Entradas

Autoestima positiva: ejercicios prácticos

Cómo mejorar la autoestima es una cuestión importante para muchas personas. Cuando tenemos la autoestima alta, nos sentimos capaces hasta de emular a nuestros super héroes favoritos y tenemos la sensación de que nada podrá pararnos.

Cuando esta está baja, cualquier pequeña tontería puede hacer que nos vengamos abajo, cual tormenta en un vaso de agua.

Cómo mejorar la autoestima… Si sólo tuviera algo más de autoestima… Me gustaría confiar más en mi mismo…

Estas son frases que es fácil escuchar, o que nosotros mismos podemos haber dicho en alguna ocasión.

En este artículo vamos a ver las principales claves con sus respectivos ejercicios para poder tener una autoestima positiva y así encontrarnos mejor y más felices.

Además, al final del artículo verás que podrás descargar una guía/resumen a modo de recordatorio ¡Empezamos!

Y por cierto si antes de empezar quieres comprobar cómo andas de autoestima, este es tu podcast:

¿Qué es la autoestima positiva?

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. Hay una definición que me gusta mucho de la autoestima y que completa la anterior: esta es la energía hacia dentro.

Esta sensación la podemos tener al desarrollar la autoestima ya que nos sentimos más energetizados y a gusto con nosotros mismos.

La cantidad de autoestima positiva que tenemos la proyectamos a los demás, sea verbalmente como no verbalmente. Lo que nos decimos, el contenido de las palabras es clave para poder sentirnos bien o no. Y desde luego también lo transmitimos en nuestra postura física, vestimenta y manera de proyectarnos ante el mundo.

El cómo mejorar nuestra autoestima es un reto pero, ¿por qué querríamos ponernos manos a la obra con ello?

Vamos a ver algunas cosas de las que saldremos ganando en el camino de mejorar la autoestima.

Qué lograremos al mejorar nuestra autoestima

+ Conseguir nuestros objetivos

Si progresivamente vamos aprendiendo a cómo mejorar la autoestima, fluirá el que vayamos consiguiendo nuestras metas. Estaremos desarrollando así capacidades que nutrirán progresivamente nuestra autoconfianza.

+ Ser más valientes

Nos encontraremos más confiados y por tanto nos atreveremos a más cosas. Empezaremos a dar esos pasos que anteriormente nos costaban tanto.

+ Ampliar en más áreas aún nuestro amor propio

Cuando mejoramos una parte de nuestra autoestima vamos a tender a querer mejorar otras. Por ejemplo, mejorando nuestro exterior ello probablemente traerá cambios interiores también.

+ Ser personas más positivas

Tendemos a que nos gusten más las personas con una autoestima alta que aquellas con una autoestima baja. ¿Por qué sucede esto? Seguramente por una combinación de todo lo anterior. Si nosotros mismos vamos convirtiéndonos en personas más positivas no sólo nos sentiremos mejor con nosotros mismos si no que haremos sentirse mejor a los demás.

autoestima

La energía hacia dentro= la autoestima

La importancia de desarrollar una autoestima positiva.

Si hay una demanda que he visto a lo largo de los últimos años es la de“cómo mejorar la autoestima”. Realmente me resultaría complicado citar a alguien que haya venido a la consulta a lo largo de estos años y que esto no le interesara.

Hazte ahora estas preguntas;

  • ¿Me valoro justamente y sé reconocer mis méritos y puntos fuertes,como primer paso para hacérselos ver al mundo?
  • ¿Me siento legitimado para proponerle una cita a esa chica que tanto me gusta?
  • ¿Sabré aceptar la situación en el caso de que alguien no haga lo que yo quiero, o que no desee mantener el contacto conmigo, o que no me valore?
  • Más simple aún… ¿Me quiero ?

Estas respuestas son para ti, espero que las hayas respondido de forma sincera. Ahora vamos a trabajar 😉 ¿Qué puntos importantes tenemos al respecto de cómo mejorar la autoestima y que ésta se encuentre en plena forma?. Descubrámoslos en estos puntos para mejorar nuestra autoestima.

Cómo desarrollar una autoestima positiva: las claves fundamentales.

1 | Aceptación incondicional de ti mismo

Tú eres tú y tus circunstancias; tú eres tú y tu autoestima. La aceptación incondicional no significa que consideres que todo en ti es perfecto y maravilloso. Consiste más bien en saber que tienes partes mejores y peores y que todas forman parte de quien eres; todo ello forma tu

Todos sabemos que la autoestima viene de lo que tu piensas de ti mismo, no de lo que los demás piensan de ti” (Gloria Gaynor).

La aceptación incondicional es un proceso que nos conducirá a mejorar nuestra autoestima ya que tendremos más claro que somos un todo. Evitaremos que unas partes de nosotros tengan más peso que otras y así podremos relajarnos en simplemente ser. Además, la verdad que es no hacerlo es un verdadero rollo; perdemos mucho tiempo con autoengaños y explicaciones.
Las personas que de verdad nos quieren lo hacen sabiendo nuestros puntos fuertes y débiles. ¿Por qué no darnos a nosotros mismos ese verdadero aprecio?

Ejercicio práctico para desarrollar una autoestima positiva. El amigo del espejo.

El espejo en que cada día nos miramos en el servicio, en nuestro cuarto etc. puede pasar a ser nuestro aliado. En este ejercicio te propongo que cada día te mires un par de minutos. Simplemente mírate, mírate con benevolencia, con compasión. Hazte un guiño a lo que ves reflejado ya que la mirada hacia nosotros mismos nunca miente.

2 | Date cuenta de lo que piensas

Lo que pensamos es clave para mejorar nuestra autoestima, aquí nos centraremos en lo que pensamos de nosotros mismos. El primer paso es darnos cuenta de qué es lo que se nos viene a la cabeza respecto a nuestra persona.

Por ejemplo, no es lo mismo pensar que “Aún con dificultades, me veo capacitado para tener un trabajo mejor” que “Jamás podré aspirar a otro trabajo mejor”. ¿Ves la diferencia? Las palabras tienen su peso e influyen de manera decisiva en cómo nos valoramos.

Las personas que piensan que no son capaces de hacer algo, no lo harán nunca, aunque tengan las aptitudes(Indira Ghandi)

A veces no es fácil saber lo que pensamos sobre nosotros, recurriré aquí a la metáfora de la cebolla. Tenemos que ir quitando capas poco a poco para saberlo.

Ejercicio práctico 2 para el desarrollo de una autoestima positiva. Autodefinición precisa.

Este ejercicio tiene diferentes apartados. En él vamos a tratar de definirnos mejor por medio de expresiones y de adjetivos que nos definan. Para ello:

– En primer lugar escribe en un listado la mayor parte de expresiones y de adjetivos que te describan. Cuantos más mejor.

– En segundo lugar tacha aquellos peyorativos. Precisa mejor aquellos que queden un poco vagos (por ejemplo, ¿qué significa ser despistado?).

– Como última parte, en aquellos que son positivos, da algún ejemplo. Si escribiste que eres una persona generosa incluye alguna situación tipo “Soy generoso porque me gusta hacer regalos sorpresa a mis amigos”:

3 | Gestiona tus emociones

Nuestras emociones forman una parte importante de nuestra autoestima. ¿Cómo nos sentimos? ¿Cómo sabemos gestionar lo que sentimos?

El clima emocional en el que solemos movernos influye mucho en nuestra autoestima. Quizás nos haya pasado algo negativo, en ese caso parece que nos suba. En el caso de que hayamos tenido una experiencia positiva seguramente sintamos que nuestra autoestima se incrementa.

La autoestima es un sentimiento basado en sentirse capaz y amado” (Jack Canfield)

En todo caso, aprender a gestionar es aprender a lidiar con estos inevitables cambios en nuestras emociones. Así que en el ejercicio que sigue vamos a cambiar, a modo de mimo.

Ejecicio práctico 3 para el desarrollo de una autoestima positiva.El mimo emocional.

En un folio haz una raya que lo divida por la mitad verticalmente. Recuerda una situación en que te salieran bien las cosas por tu propia iniciativa. ¿Cómo te sentías? (nombra las emociones y matízalas). Haz lo mismo pero con una situación en que cometieras algún error.

Finalmente, escribe como ese hecho influyó en tu autoestima. Nota cómo te sientes, pensando y sintiendo lo que escribiste en ambos lados del papel, como un mimo que va moviéndose sin hablar de un lado a otro del escenario.

4 | Sé tu propio juez

Ponemos mucha cantidad de peso en las opiniones de los demás. Cuando nos dicen algo negativo solemos darle más peso que cuando nos comunican algo positivo, y así nuestra autoestima se ve afectada.

Tú eres quien determina lo que vales sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Y tu propio valor que es un hecho en sí no tiene nada que ver con tu comportamiento ni con tus sentimientos” (Wayne Dyer)

¿Por qué nos influyen tanto lo que nos dicen los demás? Esto ya lo aprendemos en la infancia cuando tenemos todo que aprender y no es imprescindible lo que opinen y nos digan padres, familia, profesores…

Sin embargo de mayores puede que la importancia que le demos sea excesiva.

Podemos pasar a gestionar mejor lo que opinamos de nosotros mismos basándonos en nuestro propio criterio.

Ejercicio práctico 4 para el desarrollo de una autoestima positiva.Imagen mental positiva.

Aquí vamos a reforzar lo positivo. Cada vez que alguien diga o haga algo que manifeste alguna cualidad positiva tuya para un momento mentalmente y dale una puntuación del 1 al 10 en grado de placer. Ello reforzará esa cualidad.

autoestima positiva

5 | Pide lo que quieres

Aprender a pedir lo que queremos es una buena demostración de cómo mejorar la autoestima en la práctica.

Eso es así porque estamos expresando cosas que son importantes para nosotros, nos expresamos y ello implica también a los receptores de lo que decimos. Es decir, nuestro mensaje tendrá un impacto en otras personas.

Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena” (Paulo Coelho)

¿Cómo actúo al pedir algo? ¿Dudo en hacerlo y adopto una postura pasiva? ¿O por el contrario quizá pida las cosas de manera algo agresiva? Una sana autoestima podrá expresarse de manera asertiva, que sería el término medio y saludable.
Ser más asertivo es un práctica fundamental para poder mejorar tu autoestima. Empecemos con un sencillo ejercicio para empezar a cambiar.

Ejercicio práctico 5 para el desarrollo de una autoestima positiva. Localiza la asertividad en tu cuerpo.

Cada vez que pienses que debes pedir algo, localiza la sensación en tu cuerpo. Quizás haya alguna parte del mismo que se tense, quizás cambies de postura…

Esto es importante ya que nuestro cuerpo es la base de todas nuestras conductas y así nos estamos conociendo mejor.

6 | Celebra lo que consigues

Valorar aquello que conseguimos es fundamental para celebrar aquellos pasos que vamos dando. Este sin duda es un empujón fuerte a nuestra autoestima y nos va a permitir retroalimentarla constantemente.

El primer paso es pues darnos cuenta de lo que vamos logrando. El segundo y derivado lógico del anterior es celebrarlo, festejar aquello que hemos conseguido. En este punto seremos justos con nosotros mismos y nos permitiremos celebrar la consecución del éxito.

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene” (Emerson)

Va a ser más fácil que nos sintamos bien con nosotros mismos si celebramos. ¡No dudes en hacerlo cuando las cosas salgan bien… o de reirte cuando hayan salido de pena!

Si te apetece trabajar todavía más tu autoestima puedes informarte  aquí en cómo mejorar tu autoestima.

Ejercicio práctico 6 para el desarrollo de una autoestima positiva. Listado de logros

Escribe una lista de éxitos y logros de tu pasado, en torno a unos veinte. Aquí puedes incluir un ascenso, el haber aprendido un idioma, un cambio personal importante, el conseguir salir con la persona que te gustaba…

A partir de ahí, ves aumentando tu lista conforme sigas consiguiendo logros. Cuando consigas uno nuevo, celébralo, prémiate, quizás haciéndonte un regalo, contándoselo a amigos etc.

7 | Aprende a valorarte más

Valorarnos más y valorarnos mejor. Valorándonos más sacaremos más cosas que son importantes para nosotros, y valorándonos mejor lograremos seguir nuestro proceso en cómo mejorar nuestra autoestima progresivamente.

Este es el punto clave de estos siete, la guinda sobre el pastel. Somos seres completos. Muchas veces pensamos que nos falta algo. Sin embargo, con los puntos anteriores, lograremos haber mejorado la mirada sobre nosotros mismos.

La satisfacción de la necesidad de autoestima conduce a sentimientos de autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y suficiencia, de ser útil y necesario en el mundo” (Abraham Maslow)

Valorarnos más implica compararnos menos, y poner el acento en nuestros progresos, progresos que trataremos de aumentar progresivamente.

Ejercicio práctico 7 para el desarrollo de una autoestima positiva. La pregunta de cada día.

El ejercicio de esta clave es hacernos una pregunta, lo que parece sencillo, pero que es muy importante. La pregunta es ¿Qué me gusta de mi mismo? Esta pregunta deberemos de hacérnosla cada día, preferiblemente en el mismo momento de la jornada para acostumbrarnos y coger el hábito.

Así… ¿qué es lo que te gusta de ti, ahora, en este día?

Y como resumen, vamos a ofrecerte esta infografía:

autoestima positiva

Conclusión

¡Guárdate todas las claves sobre cómo aumentar la autoestima positiva! Así podrás leerlas de manera rápida allá donde quieras. Te animo a que compartas este artículo si te ha gustado y así nos ayudes a llenar de autoestima a todas aquellas personas a las que aprecias.

¡Un positivo abrazo!

Antoni

pd.- si quieres dar un paso más en nuestro curso online Autoestima en Positivo encontrarás un proceso guiado de 30 dias para optimizarla y que una baja autoestima pase a ser cosa del pasado.

¿Autoestima baja o alta? Checklist con 20 propuestas de mejora

En cada uno de los ítems de este checklist verás listados una serie de enunciados. Quiero que vayas bajando poco a poco en la lista y leas para ti cada uno de ellos. Ah, y si prefieres hacerlo mientras escuchas un audio puedes entrar en nuestro Podcast 10 para hacerlo 😉

Respóndete sinceramente si sí o si no. Quizás hayan grados de intensidad en la respuesta. Y aún más importante es que analices cómo te sientes al dar tal respuesta. ¿Te sientes bien, quizá con incomodidad, o puede que estés confundido al dar la respuesta?

Una vez hayas hecho esto, puedes seguir leyendo la explicación de cada enunciado y la propuesta de mejora que en todos los casos comienza por «Hoy mismo puedes…».

1. Siento que tengo un alto conocimiento sobre quien soy y qué quiero.

Este es el punto de partida para analizar tu autoestima. Es imposible subirla sin avanzar en quien eres, cómo eres y qué quieres. ¿Por qué es tan importante? Porque de no ser así tenderás a desviarte muy fácilmente del camino para quererte más.

Por ejemplo, podrás acceder a las peticiones de otros aunque no vaya contigo. O harás cosas que en verdad no deseas o no te ayudan, y ello hará que tu autoestima se resienta.

Hoy mismo puedes… Comenzar a implementar esta simple pregunta cuando te levantes por las mañanas. ¿Quién soy y que quiero hoy? Las respuestas que des son importantes, pero aún más  el hecho de que te hagas esa pregunta.

2. Tengo un sentimiento de amor a mi mismo elevado.

Autoestima quiere decirse quererse a uno mismo. Vamos a ir viendo muchas maneras de potenciarlo pero lo primero es que te des una respuesta sincera al anterior enunciado. ¿En cuanto del 1 al 10 te puntuarías en ello?

Hoy mismo puedes… Tomar la decisión consciente de quererte más a partir de ahora. Es tan sencillo como eso, que sea algo decidido por ti y a partir de ahí ponerte manos a la obra. Que a la ley de la atracción siga la ley de la acción.

3. Me quiero más de lo que me quiere actualmente ninguna otra persona.

¿Tiene sentido que alguien me quiera más de lo que yo me quiero a mi mismo? La autoestima siempre empieza en el yo. No puedo aspirar a que los demás me quieran si yo no lo hago. Por otro lado cierto es que la autoestima se refuerza por lo que los demás me quieran, pero si caigo en depender de ello estoy cayendo en un error.

Hoy mismo puedes… Mover ficha y hacer algo que te demuestre a ti mismo que te quieres. Podría ser apuntarte a ese curso que deseas hacer ese tiempo, darte algún tratamiento de salud o estético o poner en orden tu despacho y así facilitarte las cosas. Pequeñas acciones que en conjunto llegan a hacer cosas muy grandes por ti.

4. Pienso acerca de mi de forma positiva.

El autoconcepto es el primo hermano de la autoestima. En ocasiones somos nuestros jueces más severos; nos juzgamos de una forma más dura de lo que otras personas nos juzgan.

La parte positiva es que el autoconcepto evoluciona constantemente. Lo que tu piensas de ti mismo se puede modificar, hacia la dirección que desees.

Hoy mismo puedes… Anota cuando te digas cosas o te dirijas a ti mismo, o sobre tu persona. ¿qué tipo de expresiones utilizas?¿eres severo o laxo contigo mismo? Esto te va a dar muchas pistas sobre cómo mejorar tu autoconcepto.

5. Confío en que puedo sacar las cosas adelante.

El respaldarse en la propia autocapacidad es un signo de alta autoestima. Si esta está bien equilibrada, es decir, ni por debajo pero tampoco por encima de forma arrogante, vas por el buen camino.

Hoy mismo puedes… Hacer un listado de actividades, tareas o situaciones en que te sientas capaz. Estas pueden ser desde laborales a sociales, desde académicas a del día a día.

6. Mi aspecto físico me gusta en términos generales.

Ojalá fuera más guapo/a, alto/a, tuviera ropa mejor, otro color de ojos, de pelo o de piel… En el plano físico suelen darse batallas por no aceptar en primer lugar cómo somos, y en segundo término por no optimizar aquello que sí podemos cambiar y mejorar.

Hoy mismo puedes… Dar un paso más y cuidarte. Piensa en cómo te puedes ver mejor. Quizás haciéndote con esa prenda de vestir que sabes que te va a sentar muy bien, o haciéndote ese corte de pelo que te apetece.

7. Habitualmente cultivo mis emociones positivas haciendo cosas que me hacen sentir bien.

Este es un punto muy importante y lo trabajamos a fondo en nuestro taller online Autoestima en Positivo. Las emociones negativas suelen darse más y además nos duran más tiempo, por lo que esto debe de ser el impulso para que estimulemos más todas aquellas que están dentro del espectro positivo.

Hoy mismo puedes... Concentrarte en hacer más todo aquello que te hace sentir bien. Esta es una decisión más sencilla de lo que parece. ¿Hace cuanto que no haces esa actividad que te hace que sientas alegría?

8. Las metas que me fijo habitualmente son posibles de conseguir.

Mis metas a conseguir deben de ser realistas a la vez que ambiciosas para ir nutriendo mi autoestima. Si consigo, me siento mejor, y ello hace que mi sentido de valía se vaya haciendo más fuerte.

Hoy mismo puedes… Pensar en todo aquello que te gustaría conseguir y ver cómo de realistas son esas metas. Luego puedes repensarlas y ver si necesitan algún pequeño ajuste, si dar un paso más para conseguirlas o descartar y reformular alguna de ellas.

9. Mantengo coherencia entre lo que digo y hago.

Ser fiel a uno mismo es fundamental en lo referido a nuestro sentimiento de valía. Como decía la frase del filósofo Epicteto, «Si hablan mal de ti con fundamento, corrígete. De lo contrario, échate a reír».

Hoy mismo puedes… Escribir un par de situaciones donde fuiste coherente o incoherente entre lo que pensabas y finalmente hiciste. Ello te dará claridad sobre este punto.

10. Decido por mi mismo aquello relevante para mi vida.

Antes de tomar una decisión, debemos de ser conscientes de si lo estamos haciendo siguiendo nuestro propio criterio o estamos simplemente complaciendo a los demás. Puede que sintamos además cierta ansiedad siguiendo nuestro propio criterio, al depender habitualmente de otros para decidir.

Hoy mismo puedes… Al tener que tomar una decisión, escucha a los demás si así lo deseas. Sus argumentos y opiniones al respecto. Después, analiza y decide… lo que a ti te parezca más conveniente.

autoestima baja

11. El contenido de lo que pienso habitualmente suele ser positivo.

En esto todos podemos mejorar. No solamente pensamos demasiado, si no que además normalmente lo hacemos de forma incorrecta.

Como muchos grandes maestros han dicho, nosotros no somos lo  que pensamos. Somos mucho más que eso, algo más profundo. Somo la persona que escucha esa incesante charla que tenemos en la cabeza.

Hoy mismo puedes… Empezar a conocer el mindfulness. Esta es una forma sencilla de cambiar la forma en que percibimos lo que nos rodea, y que además nos permite adiestrarnos en pensar de manera diferente.

12. Tomo los fracasos que he vivido como parte del camino.

La vida es una sucesión de éxitos y de fracasos y siempre va a ser así. Tan negativo es buscar el éxito a toda costa como huir de los fracasos como alma que lleva el diablo.

Hay una frase que me gusta mucho que dice » a veces se gana, a veces se aprende». Mantenernos en querer ganar y aceptar cuando no lo hagamos va a estar en consonancia con una autoestima sana.

Hoy mismo puedes… Hacer este breve ejercicio. Piensa, ¿cuando una puerta se te cerró en el pasado, que otras tres puertas se te abrieron?

13. Agradezco las cosas que me pasan.

Agradecer es la vía de acceso a estar a gusto con nosotros mismos, con los demás y con la vida en general. Si me doy cuenta de todo lo positivo que tengo y lo hago consciente, me voy a sentir mucho mejor sí o sí. Ello puede llevarme un periodo de cierto entrenamiento; pero si soy consciente en la práctica se acaba interiorizando.

Hoy mismo puedes… En una libreta cada semana anotar cinco cosas buenas que te hayan sucedido en esos siete días, y dar las gracias. Sencillo y poderoso.

14. Me rodeo de personas positivas que me nutren.

Se ha puesto de moda el concepto de «vampiros emocionales». Los vampiros emocionales son personas que nos drenan la energía, que de alguna persona más que aportarnos cosas nos desgastan.

Rodearse de personas que nos aportan y que nos dejan que les aportemos va a ser fundamental para lograr tener un buen soporte para nuestra autoestima en desarrollo.

Hoy mismo puedes… Acercarte más a esas personas que te nutren. Proponerles veros más, mostrarles más cariño, estar más cerca de ellos.

15. Busco activamente ser feliz.

El anterior enunciado es una obviedad pero… ¿realmente actuamos en consecuencia? Ser feliz es un camino que podemos decidir recorrer o no. Cierto, muchas veces tenemos fuerzas inconscientes que nos lo impiden; en tal caso hay que acudir a la consulta del psicólogo. Pero el primer paso es decidir empezar a buscar conscientemente ser feliz. sólo este simple hecho va a impulsar mi autoestima.

Hoy mismo puedes… Decidir tu futuro de forma activa. ¿Qué sueños te faltan por cumplir que te acercarían más a ser feliz?

16. He superado mis complejos adecuadamente.

Que levante la mano quien no haya tenido algún tipo de complejo a lo largo de su vida. Físico, de personalidad, relacional… Los complejos han estado aquí y quizá todavía lo estén. Es nuestra labor el detectarlos y superarlos basándonos en el amor hacia nosotros mismos.

Hoy mismo puedes… Mandar más amor a las partes de ti que te gustan menos. Esta es la base. Quiere y cuida tu timidez, tu nariz algo más grande de lo habitual, esos kilos que te faltan o que te sobran… Será de las mejores cosas que podrás hacer por tu persona.

17. Siento que tengo el control de mi vida.

Aquí no hablamos de un control férreo o excesivo. Tampoco de una laxitud, o de una actitud de «paso de todo». Queremos decir que mantengo un control razonable de lo que me pasa, abierto a  cierta flexibilidad.

Es decir, sentir que tengo capacidad de encaminar mi vida hacia donde yo quiero. De dar los pasos que quiero dar, aunque hayan ciertas marchas atrás en el camino. Que puedo seguir dirigiéndome hacia donde yo quiera.

Hoy mismo puedes… Ser inflexible a todo aquello que te aparte demasiado de tu camino.

18. Tengo un equilibrio entre trabajo, ocio, familia y actividades conmigo mismo.

O lo que es lo mismo entre todos los campos  que cubre mi vida. Podríamos haber incluido aquí también relaciones sociales, amigos, ejercicio, descanso…

El objetivo de este punto es ver si logro estar a gusto entre todas esas facetas. El trabajo es importante, pero en ocasiones quizá no tanto como pensamos. Lo mismo podemos decir de la persona absorbida por su familia, o aquella que centra su bienestar en únicamente las relaciones sociales.

Hoy mismo puedes… Hacer un cuadrante con todas estas áreas. Tras ello darles un porcentaje según te ocupen tiempo. ¿Que puedes hacer para equilibrarlas, si es que han salido algunas demasiado presentes?

19. Me comunico de manera fluida.

La comunicación es la base de nuestra vida social. Una comunicación adecuada, asertiva y libre e posiblemente uno de los mejores signos de una autoestima sana y trabajada.

Hay una frase que dice «Una boca amable multiplica sus amigos; la lengua que habla bien multiplica sus afabilidades». Muy cierto; de la manera en que nos expresamos estamos mostrando la manera que somos.

Y esto además tiene otra ventaja que podemos utilizar a nuestro favor; cambiando nuestra forma de expresarnos también nos estamos cambiando a nosotros mismos.

Hoy mismo puedes… Darte cuenta de la forma en la que te comunicas. ¿Tienes miedo decir ciertas cosas? ¿Te cuesta expresarte de una determinada manera anticipando la respuesta de los demás?

20. Sé que soy el principal responsable de mi autoestima.

Hemos hablado de la influencia de la familia, del entorno, de las condiciones sociales y de trabajo… Todo esto cuenta, en ocasiones bastante.

Sin embargo nada puede afectarme más de la cuenta si yo así lo decido y me pongo manos a la obra, si cambio, si pongo límites…

Eres la persona más importante de tu vida. No lo olvides nunca.

Hoy mismo puedes… Decidir dejar atrás absolutamente todo que hace que tu autoestima se resienta.

Te animo a que leas este artículo cuantas veces necesites, que comentes aquí abajo y que te pongas manos a la obra de manera decidida con nuestro programa dirigido específicamente a que potencies para siempre tu autoestima, Autoestima en Positivo 😉 ¡Un enorme y positivo abrazo!