Entradas

Autoestima positiva: ejercicios prácticos

Cómo mejorar la autoestima es una cuestión importante para muchas personas. Cuando tenemos la autoestima alta, nos sentimos capaces hasta de emular a nuestros super héroes favoritos y tenemos la sensación de que nada podrá pararnos.

Cuando esta está baja, cualquier pequeña tontería puede hacer que nos vengamos abajo, cual tormenta en un vaso de agua.

Cómo mejorar la autoestima… Si sólo tuviera algo más de autoestima… Me gustaría confiar más en mi mismo…

Estas son frases que es fácil escuchar, o que nosotros mismos podemos haber dicho en alguna ocasión.

En este artículo vamos a ver las principales claves con sus respectivos ejercicios para poder tener una autoestima positiva y así encontrarnos mejor y más felices.

Además, al final del artículo verás que podrás descargar una guía/resumen a modo de recordatorio ¡Empezamos!

Y por cierto si antes de empezar quieres comprobar cómo andas de autoestima, este es tu podcast:

¿Qué es la autoestima positiva?

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. Hay una definición que me gusta mucho de la autoestima y que completa la anterior: esta es la energía hacia dentro.

Esta sensación la podemos tener al desarrollar la autoestima ya que nos sentimos más energetizados y a gusto con nosotros mismos.

La cantidad de autoestima positiva que tenemos la proyectamos a los demás, sea verbalmente como no verbalmente. Lo que nos decimos, el contenido de las palabras es clave para poder sentirnos bien o no. Y desde luego también lo transmitimos en nuestra postura física, vestimenta y manera de proyectarnos ante el mundo.

El cómo mejorar nuestra autoestima es un reto pero, ¿por qué querríamos ponernos manos a la obra con ello?

Vamos a ver algunas cosas de las que saldremos ganando en el camino de mejorar la autoestima.

Qué lograremos al mejorar nuestra autoestima

+ Conseguir nuestros objetivos

Si progresivamente vamos aprendiendo a cómo mejorar la autoestima, fluirá el que vayamos consiguiendo nuestras metas. Estaremos desarrollando así capacidades que nutrirán progresivamente nuestra autoconfianza.

+ Ser más valientes

Nos encontraremos más confiados y por tanto nos atreveremos a más cosas. Empezaremos a dar esos pasos que anteriormente nos costaban tanto.

+ Ampliar en más áreas aún nuestro amor propio

Cuando mejoramos una parte de nuestra autoestima vamos a tender a querer mejorar otras. Por ejemplo, mejorando nuestro exterior ello probablemente traerá cambios interiores también.

+ Ser personas más positivas

Tendemos a que nos gusten más las personas con una autoestima alta que aquellas con una autoestima baja. ¿Por qué sucede esto? Seguramente por una combinación de todo lo anterior. Si nosotros mismos vamos convirtiéndonos en personas más positivas no sólo nos sentiremos mejor con nosotros mismos si no que haremos sentirse mejor a los demás.

autoestima

La energía hacia dentro= la autoestima

La importancia de desarrollar una autoestima positiva.

Si hay una demanda que he visto a lo largo de los últimos años es la de“cómo mejorar la autoestima”. Realmente me resultaría complicado citar a alguien que haya venido a la consulta a lo largo de estos años y que esto no le interesara.

Hazte ahora estas preguntas;

  • ¿Me valoro justamente y sé reconocer mis méritos y puntos fuertes,como primer paso para hacérselos ver al mundo?
  • ¿Me siento legitimado para proponerle una cita a esa chica que tanto me gusta?
  • ¿Sabré aceptar la situación en el caso de que alguien no haga lo que yo quiero, o que no desee mantener el contacto conmigo, o que no me valore?
  • Más simple aún… ¿Me quiero ?

Estas respuestas son para ti, espero que las hayas respondido de forma sincera. Ahora vamos a trabajar 😉 ¿Qué puntos importantes tenemos al respecto de cómo mejorar la autoestima y que ésta se encuentre en plena forma?. Descubrámoslos en estos puntos para mejorar nuestra autoestima.

Cómo desarrollar una autoestima positiva: las claves fundamentales.

1 | Aceptación incondicional de ti mismo

Tú eres tú y tus circunstancias; tú eres tú y tu autoestima. La aceptación incondicional no significa que consideres que todo en ti es perfecto y maravilloso. Consiste más bien en saber que tienes partes mejores y peores y que todas forman parte de quien eres; todo ello forma tu

Todos sabemos que la autoestima viene de lo que tu piensas de ti mismo, no de lo que los demás piensan de ti” (Gloria Gaynor).

La aceptación incondicional es un proceso que nos conducirá a mejorar nuestra autoestima ya que tendremos más claro que somos un todo. Evitaremos que unas partes de nosotros tengan más peso que otras y así podremos relajarnos en simplemente ser. Además, la verdad que es no hacerlo es un verdadero rollo; perdemos mucho tiempo con autoengaños y explicaciones.
Las personas que de verdad nos quieren lo hacen sabiendo nuestros puntos fuertes y débiles. ¿Por qué no darnos a nosotros mismos ese verdadero aprecio?

Ejercicio práctico para desarrollar una autoestima positiva. El amigo del espejo.

El espejo en que cada día nos miramos en el servicio, en nuestro cuarto etc. puede pasar a ser nuestro aliado. En este ejercicio te propongo que cada día te mires un par de minutos. Simplemente mírate, mírate con benevolencia, con compasión. Hazte un guiño a lo que ves reflejado ya que la mirada hacia nosotros mismos nunca miente.

2 | Date cuenta de lo que piensas

Lo que pensamos es clave para mejorar nuestra autoestima, aquí nos centraremos en lo que pensamos de nosotros mismos. El primer paso es darnos cuenta de qué es lo que se nos viene a la cabeza respecto a nuestra persona.

Por ejemplo, no es lo mismo pensar que “Aún con dificultades, me veo capacitado para tener un trabajo mejor” que “Jamás podré aspirar a otro trabajo mejor”. ¿Ves la diferencia? Las palabras tienen su peso e influyen de manera decisiva en cómo nos valoramos.

Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes(Indira Ghandi)

A veces no es fácil saber lo que pensamos sobre nosotros, recurriré aquí a la metáfora de la cebolla. Tenemos que ir quitando capas poco a poco para saberlo.

Ejercicio práctico 2 para el desarrollo de una autoestima positiva. Autodefinición precisa.

Este ejercicio tiene diferentes apartados. En él vamos a tratar de definirnos mejor por medio de expresiones y de adjetivos que nos definan. Para ello:

– En primer lugar escribe en un listado la mayor parte de expresiones y de adjetivos que te describan. Cuantos más mejor.

– En segundo lugar tacha aquellos peyorativos. Precisa mejor aquellos que queden un poco vagos (por ejemplo, ¿qué significa ser despistado?).

– Como última parte, en aquellos que son positivos, da algún ejemplo. Si escribiste que eres una persona generosa incluye alguna situación tipo “Soy generoso porque me gusta hacer regalos sorpresa a mis amigos”:

3 | Gestiona tus emociones

Nuestras emociones forman una parte importante de nuestra autoestima. ¿Cómo nos sentimos? ¿Cómo sabemos gestionar lo que sentimos?

El clima emocional en el que solemos movernos influye mucho en nuestra autoestima. Quizás nos haya pasado algo negativo, en ese caso parece que nos suba. En el caso de que hayamos tenido una experiencia positiva seguramente sintamos que nuestra autoestima se incrementa.

La autoestima es un sentimiento basado en sentirse capaz y amado” (Jack Canfield)

En todo caso, aprender a gestionar es aprender a lidiar con estos inevitables cambios en nuestras emociones. Así que en el ejercicio que sigue vamos a cambiar, a modo de mimo.

Ejecicio práctico 3 para el desarrollo de una autoestima positiva.El mimo emocional.

En un folio haz una raya que lo divida por la mitad verticalmente. Recuerda una situación en que te salieran bien las cosas por tu propia iniciativa. ¿Cómo te sentías? (nombra las emociones y matízalas). Haz lo mismo pero con una situación en que cometieras algún error.

Finalmente, escribe como ese hecho influyó en tu autoestima. Nota cómo te sientes, pensando y sintiendo lo que escribiste en ambos lados del papel, como un mimo que va moviéndose sin hablar de un lado a otro del escenario.

4 | Sé tu propio juez

Ponemos mucha cantidad de peso en las opiniones de los demás. Cuando nos dicen algo negativo solemos darle más peso que cuando nos comunican algo positivo, y así nuestra autoestima se ve afectada.

Tú eres quien determina lo que vales sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Y tu propio valor que es un hecho en sí no tiene nada que ver con tu comportamiento ni con tus sentimientos” (Wayne Dyer)

¿Por qué nos influyen tanto lo que nos dicen los demás? Esto ya lo aprendemos en la infancia cuando tenemos todo que aprender y no es imprescindible lo que opinen y nos digan padres, familia, profesores…

Sin embargo de mayores puede que la importancia que le demos sea excesiva.

Podemos pasar a gestionar mejor lo que opinamos de nosotros mismos basándonos en nuestro propio criterio.

Ejercicio práctico 4 para el desarrollo de una autoestima positiva.Imagen mental positiva.

Aquí vamos a reforzar lo positivo. Cada vez que alguien diga o haga algo que manifeste alguna cualidad positiva tuya para un momento mentalmente y dale una puntuación del 1 al 10 en grado de placer. Ello reforzará esa cualidad.

autoestima positiva

5 | Pide lo que quieres

Aprender a pedir lo que queremos es una buena demostración de cómo mejorar la autoestima en la práctica.

Eso es así porque estamos expresando cosas que son importantes para nosotros, nos expresamos y ello implica también a los receptores de lo que decimos. Es decir, nuestro mensaje tendrá un impacto en otras personas.

Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena” (Paulo Coelho)

¿Cómo actúo al pedir algo? ¿Dudo en hacerlo y adopto una postura pasiva? ¿O por el contrario quizá pida las cosas de manera algo agresiva? Una sana autoestima podrá expresarse de manera asertiva, que sería el término medio y saludable.
Ser más asertivo es un práctica fundamental para poder mejorar tu autoestima. Empecemos con un sencillo ejercicio para empezar a cambiar.

Ejercicio práctico 5 para el desarrollo de una autoestima positiva. Localiza la asertividad en tu cuerpo.

Cada vez que pienses que debes pedir algo, localiza la sensación en tu cuerpo. Quizás haya alguna parte del mismo que se tense, quizás cambies de postura…

Esto es importante ya que nuestro cuerpo es la base de todas nuestras conductas y así nos estamos conociendo mejor.

6 | Celebra lo que consigues

Valorar aquello que conseguimos es fundamental para celebrar aquellos pasos que vamos dando. Este sin duda es un empujón fuerte a nuestra autoestima y nos va a permitir retroalimentarla constantemente.

El primer paso es pues darnos cuenta de lo que vamos logrando. El segundo y derivado lógico del anterior es celebrarlo, festejar aquello que hemos conseguido. En este punto seremos justos con nosotros mismos y nos permitiremos celebrar la consecución del éxito.

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene” (Emerson)

Va a ser más fácil que nos sintamos bien con nosotros mismos si celebramos. ¡No dudes en hacerlo cuando las cosas salgan bien… o de reirte cuando hayan salido de pena!

Si te apetece trabajar todavía más tu autoestima puedes informarte  aquí en cómo mejorar tu autoestima.

Ejercicio práctico 6 para el desarrollo de una autoestima positiva. Listado de logros

Escribe una lista de éxitos y logros de tu pasado, en torno a unos veinte. Aquí puedes incluir un ascenso, el haber aprendido un idioma, un cambio personal importante, el conseguir salir con la persona que te gustaba…

A partir de ahí, ves aumentando tu lista conforme sigas consiguiendo logros. Cuando consigas uno nuevo, celébralo, prémiate, quizás haciéndonte un regalo, contándoselo a amigos etc.

7 | Aprende a valorarte más

Valorarnos más y valorarnos mejor. Valorándonos más sacaremos más cosas que son importantes para nosotros, y valorándonos mejor lograremos seguir nuestro proceso en cómo mejorar nuestra autoestima progresivamente.

Este es el punto clave de estos siete, la guinda sobre el pastel. Somos seres completos. Muchas veces pensamos que nos falta algo. Sin embargo, con los puntos anteriores, lograremos haber mejorado la mirada sobre nosotros mismos.

La satisfacción de la necesidad de autoestima conduce a sentimientos de autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y suficiencia, de ser útil y necesario en el mundo” (Abraham Maslow)

Valorarnos más implica compararnos menos, y poner el acento en nuestros progresos, progresos que trataremos de aumentar progresivamente.

Ejercicio práctico 7 para el desarrollo de una autoestima positiva. La pregunta de cada día.

El ejercicio de esta clave es hacernos una pregunta, lo que parece sencillo, pero que es muy importante. La pregunta es ¿Qué me gusta de mi mismo? Esta pregunta deberemos de hacérnosla cada día, preferiblemente en el mismo momento de la jornada para acostumbrarnos y coger el hábito.

Así… ¿qué es lo que te gusta de ti, ahora, en este día?

Y como resumen, vamos a ofrecerte esta infografía:

autoestima positiva

Conclusión

¡Guárdate todas las claves sobre cómo aumentar la autoestima positiva! Así podrás leerlas de manera rápida allá donde quieras. Te animo a que compartas este artículo si te ha gustado y así nos ayudes a llenar de autoestima a todas aquellas personas a las que aprecias.

¡Un positivo abrazo!

Antoni

pd.- si quieres dar un paso más en nuestro curso online Autoestima en Positivo encontrarás un proceso guiado de 30 dias para optimizarla y que una baja autoestima pase a ser cosa del pasado.

Conviértete en tu propio héroe.

En muchas ocasiones decimos o escuchamos la frase “No me importa lo que opinen los demás” o similar.El caso es que sí nos suele importar, y mucho. En este artículo vamos a trabajar el equilibrar lo que queremos, deseamos y hacemos con las opiniones y y deseos de los demás.

Piensa en la última vez que hiciste o dijiste algo para recibir la validación de los otros. Piénsalo de verdad, hablándote de manera sincera. Quizás en algo que hiciste durante la última semana.Puede que cambiaras de opinión, de horarios o de rutina para complacer a alguien.

Ahora te animo a pensar en lo siguiente: la validación que puedas conseguir de los demás para aumentar tu amor propio, no la necesitas verdaderamente. Se que esta frase resultará polémica; efectivamente recibir cumplidos, felicitaciones y demás reconocimientos es agradable. Además hacerlo es una muy buena manera de conectar con las personas. Somos seres sociales y decir con frecuencia las cosas buenas que observamos en los demás es algo muy positivo.

amor propio

Conviértete en tu propio héroe

Aquí estamos hablando de necesitar recibirlo. La validación que puedas recibir de los otros debe de salir de ti, no de una fuente externa, no de las personas que te rodean.

Tu salud más óptima, tu plena sexualidad, tu capacidad de estar alegre está en ti y sólo en ti. Los demás serán partícipes, claro, pero el foco de todo ello es tuyo y solo tuyo.

Este artículo va acerca de hacer todo lo que sea necesario para convertirte en la persona que quieres llegar a ser, es decir, convertirte en tu propio héroe (o heroína). Tú siendo tú y acercándote a alinear lo que piensas, lo que sientes y lo que haces es la mejor manera de conseguirlo. Esto tiene una serie de particularidades que voy a comentar aquí. Te pondré un ejemplo a continuación.

Imaginemos a alguien que lo ha perdido todo, el peor de los casos posibles. Pongamos el caso de una separación (se pierde el amor), tras esa separación tiene que comprometer una gran cantidad de dinero por el divorcio (se pierde el dinero) y tiene en contra a su círculo de amigos y familia por haber tomado determinadas decisiones (se pierde el apoyo social). Es decir, se pierde toda la validación social, lo cuál afecta al amor propio. 

En estos casos es fácil que surja una reacción de “que les den a todos”. Tras ello atravesar una serie de emociones: rabia, tristeza, culpa, resignación y quizás finalmente aceptación. Es duro, muy duro según la propia personalidad y circunstancias. La cuestión es cómo reaccionamos ante las pérdida, los obstáculos y la circunstancias.

En esa situación o en tantas otras tenemos la opción de quedarnos en lo que ese espera de nosotros, en vez de levantarnos y decir “Voy a aclarar mis pensamientos, mis emociones, a equilibrarlo con mis deseos” tendemos a que cuando un obstáculo aparece en el camino abandonar. Aquí no sólo aparecen las expectativas ajenas si no que también influyen las nuestras sobre lo que debería ser.

“Seré feliz cuando consiga salir con tal persona, cuando obtenga tal cantidad de éxito, cuando esa injusticia por fin acabe“. Bien, esto no es cierto, sólo lo será momentáneamente. Las circunstancias son las que son y no las elegimos. Sí elegimos que hacemos con todo ello.

El movimiento se hace andando, dando un paso tras otro, no importa lo que cueste. Aprendiendo de los sucesivos errores y gozando y sabiendo apreciar los éxitos y las mejoras. Ajustando lo que esperas hacia lo funcional y no hacia lo disfuncional. Realmente interiorizando que la única persona que puede hacerte feliz eres tu mismo. Convirtiéndote en tu propio héroe.

Antoni.

pd.- quizás necesites para ello una ayuda inicial para pegarle un subidón a tu amor propio ¿Conoces ya la herramienta que mejor te ayuda a modificar tus pensamientos hacia otros que te ayuden con tus metas?

10 maneras de mejorar tu autoconcepto, autoestima y resiliencia

¿Realmente, puedo construirme un yo más fuerte? ¿Puedo tener más capacidad de mejorar, de quererme más, de verme a mi mism@ como una persona más resistente? Desde luego esta pregunta la vemos a menudo en la consulta del psicólogo, y cada cual nos la hacemos en un momento u otro de nuestra ida.

Los comportamientos que nos ayuden a desarrollarnos personalmente pueden ser aprendidos. Las siguientes recomendaciones y técnicas son ejemplos sobre cómo centrarte en potenciar tu propio crecimiento personal (clicka para ver videos sobre ello) y por tanto aumentar tu capacidad de mejorar tu propio yo:

 

1. Cree de manera positiva en tus habilidades.

La autoestima está comprobado que juega un papel muy importante en afrontar el estrés y recuperarse de acontecimientos difíciles. Recuérdate habitualmente sobre cuáles son tus fortalezas y logros. Convertirte en alguien más confiado sobre tu propia habilidad de responder y manejar las crisis es una manera inmejorable de construir futura resiliencia.

 

2. Encuentra un sentido y propósito a tu vida.

En ocasiones el hecho de enfrentarnos a retos o hechos que nos hagan tener que desarrollar recursos personales, nos motiva a buscar y a encontrar un sentido a nuestra existencia, lo que puede tener un papel muy importante en nuestro autoconcepto. Esto puede incluir el involucrarse más en nuestra comunidad, cultivar nuestra espiritualidad o participar en actividades que sean significativas para uno mismo.

Aquí no puedo más que recomendarte encarecidamente que te sumerjas en Eckhart Tolle y su obra Buscando el sentido de la vida.

3. Desarrolla una amplia y sólida red social.

El tener personas capaces de dar afecto y soporte alrededor de uno, actúa como un factor de protección en tiempos de crisis. Así, es importante el tener personas en las que uno pueda confiar. Simplemente hablando sobre una situación complicada con alguien a quien estimemos y nos tenga estima no hace que el problema se vaya, pero el compartir estos sentimientos, obtener ayuda, recibir feedback positivo y encontrar posibles soluciones conjuntamente, es de mucho valor. Además tendremos la oportunidad de ayudar a su vez a la persona que estuvo cerca nuestro.

Psicologia en Positivo

 

4. Di sí al cambio.

Ser flexible es un parte muy importante en nuestra autoestima, autoconcepto y resiliencia. Aprendiendo como ser más adaptables, estaremos mejor equipados para la vida. La gente que acaba desarrollando más recursos personales frecuentemente utilizan los acontecimientos vitales como oportunidades de moverse en direcciones diferentes. Los individuos altamente resilientes pueden ser capaces de adaptarse y seguir adelante.

 

5. Cultiva de manera activa tu optimismo.

Permanecer optimista durante periodos complicados puede ser difícil, pero mantener un punto de vista esperanzado es una parte saliente de una autoestima sana. Pensar en positivo no implica ignorar el problema y sólo focalizarnos en soluciones positivas. Lo que nos quiere motivar es a comprender que los obstáculos son transitorios y que uno posee las habilidades para enfrentarse a ellos (y que aunque no los tenga los puede desarrollar). Con lo que uno se enfrenta puede ser difícil, pero es importante permanecer con un halo de optimismo sobre un futuro donde también ocurran cosas buenas.

Bernabé Tierno siempre es una lectura recomendable: Optimismo vital.

6. Cuídate, nútrete, acompáñate.

Cuando estamos estresados es fácil que no nos cuidemos tanto y dejemos de lado nuestras propias necesidades, haciendo menos ejercicio y no durmiendo lo necesario; estas son reacciones comunes a las crisis personales. Centrándote en seguir desarrollando tu autocuidado es importante, especialmente cuando ha pasado algo negativo. Organízate y saca tiempo para hacer actividades que te gusten. Cuidando de tus propias necesidades, puedes darte un empujón para mejorar tu salud en general particular y así afrontar con garantías tus retos vitales. Te verás mejor y tu autoconcepto se mantendrá sólido.

 

7. Desarrolla tus habilidades de solución de problemas.

La investigación psicológica nos dice claramente que aquellos que pueden sacar diferentes soluciones a un problema serán capaces de afrontarlo mejor que aquellos que no. Cuando te enfrentes a un nuevo reto, haz un listado de algunas de las soluciones potenciales al mismo. Experimenta con diferentes estrategias y céntrate en desarrollar una vía para aquellos problemas más comunes. Practicando tus habilidades de solución de problemas de manera regular, estarás mejor preparado para encarar todo tipo de situaciones.

 

8. Proponte metas.

Los momentos de crisis en ocasiones parecen irremontables. Las personas con una autoestima más alta son capaces de ver estas situaciones de manera realista, y entonces se fijan objetivos razonables para afrontar el problema. Cuando te encuentres a ti mismo abrumado por una situación determinada, céntrate en afrontar cada cosa a su momento, de lo más urgente a lo más importante. Haz una lluvia de ideas de las posibles alternativas, y diseña los pasos a seguir para conseguir estas metas.

9. Da pasos para solucionar el problema.

El hecho de esperar a que pase la dificultad suele prolongar las crisis. En vez de eso, comienza a trabajar en resolver ese asunto de manera inmediata. Puede ser que no haya una solución fácil o pronta, pero siempre hay alternativas posibles para hacer esa coyuntura mejor y más sobrellevable. ¿La clave? Centrarse en los progresos que ya hayas hecho y planificar los pasos siguientes, más que descorazonarse por la cantidad de trabajo que aún debes hacer.

 

10. Sigue trabajando en tus habilidades.

La autoestima, la resiliencia y un autoconcepto equilibrado puede llevar un tiempo para ser construida, por lo que no te desmotives si sigues teniendo situaciones que te causan problemas. En realidad, la excelencia no es algo extraordinario que solo pocas personas poseen, si no que puede ser aprendida por casi todos. El “segundo esfuerzo” después de nuestro esfuerzo inicial es clave. Sigue intentándolo y confiando cada vez más en tus habilidades. Todas estas habilidades pueden ser aprendidas siguiendo tu propio proceso.

Te recomiendo este manual para poder seguir trabajando estos temas: Ejercicios que te curan.

Además, en Psicología en Positivo podrás encontrar nuestros podcast… en el Podcast 11 El secreto numero 1 de la autoestima te contamos algo que seguramente te interará saber 😉


pd.- el 99% de veces en que algo nos preocupa no tomamos acción; ahora,si quieres ir mucho más rápido y preguntar sin compromiso cómo podemos trabajar juntos el mejorar tu autoestima, puedes contactarme personalmente en el +34669787915 o en contacta@antonimartinezpsicologo.com