El perdón

Hay interesantes reflexiones sobre el significado de perdonar. Buscando imágenes para este artículo, buscando “perdón” o “perdonar” en el buscador aparecían mayoría de imágenes de cruces, Jesús, etc.

En este artículo vamos a hablar del perdón desde el punto de vista de la psicología. Hay otros puntos de vista, pero desde el desarrollo personal vamos a centrarnos en aquello que podemos hacer para estar en paz con nosotros mismos.

El perdón es uno de los campos de trabajo de la Psicología Positiva, especialmente dentro de la terapia positiva contra la depresión. Así lo recogemos en nuestra formación y biblioteca de recursos Aprende Psicología Positiva, ya que es algo que se puede trabajar y que podemos enseñar.

Retomo aquí una serie de reflexiones del psicólogo Robert Enright y sus colegas sobre el significado de perdonar. Uno de los obstáculo más frecuentes acerca del acto de perdonar es una concepción errónea de lo que es el perdón; iremos comentando cada uno de los puntos.

–o0o–

Para perdonar, no hace falta olvidar o quitar importancia a la ofensa, renunciar a la justicia legal o reprimir sentimientos frente a la ofensa.

Aquí no queremos minimizar lo que pasó. Es decir, vamos a darle la debida importancia; no consiste en minimizar ni en quitarle hierro, si no es actuar en consecuencia para pasar página.

Para perdonar no hace falta que quien ofendió admita lo que ha hecho, que pida perdón o que quiera cambiar de actitud.

Si todo ello pasa magnífico, porque podrá permitir el que haya reconciliación – si es que ambas partes la desean -.  Mi actitud personal aquí sí es lo más importante, ya que al cambiarla estoy empezando a perdonar.

perdonar

Para perdonar, no hace falta ( y en ocasiones sería muy inadecuado) que haya reconciliación (eso implica una confianza mutua que sería poco aconsejable en ciertos casos).

Se trata más de movernos personalmente hacia otro lado en el que estamos que el tratar de acercarnos a una reconciliación.

Sí, es verdad que esto suele ser algo que podemos desear en un momento dado. Pero no es en absoluto necesario.

Para perdonar no hace falta decírselo a la persona perdonada (tal vez ellos ni siquiera quieran que se les perdone).

Podemos ayudar a la persona en consulta  a que desarrolle sus habilidades de comunicación. En todo caso, hay más opciones que el comunicar o no. Si así lo deseamos podemos ver la forma, pero ese perdón es ante todo un acto personal.

Perdonar no implica que apruebas lo que ha hecho el otro. No justifica su comportamiento.

Desde luego. De nuevo citamos aquí el tema de mirar hacia otro lado o quitar hierro. Podemos no aprobar ni justificar nada y aún así acabar estando en paz y perdonar.

Puedes perdonar sin olvidar.

Si han pasado cosas graves va a ser difícil olvidar. No podemos ni siquiera debemos borrarlo de nuestra memoria. Lo que somos hoy día es fruto de lo que nos ha pasado. Como dice la frase, “a veces se gana, a veces se aprende”

Perdonas ante todo y en primer lugar porque es mejor para ti.

Perdonar es dejar ir. Tan difícil y tan fácil como eso.

¿Tienes experiencia pasando página y perdonando?¿Has podido trabajar el perdón en consulta ayudando a otras personas? Recuerda que el debate enriquece el contenido, así que ahora espero leerte yo a ti 😉

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on FacebookAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.