,

La primera hora del resto de tu vida.

En realidad la que sigue es la única pregunta que debería de importarnos verdaderamente  cada día. Efectivamente como decía el cantautor Facundo Cabral cada día es una nueva oportunidad y cada cual es el arquitecto de su propia  existencia. Tenemos una cantidad limitada de tiempo para ello:

¿Qué  quiero hoy? ¿Cómo voy a invertir mi tiempo?

Hay alguna que otra página en internet que lleva una calculadora para saber cuanto tiempo ha vivido uno. En mi caso, y a mis 35 años, esto ofrecía un total de 420 meses, 1831 semanas, 12823 dias  y 307.446 horas. Pongamos redondeando que si tengo una esperanza de vida promedio viviré como poco 400.000 horas más.

quiero cambiar

Esta es la primera hora del resto de tu vida

Efectivamente parecen muchas horas por vivir y lo primero que nos puede venir a la cabeza es qué vamos a hacer con tantas. Ahora restemos las que pasamos durmiendo y gozando del merecido descanso. Quitemos también las que utilizamos en las horas del día dedicadas a movernos de un lado u otro y tareas rutinarias. Efectivamente siguen quedando muchas… pero mejor aprovecharlas bien porque no son inagotables.

Vivir la vida de otros.

Uno de las cosas que siempre me hacen reflexionar es cuando puedo ver que alguien está viviendo la vida de otros. Esto se manifiesta típicamente en lo que se estudia, en lo que se trabaja o en lo que se quiere o no a los demás, y a quien se quiere. Pero también en cosas que parecen más anecdóticas pero que tienen su peso, como si se vive más cerca o más lejos de casa de los padres, en el estilo de la ropa o en si uno se comporta de manera cívica o no.

Si esto se alinea con que uno tiene la certeza y la sensación de estar haciendo lo correcto perfecto… pero no siempre es así.

He visto algunas personas en la consulta con situaciones muy difíciles. Abandonos, abusos, engaños, trastornos mentales complicados. Otras tantas en número más superior quizá con problemas menos graves pero que sufrían igualmente.

En todos los casos es labor del terapeuta además de ayudar de manera profesional y ética el detectar una luz, una chispa en los ojos de la persona. Esto no viene recogido en ningún manual que haya leído pero si eres terapeuta (o si te gusta tener conversaciones profundas con amigos) seguro que sabes de lo que estoy hablando.

Esa chispa quiere decir, “¡Sí” Quiero cambiar, quiero dejar eso atrás, quiero de verdad mejorar. Aún no sé ni como ni de que manera pero realmente lo deseo y sé que puedo lograrlo“. En mi opinión no es la gravedad del problema si no esa lucecita la que mejor predice en éxito de lo que estamos haciendo.

Lo que te haya sucedido en el pasado no determina tu futuro. Lo repetiré de nuevo, lo que te haya sucedido, por terrible que sea no te fuerza a sólo poder seguir un camino. Por supuesto que algunas personas han gozado de caminos más fáciles que otras, habrán sido menores los obstáculos. Sea como sea, tienes que hacer un recorrido que sólo puedes caminar tu.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿qué quieres hacer ahora, en la primera hora del resto de tu vida?

Antoni

pd.- una buena manera de comenzar si tienes claro el “quiero cambiar” puede ser tener más claro cómo dar ese primer paso. Muchas personas ya lo andan haciendo mediante nuestro facebook recibiendo información sobre recursos interesantes, documentales útiles y lecturas provechosas.

2 comentarios
  1. Mary
    Mary Dice:

    Me ha gustado el articulo. Yo la quiero pasar siendo mas feliz y estandomas relajada,en compañia de la gente que quiero y que me quiere!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *