Entradas

Cómo Mejorar Las Relaciones Sociales [Guía DEFINITIVA]

Como mejorar las relaciones sociales es un tema fundamental para llevar una vida completa y feliz, así como en todo proceso de crecimiento personal. En este artículo vas a poder conocer cómo mejorar tus relaciones sociales, con los conceptos básicos que debes saber y herramientas concretas para ello ¿Suena bien, verdad? Vamos a por ello.

La importancia de las relaciones sociales

Seguramente has escuchado ese refrán popular que reza «mejor solo que mal acompañado», pero, ¿te has puesto a pensar en lo que hay detrás de él? Desde el punto de vista crítico está mal redactado.

Porque no tienes que elegir entre estar solo o con malas compañías. Lo saludable sería elegir entre la compañía que nos agrada y la que no, para -obviamente- inclinarnos por la primera. «Mejor bien acompañado«.

Somos seres sociales, la soledad no es nuestro estado óptimo a menos que sea por elección y en periodos cortos, donde vale la pena recalcar que es bastante saludable.

Las personas que tenemos en nuestras vidas no nos caen del cielo -excepto la familia. Nosotros somos quienes elegimos a nuestros amigos y a nuestra pareja, por lo que cuando nos vemos rodeados de malas compañías, aunque cueste aceptarlo tenemos gran parte de la responsabilidad en la situación.

Para atraer mejores personas a nuestras vidas, debemos empezar por mejorarnos nosotros mismos, para que empieces a trabajar en ello, en la web de mis amigos de Gananci hay un listado de 25 libros de superación personal que te ayudarán en el proceso. No es necesario que los leas todos, pero cada página que leas y pongas en práctica, te acercará más a la mejor versión de ti mismo.

Una de las maneras con las que crecemos es a través de las personas con las que más compartimos. A veces no queremos aceptar esto, pero las personas de las que nos rodeamos influyen en nuestra personalidad y por ende, en nuestro comportamiento.

Por esto es necesario ser sabio a la hora de elegir a estas personas.

Esto no quiere decir que discrimines a nadie, sino que seas lo suficiente cuidadoso a la hora de elegir quiénes son las personas que dejas que se acerquen y se vuelvan parte importante de tu vida. Elegir bien a las personas de las que te rodeas es importante por muy diferentes motivos:

– Por que se ha demostrado en diferentes estudios que las personas que tienen un círculo social más amplio son más felices.

– Por que a medida que hagas más nutritivas tus relaciones podrás crecer, aportar y que te aporten.

– Por que encontrarás más oportunidades de relaciones afectivas, de ocio, profesionales y de todo tipo.

– Y en definitiva por que el éxito en la vida – y esto se ha comprobado repetidamente – depende más de nuestras habilidades sociales que de otros factores como el estatus socioeconómico, raza sexo u ocupación.

A continuación, verás varias maneras de atraer el tipo de personas correctas y así poder mejorar de forma sólida tus relaciones sociales.

relaciones sociales

El mejor predictor para nuestro éxito en la vida es el estado de nuestras relaciones sociales

Practica el auto interés

Puede que esto te choque a la hora de mejorar tus relaciones sociales, pero es el primer y fundamental paso. En la consulta muchas veces digo a mis pacientes – que además bastantes acaban convirtiéndose en amigos – que empiecen por ser autointeresados.

Vamos a ver que significa esto exactamente.

Lo primero es que no hay que confundirlo con el egoísmo. El egoísta no presta consideración a los demás; sólo a si mismo. La persona autointeresada presta atención a si misma y a los demás.

Si queremos mejorar nuestras relaciones sociales debemos de empezar a cuidarnos mucho a nosotros mismos.

Querenos, valorarnos, aceptarnos, ser pacientes.

Y de ahí, pasaremos a las pautas para mejorar la relación con los otros. Toda relación optimizada con los demás empieza por mejorar la relación con nosotros mismos.

Pautas para mejorar tus relaciones con los demás

Vamos a por los conceptos básicos que necesitas saber a la hora de que tus relaciones se conviertan en foco de felicidad, que sean positivas y nutritivas para ambos lados.

1.-No juzgues por la apariencia

Cuando lo haces puedes perderte muchas cosas geniales de las personas. Es cierto que la imagen importa y que la primera impresión es crucial, pero cuando eres capaz de ver más allá del exterior de las personas puedes llevarte muy gratas sorpresas.

Por otro lado, hay personas que se ven impecables y esto no quiere decir que sus valores sean tan buenos como su manera de vestirse. Una excelente manera de atraer a las personas buenas a tu vida, es estando abierto a conocerlas sin tener prejuicios.

2.- Establece límites

Para atraer al tipo de personas correctas debes tener muy claros cuáles son tus valores y los límites que vienen con ellos. Cuando no conoces cuáles son estos valores y muchos menos los límites, te estarás exponiendo y dejando la puerta abierta a muchas situaciones que más adelante podrían traerte problemas.

Por ejemplo, si para ti la honestidad es un valor sobre el cual no cedes, y conoces a alguien que claramente no le da la misma importancia, sabes que es una persona a la cual no puedes dejar que se acerque demasiado porque no tiene esa característica que para ti no es negociable.

Si lo haces, debes tener la consciencia de que en cualquier momento esto puede traer problemas en la relación.

Al tener bien claros los valores por los cuales te riges en tu vida, sabrás cuál es el tipo de personas con las cuales necesitas relacionarte para seguir desarrollándote de la manera en que quieres. Con respecto a aquellos que conozcas, que no reúnan los valores que tú consideras no negociables, también puedes tratarlos, puedes aprender de ellos y conocer puntos de vista diferentes.

Escudríñalo todo y retén lo bueno. Esto se refiere a que no dejes de experimentar y que te atrevas a conocer cosas nuevas, quedándote solo con aquellas que valgan realmente la pena.

Cuando se trata de personas, los valores que no comparten no indican que te alejes de ellas automáticamente, sino que sepas hasta dónde es sano que te involucres con esas personas.

3.-Ten una actitud positiva

La mejor manera de conocer personas buenas es que tú seas una de ellas y lo demuestres con una actitud positiva. En la naturaleza y el magnetismo, los polos apuestos se atraen, pero en las relaciones humanas son los similares los que se atraen entre sí.

Nadie quiere estar cerca de una persona negativa, y cuando por razones diversas, nos toca, sabemos que es algo que no elegiríamos. Por eso debemos huirle a toda costa a ser nosotros esa persona negativa, nube negra que irradia pesimismo al lugar donde llega y a cualquier situación que se le presente.

Una persona con actitud positiva atrae más gente similar. Tiene entusiasmo, no se deja afectar profundamente por las situaciones a su alrededor porque sabe que tiene la fortaleza para afrontarlas.

La actitud positiva se demuestra no solamente con una sonrisa (lo cual es muy importante y trae infinidad de beneficios) también lo hace con palabras de aliento hacia los demás, con energía, entre otros elementos.

4.- Demuestra seguridad en ti mismo/a

Si lo haces, atraerás personas a las que le agrade esta característica y normalmente ellos no buscarán aprovecharse de ti, sino todo lo contrario, se acercará con el fin de aprender y entablar relaciones positivas. Si no te consideras demasiado seguro, aprende las habilidades sociales necesarias para que empieces a practicarlas.

Mientras más lo hagas, más seguridad irás obteniendo, así seas alguien tímido. La timidez es una característica que comparte mucha gente, la diferencia es que algunos la abrazan como algo que los define, mientras que otros han comprendido la importancia de deshacerse de ella con el fin de aprovechar las oportunidades que se les presentan a través del contacto humano.

Puede que seas alguien introvertido, pero no tiene que ser así por el resto de tu vida, existen maneras de trabajar en la confianza propia. Una de ellas -entre las más eficientes- es actuar como si ya tuvieras esa seguridad.

Al actuar de esta manera (decir tu opinión, hablar con un tono de voz apropiado, dar apretones de mano firmes, vestirte bien, etc), eventualmente te empezarás a sentir cómodo y ya no deberá ser actuado, sino que se convertirá en parte de tu personalidad.

Lo más probable es que al principio sea difícil, como todos los cambios, pero al lograrlo te sentirás mucho mejor contigo mismo y atraerás el tipo de personas que quieres en tu vida.

Por supuesto, estas no serán las únicas que querrán acercarse, pero tendrás la seguridad necesaria para quedarte con las que valen la pena, aquellas que puedan aportarte y tú a ellas.

Asertividad

¿Recuerdas cuando hablabamos de establecer límites? Aquí la palabra clave es la asertividad.

Ser asertivo implica hacer respetar lo propio respetando lo ajeno. Aquí, orientado a mejorar tus relaciones, te voy a dar tres pautas básicas para que empieces desarrollar cada vez más asertividad:

Pide lo que quieres. Es decir, di lo que deseas. Te va a sorprender la cantidad de veces que te dicen que sí. Por ejemplo, que te gustaría ver más a alguien, o tener una cita.

Si alguien cruza un límite, díselo. No huyas, no desaparezcas. Díselo, de tal forma que pueda entender que eso no es tolerable.

Practica la asertividad positiva. Antes de pedir algo, di algo bueno de esa persona. tu petición le llegará más fácilmente.

Aquí tienes tres pautas básicas imprescindibles, pero si deseas profundizar en este tema mucho más aquí, puesto que es fundamental: como desarrollar la asertividad.

mejora tus relaciones

El mundo está lleno de personas maravillosas a descubrir y a que nos descubran

Empatía

En habilidades sociales la empatía es la prima hermana de la asertividad. La empatía nos permite ponernos en el lugar del otro, entender sus emociones y motivaciones. Mejorar tu empatía va a ser como poner un turbo en tus relaciones sociales. Vamos a ver tres formas:

Escucha y vuelve a escuchar. La escucha activa es una herramienta maravillosa y muy poderosa. Así que cuando creas que has escuchado, pausa, presta atención… y sigue escuchando.

Pregunta acerca de las emociones. Cuando alguien te cuente algo, no trater de resolverlo o ayudarle de forma inmediata. Pregúnta: ¿cómo te hace sentir esto? Sentirá que la estás acogiendo y respetando emocionalmente.

¿Por qué hace lo que hace? Acercarnos a tratar de averiguar esto nos va a permitir conocer mejor a esa persona y sus motivaciones.

Sigue mejorando tus relaciones sociales

Por último, es necesario tomar en cuenta que, según la primera ley de la espiritualidad de la India, todas las personas que llegan a tu vida son las correctas. Esto es así porque de cada quien podrás tener un aprendizaje que de otra manera no hubieses obtenido.

Este es un enfoque bastante maduro de afrontar las relaciones cuando estas no salen como lo esperábamos y no tiene que ver solamente con las relaciones románticas, sino con las interpersonales de cualquier tipo.

En este artículo tienes las principales claves para nutrir las relaciones sociales. Puedes mejorarlas. Practica, practica y vuelve a practicar, esa el la clave de todo cambio y de todo aprendizaje. Si necesitas ayuda externa, ¡puedes contar con nosotros!