¿Cuáles son los beneficios de la gratitud?

 

El hombre sabio no se aflige por lo que no tiene, sino que se alegra por lo que tiene”

-Epicteto-

Hoy en día, son muchos los beneficios que se conocen de la gratitud. Entre ellos encontramos que nos hace sentir más felices y contentos, nos hace más agradables y mejora nuestra salud.

Los estudios demuestran que las personas agradecidas son, en general, más sanas que las desagradecidas. Tienen menos dolor físico, y una mejor calidad de sueño. Un estudio también demostró que la gratitud ayuda a mantener nuestros corazones saludables.

La gratitud garantiza una vida positiva, y una vida positiva no hace más que atraer cosas buenas: relaciones sólidas, creatividad, éxito, ideas para ganar dinero, y para de contar.

Existen muchos otros beneficios de la gratitud, pues no solo nos hace más felices y saludables, sino que también nos hace mentalmente fuertes.

La gratitud aumenta tu confianza

Este es uno de los principales beneficios de la gratitud. Te hace mentalmente fuerte porque aumenta tu confianza, pues cuando tienes una actitud de gratitud, no pierdes el tiempo sintiendo pena por ti mismo.

La gratitud te permite ver tu vida a través de un filtro positivo. Te ayuda a darte cuenta de que tienes algo por lo que la gente estaría dispuesta a sacrificar sus vidas.

La gratitud te ayuda a cultivar la asertividad

La gratitud te permite reconocer tu propio valor. Debido a esto, te permite defenderte y negarte a aceptar un trato negativo. La gratitud te ayuda a desarrollar la equidad y la bondad, pero también fortalece tu fuerza mental y te ayuda a desarrollar la asertividad.

La gratitud te ayuda a perdonar y avanzar desde el pasado

Este es otro de los beneficios más importantes: la gratitud desarrolla tu fortaleza mental al ayudarte a avanzar desde el pasado. Cuando estás agradecido, es más fácil para ti mirar pasar tus errores previos y aprender de ellos.

La gratitud ayuda a sanar tu pasado. Te ayuda a perdonar a las personas que te han lastimado, a dejar de pensar en el pasado y te permite concentrarte en tu presente y tu futuro.

La gratitud fortalece tus emociones positivas

La gratitud te ayuda a desarrollar fortaleza mental al mismo tiempo que fortalece tus emociones positivas.

Reduce los sentimientos de celos y te ayuda a experimentar buenos sentimientos. Te ayuda a desarrollar una personalidad positiva, te hace más optimista y menos materialista.

Además, mejora tu espiritualidad y tu autoestima, cultiva la bondad y la compasión.

La gratitud elimina tu sentido de exigencia

Este es probablemente uno de los beneficios más importantes de la gratitud. Cuando estás agradecido, no sentirás que el mundo te debe algo, pues ese sentido de exigencia constante se disminuye. ¡La gratitud te permite valorar el trabajo duro!

La gratitud mejora tu paciencia

La gratitud ayuda a mejorar tu fortaleza mental porque contribuye en aumentar tu paciencia. Cuando sientas gratitud, encontrarás la alegría de esperar pacientemente a que tus sueños se hagan realidad.

Te hará darte cuenta de que no puedes alcanzar el éxito de la noche a la mañana, pues todo objetivo requiere de espera y de trabajo duro para materializarlo.

La gratitud te permite dejar ir cosas que no puedes controlar

La gratitud te ayuda a desarrollar fortaleza que te permite soltar cosas que no puedes controlar. Las personas agradecidas y mentalmente fuertes canalizan su energía en cosas que pueden cambiar, y simplemente dejan ir las cosas que ya no pueden controlar.

La gratitud te ayuda a aprender de tus errores

La gratitud te ayuda a superar tus errores pasados, pero también te permite aprender de ellos. Cuando sientes gratitud, te das cuenta de la suerte que tienes de tener una segunda oportunidad a pesar de los errores cometidos, por lo que te asegurarás de no repetir los mismos errores en el futuro.

Por ejemplo, no pasaste el examen final porque festejaste con tus amigos la noche anterior a la evaluación. Pero afortunadamente, tu profesor te dio la oportunidad de tomar un examen recuperativo la semana siguiente, así que te sientes agradecido por eso.

Este sentido de gratitud te alentará a evitar repetir el mismo error. Te animará a estudiar antes del examen recuperativo en lugar de ir a un club con tus amigos.

La gratitud te ayuda a aceptar el cambio

Las personas agradecidas y mentalmente duras saben que no hay nada permanente en este mundo. Ven el cambio como una oportunidad, así que, en lugar de resistirlo, lo aceptan. Confían en que los cambios abrirán un nuevo e increíble capítulo de sus vidas.

La gratitud te ayuda a practicar el amor propio y la autocompasión

Las personas mentalmente fuertes y agradecidas no se castigan a sí mismas. De hecho, practican la autocompasión con regularidad. Descansan cuando lo necesitan, y se enfrentan a su crítica interior como si estuvieran luchando contra un matón escolar.

La gratitud te inspira a usar tu tiempo de manera

Definitivamente, este es otro de los beneficios más resaltantes de la gratitud: la gratitud te pone los pies sobre la tierra. Cuando practicas la gratitud, te das cuenta de que tu tiempo en este mundo es limitado, por lo que decides usar tu tiempo sabiamente.

No pierdes tu tiempo buscando la aprobación de otras personas o controlando lo que otras personas piensan de ti. Tampoco lo pierdes acechando en las redes sociales o viviendo la vida de otras personas en películas y series de televisión.

La gratitud te permite enfocarte en lo que es importante, y utilizar el tiempo inteligentemente para alcanzar tus sueños y construir relaciones felices.

La gratitud te hace dueño de tu propia felicidad

Las personas agradecidas y mentalmente fuertes saben que son las maestras de su propia felicidad, por lo que no pierden el tiempo comparándose con los demás. En lugar de esto, se centran en sacar lo mejor de lo que tienen.

Las personas mentalmente fuertes y agradecidas no permiten que otras personas limiten su alegría ni limitan la felicidad de otras personas.

Evitan juzgar a los demás, y no pierden el tiempo con la envidia, así que están genuinamente felices por el éxito de otras personas. Recuerda: la gratitud puede desbloquear nuestra felicidad.

Hay cientos de otros beneficios que trae la gratitud: ayuda a cultivar relaciones, a mejorar tu salud física y psicológica, mejora tu empatía y reduce la ira. La gratitud también ayuda a mejorar tu productividad en el trabajo, lo que posiblemente podría conducir a un mejor puesto.

Mejora tu sensación de bienestar, te ayuda a lidiar con el estrés, y sobre todo, aumenta su fortaleza mental. Si no sabes cómo empezar a practicar la gratitud, te recomiendo que diariamente escribas sobre las cosas que te hacen sentir agradecido.

Antoni Martinez
Psicólogo y psicoterapeuta apasionado por la Psicología Positiva. En Valencia y activo online. Me encanta el proceso de enseñar y aprender en cada taller que imparto y de cada persona que conozco. Conoce mucho más Sobre mi
Antoni Martinez on EmailAntoni Martinez on FacebookAntoni Martinez on InstagramAntoni Martinez on LinkedinAntoni Martinez on Youtube
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Comentar enriquece el debate :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.