paciencia

10 verdades sobre como gestionar tu paciencia

antoni-martinez-psicologo-valencia

Consejos prácticos cada semana para pensar y sentir en positivo.

LLévate de regalo el primer capítulo de mi libro Tu vida en positivo.

antoni-martinez-psicologo-valencia
Consejos prácticos cada semana para tener una Autoestima Positiva.

LLévate de regalo el primer capítulo de mi libro Tu vida en positivo.

¿Crees que tienes que ser más paciente? ¿te desesperas casi todo el rato? A estas alturas seguro que te has planteado alguna que otra vez cómo gestionar tu paciencia, en este articulo te expongo diez verdades sobre cómo gestionar tu paciencia, con ejemplos y con material para entrenarla.

  1. ¿Te dejas llevar con facilidad?

Quizás la culpa sea del cerebro. Stan Floresco, profesor de psicología de la Universidad de British Columbia, explica que existen diferencias neurológicas -en las funciones del lóbulo frontal, que regula el comportamiento impetuoso, por ejemplo- entre las personas que son pacientes y las que son fácilmente irritable. Pero el hecho es que los genes juegan solo un papel pequeño en el comportamiento humano.

Las decisiones diarias y el entorno en el que operamos contribuyen, en gran parte, a moldear nuestro carácter. La paciencia es algo que se puede practicar con regularidad. Esta virtud es beneficiosa para vivir más saludablemente. Efectivamente, aunque el vínculo no parezca evidente, mostrar paciencia en tu vida diaria es una forma de fortalecer tu salud en general, tanto a nivel relacional, como personal (porque sufres menos de los efectos nocivos del estrés).

  1. La falta de paciencia afecta el nivel de concentración.

Puedes entrenar para el autocontrol. Tomarse un descanso, por ejemplo, cuando se tiene una reacción impulsiva.

Un estudio realizado por la empresa Microsoft ha demostrado que los seguidores de las nuevas tecnologías tienen una capacidad de concentración menor que la de un pez.

Cuando tengas una mala noticia, espera un minuto y piensa antes de tomar una decisión.

Una mala decisión repentina puede condicionar totalmente el resultado de la misma. Puedes comprender algo más la flexibilidad con este podcast.

  1. Gratitud: una forma eficaz de fortalecer el sentimiento de paciencia

Para ser más tolerante, busca una propina. Imagina cómo reaccionarías si estuvieras de buen humor; luego espera que tu sentimiento de frustración se convierta en otra cosa: alivio, gratitud o calma.

Aprende a decir gracias a las buenas noticias y agradecerlas desde el interior, no es tarea fácil a veces pero es cuestión de empezar. Las personas más agradecidas suelen ser al final las más felices ya que ven el lado positivo de los acontecimientos.

  1. Ser paciente ayuda a tomar mejores decisiones

Tómate el tiempo para pensar. Debido a que requieren concentración y la meditación puede ayudarlo a desarrollar la paciencia. Es importante tener tiempo para uno mismo y mejorar el ánimo. De esta forma se evita la depresión y otras neurosis.

Tener ese minuto de descanso antes de decidir te permite tomar mejores elecciones ante la vida.

  1. ¿Tus decisiones suelen ser malas?

Las investigaciones muestran que posponer las cosas, como buscar opciones antes de comprar un dispositivo costoso, aumenta las posibilidades de tomar buenas decisiones.

No hagas las cosas rápido y en cuanto te lleguen al pensamiento, intenta tomarte un tiempo antes de realizarlas. Como ya se ha mencionado, mas vale tarde que nunca.

  1. La paciencia construye el espíritu de equipo

La paciencia es esencial para construir un equipo ganador. En 2013, un estudio de EE. UU. mostró que las parejas de jugadores que obtuvieron puntajes altos en una prueba de paciencia tenían más probabilidades de coordinarse para lograr mejores resultados.

El ser humano es un ser sociable y necesita del contacto para construirse a sí mismo y ser mejor emocionalmente.

Las personas son sociables por naturaleza y siempre crecen mejor en comunidad, no en soledad.

  1. La falta de paciencia fomenta la procrastinación

Las personas impacientes tienden a postergar las cosas. En un estudio estadounidense de 2015, se ofreció a los estudiantes una compensación económica por su tiempo. Tenían la opción de recibir un pequeño cheque inmediatamente o esperar dos semanas por una suma mayor. Casi el 57% de los que eligieron la primera opción esperaron más de dos semanas antes de cobrar su cheque.

  1. pacienciaFalta de paciencia y consumo de alcohol / comida basura

Presión arterial alta: otro estudio encontró que los adultos jóvenes que obtuvieron puntajes altos en una prueba para evaluar la impaciencia tenían un riesgo del 18,4% de desarrollar presión arterial alta durante los próximos 15 años, en comparación con 11. 6% entre sus compañeros más tolerantes. ¿Una posible causa? La correlación entre impaciencia y mayores tasas de tabaquismo, consumo de alcohol y comida chatarra es alta.

Como habrás escuchado, somos lo que comemos. Es vital tener una correcta alimentación para estar regulado hormonalmente.

Por supuesto, cualquier sustancia que altere el sistema neurológico va a afectar negativamente en todas las decisiones que puedas tomar.

  1. Aburrirse

Se recomienda que los padres animen a sus hijos a aburrirse en ocasiones. En lugar de distraer a los pequeños tan pronto como se inquieten, déjeles que se familiaricen con el aburrimiento.

Podemos pensar que no es lo más adecuado, sin embargo, debido a las nuevas tecnologías, apenas los niños tienen un minuto para encontrarse así mismos.

  1. Ser paciente te ayuda a alcanzar mejor tus objetivos

Controla tu paciencia y haz más cosas. Las personas pacientes tienden a esforzarse más para lograr sus objetivos porque tienen más control sobre sus reacciones y emociones.

Pensar antes de actuar te permite realizar acciones más precisas y acertadas. De esta forma alcanzas antes el objetivo propuesto.

Con estos 10 verdades para gestionar tu paciencia ya puedes empezar a aplicarlos en tu día a día. Recuerda: piensa antes de actuar, tomate tu tiempo. No pasa nada por esperar un poco más antes de tomar una decisión, aunque podamos pensar que no es una elección importante. Empiezo por cosas pequeñas y ve escalonando. ¡Hasta pronto!

Fernando Magan.