Psicología Positiva aplicada (VIII). Cómo estimular el Fluir.

*El contenido de este taller práctico que comparto en el blog está destinado a conocer más sobre la psicología positiva. Si eres un profesional de la psicología, terapias, coaching y educación,  tienes disponible Aprende Psicología Positiva, la plataforma educativa online con las mejores guías de aplicación en terapia, educación y divulgación.

–oo0oo–

8. Cómo estimuar el fluir.

“No hay nada importante que no se haya logrado sin entusiasmo”. Ralph Waldo Emerson.

El fluir o el flow en inglés se refiere a involucrarnos con una tarea o actividad. Puesto que es haciendo cosas donde vamos a encontrar una fuente vital de bienestar, no podía faltar un apartado en este taller dedicado al flow o nivel óptimo de activación en diferentes tareas.

Un apunte: sea cuál sea tu perspectiva teórica vas a poder aplicar las propuestas de la Psicología Positiva fácilmente. Salvo fundamentalistas de uno u otro signo, pienso que podemos coger los mejores conocimientos de cada disciplina y hacerlo nuestros 😉

Vamos a por ello. La teoría de “flow” (fluir, fluidez) de otro de los co-fundadores de la Psicología Positiva, el psicólogo de nombre inacabable Mihály Csíkszentmihályi.

En su origen, esta teoría sugiere que las personas alcanzamos un estado de felicidad alto cuando realizamos alguna tarea y estamos ocupados e inmersos con algo. La motivación es plenamente intrínseca y si bien no es exclusivamente placentera, dado que nos exige un esfuerzo y concentración alta, sí nos proporciona felicidad, como comentábamos.

Incluso hay cambios en la actividad del cerebro; es como si el cerebro “vibrara”, como si “flipara” con la actividad, esto lo puedes ver claramente relacionado con el “fluir” que comentábamos.

Estas pueden ser de tipos muy diferentes, ya sea corriendo, trabajando, escribiendo un poema… Cada persona tenemos diferentes tareas en las que nos sentimos realizados, que suponen un reto y nos hacen movilizar recursos.

Podeos prponerle a la persona el pensar brevemente cual o cuales podrían ser esas tareas en su vida, o cuales fueron en el pasado, aunque por la razón que sea ahora no las realice.

Como características principales tenemos esa motivación característicamente intrínseca, un estado de alta atención, es decir, estamos focalizados en ello y además obtenemos un feedback, es decir, está pasando algo en el ambiente y este nos lo devuelve.

En el caso de que en su caso personal lo consigamos tocando un instrumento musical, sería porque esta actividad le gusta mucho, le exige concentración obteniendo además el resultado de una canción o melodía.

Un aspecto importante es el de la dificultad y reto que nos provoca la tarea. Si somos aficionados al tenis y jugamos contra un profesional, o si por el contrario nos enfrentamos contra alguien que acaba de comenzar a jugar, no podremos encontrar el nivel adecuado de flujo. Si yo jugara contra Rafa Nadal, me lo pasaría genial por la situación, no por el juego en sí  (me arrasaría). Si juego contra alguien que casi no sabe jugar lo mismo, pero a la inversa 😉

Nadal a punto de responder a mi mortífero revés

Para ello, deberíamos de jugar contra alguien de nivel parecido o ligeramente superior, para seguir desarrollando nuestra habilidad ¿Por qué ello nos proporciona bienestar? Porque es en estas actividades que ni son tan fáciles como para aburrirnos ni tan difíciles como para darlas por imposibles donde movilizamos recursos y ponemos en movimiento nuestras fortalezas personales.

Diversas disciplinas como los diferentes tipos de yoga, meditación, mindfulness etc. son buenas catalizadoras y desencadenantes de estados de flujo. Desarrollan nuestra concentración y nos sumergen en el estado óptimo para ello. Si en alguna ocasión has practicado meditación, seguro que te sentiste reconocido en este estado de flujo.

Sin embargo existen actividades muy diferentes que nos permiten alcanzarlo como propone el ejercicio siguiente.

Ejercicio: cómo potenciar los estados de ­flujo.

Durante el mes siguiente realiza alguna de estas actividades, tanto si son nuevas para ti como si ya tienes práctica en ellas, teniendo en cuenta en esta ocasión lo que leíste en este capítulo del manual. En las actividades nuevas seguramente te llevará un tiempo el llegar al estado de ujo, en actividades que hace tiempo que no realizas lo mismo y en aquellas que ya dominas y que tienes controladas puedes probar a añadir un plus de di­cultad:

Actividades físicas: deportes, baile, sexo, artes marciales…

Actividades de los sentidos: contemplar una obra de arte o un paisaje, escuchar música, tocar un instrumento, degustar un buen plato, explorar las potencialidades de un alimento…

Actividades intelectuales: lectura, jugar con las ideas, resolver crucigramas, cultivar el arte de la conversación, idear juegos de palabras, escribir poesía… 

Ahora a practicar el flow. Cuéntame, ¿qué actividades tienes que estimulen tu fluir? ¿piensas que tte será de utilidad con tus clientes o futuras personas que acudan a ti?

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on FacebookAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.