Terapia de pareja (infografía)

Terapia de pareja

En la consulta hay una serie de cuestiones que aparecen de manera recurrente. Decía en la entrada anterior sobre trastornos del sueño  que este suele ser un foco donde se canalizan muchas de las dificultades de nuestro día a día. Las relaciones con los demás es el otro. Cuando algo no marcha del todo bien en nuestro día a día solemos ver alteradas nuestras relaciones con los demás: surgen problemas de comunicación, discusiones, somos menos pacientes… Somos seres sociales y hacemos de las relaciones con los demás o el mejor de los regalos en nuestro día a día, o si las cosas no marchan un foco donde canalizar nuestros problemas.

Especificando más, las relaciones de pareja son aquellas donde el conflicto surge más fácilmente. En esta área estamos hablando de nosotros, de la otra persona y del vínculo que hemos formado. Las cosas a mejorar pueden ir enfocadas hacia los celos, hacia una mayor demanda de atención por parte de nuestra pareja, hacia el deseo de tener más relaciones (ligar más, tener pareja, ser más popular entre el otro sexo) o en discusiones cuando llega la rutina en relaciones largas. En todos los casos hay cosas que podemos hacer para mejorar y sentirnos más a gusto en este ámbito.

Si se da terapia de pareja, la intervención terapéutica es como hacer una intervención a tres, con tres focos donde deberemos poner la atención. Ello aumenta la dificultad pero también tiene una ventaja: tenemos tres lugares donde poder intervenir. Una alternativa es empezar individualmente y continuar en pareja; en muchos casos el problema en sí no lo tenemos con la persona que nos acompaña en la vida si no con algo personal que no hemos resuelto. Quizás necesitemos excesiva atención por parte del otro, o seamos demasiado dejados en nuestras relaciones personales, o tantos otros factores que como decía más arriba se pueden solucionar.

Os dejo abajo con una nueva infografía de mis compañeros psicólogos de Madrid, Psicoadapta Cuando surgen problemas en la pareja los psicólogos incidimos en dos aspectos principales: el disminuir las interacciones negativas y el aumentar las interacciones positivas. El primero parece obvio y es el que demandan muchas personas en consulta: queremos discutir menos, enfadarnos con menor frecuencia. Pero el segundo es fundamental: deberemos aumentar los buenos momentos, los ratos agradables, las sorpresas, los piropos para que así la relación sea sana y crezca. Piensa en una ratio de 3 a 1; por cada interacción negativa, para que la pareja crezca y se fortalezca, deben de darse 3 positivas.

 Como se dice abajo, la solución de problemas y negociación son fundamentales. Y esto es algo que se puede aprender sin ninguna duda y actualmente disponemos de herramientas eficaces para ello. Ahora, os dejo con la infografía.

Antoni

Terapia de pareja

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *