¿Prefieres soluciones mágicas, pastillas, frases de azucarillo… o herramientas prácticas que funcionan?

Multiplica tu bienestar psicológico o el de tus pacientes con la Psicología Positiva y la Psicología Cognitivo – Conductual.