En este artículo os dejo con Celine Girardon, que nos va a hablar de algo super interesante que recomiendo vivamente para viestro crecimiento personal, los baños de bosque:

Cuando conozco a gente nueva y les explico lo que hago, hay tres reacciones que se repiten constantemente:

1. “Pero, eso de los baños de bosque, ¿qué es? Suena raro, como a abrazar árboles.”

2. “En Habla del Bosque, ¿qué es realmente lo que hacéis?

3. “Con tu formación en ingeniería y tu “típica” carrera profesional en la industria, ¿qué es lo que te ha llevado a crear Habla del Bosque?”

Celine Girardon

Voy a intentar responder a esas típicas dudas una por una:

1. ¿Qué es un baño de bosque?

Un baño de bosque es algo más que dar un paseo en el bosque, ir a correr al aire libre o leer en un parque.

Un baño de bosque es una inmersión en la naturaleza durante la cual despertamos los sentidos y ralentizamos el ritmo.

Se trata de una actividad eminentemente sensorial que nos permite conectar con el entorno y con nosotros mismos mientras observamos lo que nos rodea, disfrutamos del silencio y de los sonidos naturales, tocamos, olemos, sentimos.

Es una actividad apta para todo el mundo, ya que no se requiere una condición física concreta. Recorremos más o menos un kilómetro en dos horas y media, en su mayor parte en silencio para poder disfrutarlo más.

También hay momentos destinados a compartir nuestras sensaciones con los demás, siempre que nos apetezca; por supuesto, no hay ninguna obligación de hacerlo.

La mayoría de las personas pasamos el 90% de nuestro día en espacios cerrados (casa, trabajo, coche, gimnasio…). Esta actividad nos permite disfrutar de un momento al aire libre y conectar con la naturaleza.

Realizar un baño de bosque tiene beneficios para la salud física, mental, social y medioambiental.

Estudios realizados en todo el mundo nos muestran que el contacto con la naturaleza tiene un gran impacto sobre el estrés, la ansiedad y la irritabilidad y que, por otro lado, potencia nuestra creatividad, nuestra empatía y nuestras capacidades cognitivas.

2. ¿Qué ofrece Habla del Bosque?

Nuestro objetivo principal es mejorar el bienestar de las personas, tanto a nivel individual como grupal (empresas, asociaciones, colectivos…).

Queremos ayudar a reducir algunos de los problemas de nuestra sociedad actual (estrés, ansiedad, conexión digital extrema, déficit de naturaleza…) y, en paralelo, colaborar en el desarrollo de algunas de las habilidades blandas más importantes para nuestra vida personal y profesional (empatía, creatividad, escucha activa…).

Empleamos una metodología que fusiona los baños de bosque, la inteligencia emocional y la comunicación efectiva, y que hemos plasmado en actividades con diferentes finalidades y duraciones: baños de bosque puntuales, talleres intensivos de 1 día y programas completos de 8 semanas.

Todas las opciones nos ofrecen la experiencia única de vivir un baño de bosque, que se complementa con actividades teórico-prácticas para mejorar la gestión del estrés y la ansiedad y desarrollar diferentes habilidades blandas.

3. ¿Qué me ha llevado a crear Habla del Bosque?

Es cierto que, siendo ingeniera mecánica y responsable de proyecto en el sector del automóvil, es algo curioso dedicar otra parte de tu jornada a realizar programas para mejorar el bienestar de las personas.

Todo eso nació de la necesidad de gestionar mi estrés y el estrés de mis equipos de trabajo durante los proyectos. Deseaba alcanzar una mejor comunicación para gestionar los problemas del día a día y la toma de decisiones.

Otro deseo más grande era volver a colocar a las personas en el centro de las empresas y no como un simple recurso humano; éste es mi objetivo a largo plazo.

Empecé a investigar cómo mejorar la comunicación, la empatía y la manera de trabajar juntos. Leí muchos libros y me formé en varias especialidades relacionadas con la inteligencia emocional la PNL (Programación NeuroLingüística), pero seguía echando de menos un ingrediente.

No sabía muy bien qué era lo que me faltaba y buscaba información en todas direcciones.

Mis inquietudes me llevaron también hacia temas como la sostenibilidad y las formas de colaborar en el cuidado del medioambiente.

Hasta un día en el que un artículo sobre los baños de bosque se cruzó en mi camino. Ese día fue como una revelación… todo encajaba.

Como buena ingeniera, investigué mucho sobre el tema para responder a todas las preguntas que se planteaba mi mente racional.

Finalmente me lancé. Elegí formarme en varios institutos internacionales con el fin de conocer varias metodologías y enfoques para realizar esta actividad.

Hoy puedo decir que la metodología que utilizo está basada en la ciencia, aunque queda muchísimo por investigar… y yo espero poder colaborar en ello.

¿Cuál es mi deseo al crear habla del Bosque? Mejorar el día a día de muchas personas.