sus amigos o si hacer otras actividades que sí considere apropiadas y acordes a lo que piensa.

 pensamientos irracionales

 

√      ¿Realizar ese “debería” me traerá la felicidad?

Pocas veces encontraremos que esos “deberías” vayan a contribuir a ser más felices, pues no dejan de ser obligaciones y cosas que realmente no nos gusta hacer (si no, no serían obligaciones).

Si todo lo anterior no termina de convencerte, grábate esta frase en la mente: lo único que debe hacer el ser humano para seguir viviendo es respirar. Incluso, una persona puede seguir viviendo sin comer, beber o dormir, pero respirar es algo fundamental. Cuando te sientas presionado por el “yo debería”, piensa en esta frase, puede que no te haga eliminarlo, pero te ayudará a respirar, nunca mejor dicho.

 ideas irracionales

Tras la lectura de este artículo, seguramente tú también hayas detectado que posees ideas irracionales de “debería” y ahora está en tu mano el hacerlas desaparecer para siempre.

Como reflexión final, te pregunto: ¿crees que sería posible erradicar todos esos “debería” de nuestra sociedad o es algo que va implícito y adjunto a ella? ¿Realmente los necesitamos?

pensamientos albert ellis

María Cartagena. Psicóloga. Psicología en Positivo. 

pd.- en ocasiones los profesionales nos enfrentamos a casos complicados, donde los «debería» u otras creencias son difíciles de romper en nuestros clientes. ¿Conoces nuestra lista de correo para profesionales, con consejos y materiales semanales?

 

 

Pasión por aprender y perseverancia: tu motor de cambio.

En la consulta y en los talleres de crecimiento personal en los que participo hay muchos factores que influyen para que la persona acabe cambiando y evolucionando. Pero estoy convencido de que el principal estímulo para superarse es el deseo genuino de aprender, el amor por el conocimiento.

Te sentirás identificado o identificada con esta fortaleza personal si siempre te ha gustado aprender cosas nuevas, tanto en un ambiente más académico como por tu cuenta, aprovechando cualquier situación o persona que te permita aprender.

Hay mil maneras para conseguirlo y actualmente disponemos de mil modos de nutrirnos en este aspecto.

www.antonimartinezpsicologo.com

Alcanza la bola mágica… aprende a ello 😉

Este punto es básico si quieres acabar desarrollando una personalidad dinámica y que crezca. Me viene a la cabeza la frase de que un día sin que hayamos aprendido algo nuevo es un día perdido, así que podemos procurar que no pasen nuestras jornadas sin que hayamos interiorizado, captado o probado a adquirir conocimientos o destrezas nuevas.

Hoy día disponemos de recursos infinitos gracias a las nuevas tecnologías. Gracias a internet tenemos infinidad de webs, foros temáticos, magníficos blogs, enciclopedias colaborativas (p.ej. wikipedia), aplicaciones de móvil y muchas más herramientas.

A algunas personas el poder conectar con otras que tengan un toque intelectual les es básico; sin embargo aquí lo fundamental y aplicable a todo el mundo es el tener esa capacidad y deseo de aprender, sea cual sea la base de la que uno parta.

Este rasgo es normalmente apreciado y conecta con la curiosidad. La capacidad de querer y desear saber más me atrevo a decir que está muy conectado con el éxito en la vida. No podemos saberlo todo, pero sí podemos tener esa voluntad, esa voracidad por conocer más cosas.

Aún más, las personas que nos hacen ver que gozan con lo que sabemos nos están premiando, cualificando. Piensa en qué ocurre cuando nos preguntan sobre alguno de los temas que más dominamos, fluimos hablando de ello. Esto podemos utilizarlo para conectar mejor con los demás y ser focos de conocimiento.

Cómo desarrollar tu pasión por aprender

Aquí te propondré un ejercicio para mejorar en este rasgo. Los libros nos proporcionan una vía clara para trabajar esta clave. En todo barrio o pueblo suelen haber bibliotecas públicas gratuitas.

Una manera más de explotarlas es participar o crear un club de lectura con amigos interesados en ello, compartiendo libros, leyendo párrafos en voz alta o participando en iniciativas tipo Book Crossing, “liberando” libros en lugares públicos para otras personas. Además hay librerías de canje y de segunda mano. Una manera de seguir aprendiendo utilizando tus libros favoritos y, además de conectar con otras personas, divirtiéndote con ello.

Por ejemplo, las películas Billy Elliot y Una mente maravillosa nos proporcionan dos ejemplos muy diferentes de este amor por el aprendizaje. ¿Se te ocurren otras películas, libros o materiales que motiven este deseo de aprender, como motor del cambio personal?

Aprendizaje + perseverancia = éxito

Éxito y perseverancia suelen ir de la mano. ¿Cómo definiríamos a la perseverancia? La perseverancia es aquella cualidad positiva que nos permite seguir avanzando hacia nuestros objetivos a pesar de los obstáculos.

Precisamente en esta definición encontramos la clave para poder desarrollar la perseverancia en la segunda parte de la frase. A pesar de los obstáculos. Pese a las dificultades que nos surjan en el camino.

De buenos mentores se hace el camino. En los años 2005-2006 al acabar la facultad pude conseguir una beca para irme a trabajar a Francia. En concreto a una asociación llamada Avenir Santé, que trabajaba en la prevención de las conductas de riesgo en jóvenes.

Pese a ser un equipo de no más de seis personas, los objetivos estaban claramente marcados y se llegaba a hacer el trabajo de 8-9 personas. La perseverancia para alcanzarlos era el factor que marcaba la diferencia.

Para poder alcanzar el éxito debemos tener claros cuáles son nuestros objetivos como un paso fundamental. 

perseverancia y exito

«La esperanza es el sueño del hombre despierto»

Cómo definir nuestros objetivos para alcanzar el éxito.

Estos deben de ser:

Realistas, ni imposibles ni tan por debajo de nuestra posibilidades que no impliquen un reto.

Cuantificables, se deben de poder medir y hacer operativos.

Deseables, que realmente supongan un estado o logro apetecible.

Por ejemplo, uno puede tener el objetivo de gozar de mejor estado físico, lo cual sería deseable, pero no sería cuantificable y no sé si realista (¿Cuál es nuestro estado físico actual?¿Cómo vamos a mejorarlo?). Modificado, este podría ser «Hacer ejercicio al menos media hora durante tres veces por semana para poder correr moderadamente sin cansarme».

Una vez definidos los objetivos, para poder ser perseverantes, estos deben de extenderse en el tiempo. Es decir, debemos de crear un hábito, una costumbre, una rutina.

Una vez esta creada, será mucho más fácil lograr aquello que nos proponíamos enlazando con este propósito perseverante. Los seres humanos, por cómo trabaja nuestro sistema nervioso, sobre todo el cerebro, somos animales de costumbres. Una vez instaurado un hábito, tanto positivo como negativo, no es fácil de modificar… por supuesto esto lo podemos utilizar a nuestro favor.

El factor secreto del éxito.

Para establecer dichos hábitos es fundamental la continuidad en la práctica. Sucede así en los cambios físicos que decíamos antes y desde luego en los cambios psicológicos.

¿Cómo perseverar? Proyectando lo que queremos conseguir. Mirando más allá. No desfalleciendo ante los esfuerzos continuados que deberemos realizar.

Pero no sólo eso. Premiarnos y reforzarnos en el camino será fundamental también. Sonriendo, haciéndonos un regalo… Paso a paso se hace el camino.

Te propongo que, por otro lado, en tu ánimo perseverante, te premies por los logros parciales conseguidos. Esto te hará más fácil y agradable el camino. ¡Éxito, aprendizaje, perseverancia, y mucho ánimo!

 «La sabiduría mayor es tener sueños lo suficientemente grandes para no perderlos de vista mientras los perseguimos» (William Faulkner)

Antoni