,

La gratitud o la varita mágica para llevar una vida con bienestar

Repasando el diario de gratitud que estuve redactando durante un tiempo, hoy he recordado cierto sábado en que caminaba por la playa de Canet, cerca de Valencia. En buena compañía, ya habiendo pasado los meses de invierno y con la primavera y la presencia de su luz tan característica.

Ese recuerdo me ha hecho sentirme animado recordando aquel momento, alegre por haberlo registrado en mi diario y motivado a planear más instantes como ese; me sentí agradecido por haber disfrutado de aquella experiencia y de ahora tener la oportunidad de traerlo a mi memoria de nuevo.

gratitud

De bien nacido es ser agradecido

 

Durante estos años en que he trabajado en la consulta ayudando a las personas a minimizar lo negativo en sus vidas y a maximizar lo positivo, he llegado a una certeza. Cuando trabajando juntos la gratitud aprendiendo la persona aprendía a expresarla, muchas cosas se transformaban en su vida. Se sentía mucho más a gusto consigo misma y retomaba el poder de crearse el futuro que deseaba. Los acontecimientos de su vida y sobre todo su capacidad de reaccionar ante ellos daban un giro determinante. Era lo más parecido a encontrar una varita mágica.

¿Por qué es importante cultivar la gratitud?

La gratitud cambia nuestra forma de ver la vida y de considerarnos a nosotros mismos. Situaciones difíciles que en otro tiempo nos resultaban insoportables y parecían intolerables se transforman. En el momento en que agradecemos, la situación comienza a aclararse y entonces podemos ver las oportunidades para crear el cambio. Disminuye la depresión, el conflicto se transforma y el estrés disminuye.

Cuando estamos enfadados, asustados, tristes o deprimidos esto suele correlacionar con haber perdido nuestra gratitud. Consejo: cuando te sientas de esa manera repasa y recuerda las cosas buenas presentes en tu vida y agradece; casi de inmediato te sentirás mejor. De entrada con un repaso mental puede valer. Siente la presencia de esas cosas buenas.

¿Por qué funciona? Por que agradecer te cambia la perspectiva y empieza a promover otras emociones.

Ello hace que liberemos endorfinas lo que tiene un efecto sobre diferentes sistemas del cuerpo. Incluso te diría que tiene otras propiedades. Piensa en los estragos que puede causar una vida de odio y de rencor: seguramente encontrarás un rostro ajado y ojeroso. No de casualidad la gratitud es uno de los pilares en los que se sustenta la Psicología Positiva:

Dándonos cuenta de lo que tenemos damos un paso más en nuestro desarrollo personal, seguramente uno de los más importantes.

Una de las cosas que más resalta la Psicología Positiva para ser felices es el ejercicio activo de la gratitud, como decíamos.  Las personas que agradecen de continuo las cosas buenas que les suceden son más felices tanto a corto como medio y largo plazo.

¿Por qué? Una de las explicaciones es que al focalizarnos en todo aquello que queremos agradecer, en vez de en aquello que nos pone furiosos,  es que ponemos el foco en lo positivo en vez de en lo negativo. El cerebro aprende a seleccionar y recordar unas cosas u otras, y podemos hacer que esto juegue a nuestro favor.

Las personas felices son agradecidas. Saben darse cuenta de todo lo positivo que sucede en sus vidas y sienten un regocijo (que bella palabra)  por las buenas nuevas. Y no sólo eso, si no que lo estimulan y comunican aquello que agradecen en sus vidas.

Una manera directa de sacar más partido a nuestra personalidad es precisamente agradecer nuestra forma de ser. Nuestros puntos fuertes, lo que nuestros padres nos han enseñado, agradecer su ejemplo y enseñanzas así como los de nuestros profesores, amigos y otras figuras importantes en nuestra existencia.

Ellos, y el entorno en el que hemos vivido, nos han forjado. Seamos agradecidos por las oportunidades que hemos recibido.

Ejemplo: en absolutamente cada día de nuestra existencia, incluso en aquellos menos buenos, seguro que nos ha pasado algo destacable, positivo o que por algún momento nos haya hecho sentir bien.

Piensa si no en hoy mismo: ¿qué emociones positivas has sentido? ¿qué situaciones agradables has vivido? ¿algo te ha hecho reír? Puede ser ese momento donde por la tarde te has sentido a gusto charlando con tu amigo, aquí queremos incluir también las pequeñas grandes cosas. Hay diferentes maneras de potenciar el agradecimiento; a continuación te propondré una manera eficaz.

Ejercicio para estimular la gratitud.

Te propongo pues un ejercicio clásico de la Psicología Positiva, “Mi momento de la semana“. Haz cada semana un listado con tres cosas buenas que te hayan sucedido durante la jornada.

Puede ser ese paseo recibiendo la cálida luz del sol, la tarde de inesperado sexo que has gozado o esa llamada que has recibido y que te ha alegrado.

Tras ello puntúalas del 1 al 10 (mejor anota sólo aquellas a partir de cinco, que indicaría cierto bienestar, hasta diez, el mayor éxtasis que jamás hayas sentido) y escribe una frase de porqué agradeces eso que te ha pasado. Haz este ejercicio durante al menos dos meses seguidos… y por experiencia propia probablemente le cojas el gusto y sigas haciéndolo durante bastante tiempo más.

psicologo en valencia y online

pd.- si me quieres comentar algo o agradecer este artículo, te animo a dejar aquí abajo cuantos comentarios quieras acerca del agradecimiento y sobre las cosas por las que vale la pena vivir 😉

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Al igual que la meditación no debe interrumpirse de su frecuencia diaria, las intenciones bondadosas no deben interrumpirse cuando uno termina su sesión. Llevar un diario de la gratitud es el perfecto complemento a esta práctica: te sumerge mucho más en la intención de la metta bhavana y te hace mucho más agradecido. […]

  2. Antoni Martínez Psicólogo » La gratitud o la varita mágica para llevar una vida con bienestar (II) dice:

    […] La gratitud o la varita mágica para llevar una vida con bienestar (II) […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *