Entradas

Pensamientos desde la consulta (IV). Alternativas a la pandemia de pesimismo: webs positivas

Estimad@s amig@s, hace un tiempo El País publicaba este interesante artículo: Pandemia de pesimismo.

Algunos de los titulares que destacaríamos en el mismo serían estos:

– El bombardeo de malas noticias extiende las emociones negativas.

-Aumentan las consultas al médico de familia por malestar psíquico.

-Los ciudadanos se sienten culpables de la situación.

Unos días antes, este otro, también muy recomendable: La enfermería afronta la asistencia al ‘mal-estar’.

– La situación de crisis tiene un reflejo en la salud que se manifiesta en las consultas [de enfermería de salud mental]

Entre toda la útil información que en ellos se expone, en el primer artículo se describe muy bien la citada pandemia de pesimismo.

A mi modo de ver, del pesimismo colectivo somos responsables los gobiernos, los individuos y los medios de comunicación.

La crisis económica no sólo se manifiesta por la actividad legislativa de los gobiernos, si no que en el caso del nuestro lo acrecienta, a mi modo de ver. Esta es una irresponsabilidad política clara y en la que la ciudadanía debe pedir responsabilidades.

Antoni Martínez Psicólogo

Desde aquí lanzamos nuestra piedrecita optmista

Un gobierno no sólo debe de ocuparse de la economía, sanidad, educación, medio ambiente, si no también de procurar el bienestar y el crecimiento de sus ciudadanos e instituciones. El actual Presidente del gobierno manifestaba que quería que los españoles volvieran a ser felices… esto, como no, en campaña. Las políticas de facto no están haciendo si no todo lo contrario.

La sensación de «con la que está cayendo» es un reflejo directo del malestar individual, impedido de forma extendida, que impide el concepto de «florecer» de la Psicología Positiva. Esta rama de la Psicología moderna en la que me he especializado atiende tanto a las personas (prevenir y curar), como al fomento de instituciones posirivas y de políticas públicas.

Ello se refleja, tal y como se muestra en el artículo, en un aumento de las visitas a los médicos de atención primaria (médicos de cabecera) y en las consultas de enfermería de salud mental. Ambos espacios son de una utilidad sanitaria enorme, en especial el personal de enfermería tiene por su contacto directo y en ocasiones prolongado con el paciente una capacidad de escucha y de asistencia considerable.

Sin embargo, estos no son los lugares más adecuados para evaluar, asistir y mejorar en los trastornos psicológicos y sus diferentes manifestaciones (ansiedad, insomnio, pensamientos obsesivos, conflictos personales…).

Por otro lado los individuos debemos tener un sentido crítico creciente. Saber ser justos con lo que está bien y lo que está mal. Es fácil criticar; es más  difícil – y más necesario-aportar cada cual para mejorar las situaciones. A veces nos faltan herramientas; nosotros las hemso organizado en un programa formativo online.

Mención aparte a los medios de comunicación, como decía al principio. Vamos a ver alternativas.

Alternativas a la pandemia de pesimismo: noticias positivas

En estas alternativas al pesimismo comenzaremos por el lema «Piensa diferente, vive diferente». No se trata de negar la realidad si no potenciar nuestros recursos personales y colectivos.

Por ello creo que, además de estos profesionales, y las redes de ayuda informal (familia, amigos, conocidos) el espacio donde trabajar los trastornos psicológicos, sus síntomas y sus causas, es la consulta del psicólogo, tanto dentro del sistema público como privado.

En concreto, algunas ramas de la Psicología como la Psicología Positiva se me antojan imprescindibles para ayudar a las personas en la situación actual a remontar el vuelo, no sólo a sobrevivir, si no a llevar vidas más felices, optimistas, con mayor bienestar y en definitiva, a florecer.

Y esto se consigue yendo más allá de tomar una píldora que esperemos que nos resuelva los problemas: con una apuesta decidida por nuestro desarrollo personal. Prueba por un día a apagar el televisor y a consultar medios de comunicación positivos, por ejemplo.

Es responsabilidad colectiva y política, también individual el superar las situaciones de crisis. Ahora, precisamente por la «pandemia de pesimismo», necesitamos buenas noticias. 

Medios de comunicación positivos.

Dentro de los medios de comunicación podemos encontrar diferentes medios que salen de la tendencia dominante de ofrecer noticias normalmente orientadas a aspectos negativos (crisis económica, crisis humanitarias, delitos…) tratados de manera más o menos profunda.

noticias positivas

Si bien estas realidades no pueden ser ignoradas, lo cierto es que nuestra sociedad está plagada también de noticias positivas. Nuevos descubrimientos científicos, historias personales de superación, iniciativas solidarias o pensamientos positivos e inspiradores de algunas personalidades notables.

En concreto, en las webs siguientes se recogen dichas noticias con contenidos positivos, optimistas o que aportan luz. En otras entradas de esta misma web podréis encontrar otras páginas con contenidos de Psicología Positiva, como por ejemplo aquí: 12 webs imprescindibles en psicología positiva.

¡Las siguientes webs recogen muchos de estos contenidos positivos!

Webs con noticias positivas.

En Positivo

Completo periódico online que recoge numerosas noticias y artículos de opinión con la idea de mejorar nuestro mundo.

Noticias Positivas

Portal con abundante material sobre desarrollo sostenible, economía solidaria, tecnología verde. Disponible en 12 idiomas diferentes.

Vida Positiva

Periódico online en castellano dedicado a las buenas noticias, pensamientos inspiradores, valores humanos… con audios y textos de interés.

Internacional Positive Psychology Association

Plataforma que centraliza el movimiento de Psicología Positiva a nivel mundial. Ofrece la posibilidad de suscribirse a su newsletter.

Podéis igualmente descargar el listado en pdf en Materiales gratuitos.

¡Nos leemos!

 

Antoni

 

Pensamientos desde la consulta (III). La crisis como oportunidad.

En este momento actual nos vemos obligados a recibir cada día una serie de malas noticias sobre la crisis económica, el empleo, la marcha de la economía etc. y sus complicadas consecuencias: desahucios, familias con problemas, jóvenes obligados a emigrar…

Esto por mi experiencia profesional también se refleja de manera directa en las historias personales de las sesiones de psicoterapia y cursos de desarrollo personal que imparto, tengan o no que ver con el motivo de consulta o el tema del taller.

Despues de la noche siempre acaba amaneciendo. Es una farse de autoayuda… pero es verdad

Tanto en las consultas, donde dedicamos un tiempo a conocernos antes de entrar en el tema que le preocupa a la persona, como en los cursos, donde siempre me gusta hacer dinámicas para que todos los asistentes están a gusto y se conozcan, sale cómo nadie es ajeno a esta coyuntura social, que estoy de acuerdo en que no es la mejor posible.

Las condiciones económicas pueden facilitar o dificultar la felicidad de las personas. Lo mismo pasa con las oportunidades sociales. Con un paro alto todo se pone más difícil. Sin determinadas políticas públicas las personas ven frustradas sus oportunidades de prosperar.

Y este es el motivo por el cual todas aquellas iniciativas que promuevan activamente el cambio social y personal deben ser apoyadas. Igual que en los medios de comunicación de masas predominan las malas noticias, en muchos medios también se reflejan historias que deben ser tenidas en cuenta. Historias de solidaridad, de superación personal, de descubrimientos científicos ilusionantes, de valores humanos positivos en movimiento.

¿Cómo empezamos a cambiar las cosas?

En la Psicoteca de esta misma web encontrarás un pequeño listado de estos medios «alternativos» que en realidad están dejando de ser alternativos para convertirse en mainstream. Algunos de ellos cada día nos dan ejemplos de buenas noticias, descubrimientos científicos, historias de superación… Conocerlas nos da una perspectiva más amplia de las cosas. 

Siempre he defendido y difundido que los medios de comunicación de masas no dan una imagen real y acertada. ¿Por qué los medios abren con una noticias sobre un accidente de coche mortal, y no con una historia positiva? Una u otra alternativa nos influye mentalmente, y mucho.

Seguro que conoces los libros de Eduard Punset, que está lejos de ser un pensador marginal y desconocido. En sus libros promover la divulgación científica y el que seamos mejores de lo que somos. 

O últimamente habrás podido ver la iniciativa de RTVE con «4 minutos de felicidad». La sociedad lo está demandando, ahora más que nunca.

Precisamente pienso que la Psicología Positiva, en tanto que es esa parte de la Psicología científica que estudia lo más valioso que tiene el ser humano, sus fortalezas personales y emociones positivas, cómo funcionan y cómo desarrollarlas, tiene mucho que ofrecer actualmente.

No es suficiente con lo que una persona o grupo de personas, con más o menos experiencia, con más o menos buena voluntad, nos diga que es lo que tenemos que hacer para ser más felices. La crisis como oportunidad.

Esto debe venir lo que investigadores competentes y motivados nos proponen como pautas que, con determinación y esfuerzo, sí han demostrado que pueden hacernos cambiar y estar mejor.

Y es desde esta postura que los psicólogos debemos trabajar para que se cumpla el fin último de consultas de Psicología, cursos, talleres, manuales de «ciencia -ayuda» (por autoayuda buscan): que todas las personas, tanto las que tienen un trastorno identificado como las que no, podamos ser mas felices.

Y sí, ahora, precisamente con la crisis, no puede haber un mejor momento para iniciar un cambio personal.

 

Antoni