Entradas

El secreto de la felicidad

Encontrar el secreto de la felicidad, a veces puede resultar más sencillo de lo que a priori parece. Y si.. ¿empiezas a buscar sentido a lo que haces?

Muchas personas pasan su vida amargadas, sin encontrar la felicidad, pensando siempre en buscar un trabajo mejor, una casa mejor, una vida mejor…cosas que quizás nunca llegan, pero no solo eso cuando llegan, en seguida buscan mejorarlas o cambiarlas porque eso no les ha dado la felicidad.

Una gran fuente de infelicidad, suele ser el empleo ya que desgraciadamente el mercado no puede absorber a todas las personas en los puestos que desearían o para los que se han preparado, absorbiendo a estas personas en otros puestos que no son los soñados por ellas. Esto es una gran fuente de infelicidad, que arrastra a las personas hacia la negatividad, y a los problemas que esta conlleva.

Si estas en esa situación, y buscas felicidad, ¿Cómo lograrla?

Muy fácil, simplemente busca sentido a aquello que haces de la siguiente forma.

  • Celebra cada éxito: En todos los puestos se obtienen resultados, felicitaciones y similares, celébralos ya que son buenos resultados, y una prueba de que aunque no estés en tu trabajo soñado estás haciendo un buen trabajo, ese es un buen motivo para encontrar felicidad.
  • No olvides las cosas pequeñas: Aunque no lo creamos, las pequeñas cosas son las que mayor impacto acaban teniendo en nuestra vida, por ello debemos buscar la motivación en el ellas, y no en los grandes logros, es probable que no hayas llegado a aquella gran meta que te propusiste y creas estar estancado en tu trabajo, pero si te fijas en las pequeñas cosas que te permite tu trabajo actual y que si no lo tuvieras, no podrías hacer estarás mas cerca de la felicidad, que de la infelicidad.
  • Encuentra el sentido:  Si lo que haces tiene sentido para ti es mucho más fácil encontrar la felicidad, es probable que creas que solo vas cumples y te vas, y no veas el sentido a lo que haces, pero si piensas con una visión más amplia es probable que tu trabajo sirva de apoyo a otros, sea una pieza del engranaje que si falta probablemente este no funcionase de la forma adecuada, o que seas parte de la base de una gran pirámide empresarial, donde si falla la base esta se desmoronaría, pero no solo encontrar el sentido profesional también el sentido personal, quizás estés cansado de madrugar o de pasar horas y horas sentado en la oficina, pero si le encuentras sentido a esas tareas sin duda encontraras la felicidad, el sentido puede ser desde conseguir dinero para poder vivir, ahorrar para un viaje, o ganar experiencia, simplemente debes buscar ese sentido y creer en el para alcanzar felicidad.
  • Mantén la mente abierta: Piensa en aquello que hace felices a las demás personas, y la parte que tu pones con tu trabajo para que esto sea posible, pues aunque no lo creas formas parte de la construcción de esa montaña aportando tu granito.
  • Créate una identidad solida: Es importante que creas en tu misión y tu visión como parte de esa cadena para lograr la felicidad, por ello si te comprometes con una identidad que exprese eso, fomentas el dialogo, buscas el bien común y actúas con determinación, reinventándote siempre que algo falle estarás muy cerca de la felicidad.

felicidad

Y es que muchas veces las barreras que nos impiden alcanzar la felicidad nos las imponemos nosotros olvidando aquello que realmente nos hace felices, y centrándonos en alcanzar objetivos imposibles, u objetivos que si llegan no nos darán la felicidad por que no es aquello que necesitamos, y en cuanto los tengamos en seguida estaremos a la búsqueda de otro para lograr alcanzar esa felicidad, alegando que aquello no era realmente lo que buscábamos, y así infinitamente.

Por ello si buscas la felicidad, el secreto es realmente buscar sentido a aquello que haces actualmente, fijarte en las pequeñas cosas del día a día que son posibles gracias a eso, que en definitiva, esas pequeñas cosas son las que acaban haciendo grandes cosas, también teniendo una mente positiva, abierta a los cambios y a reinventarse, y creando una identidad sólida que respete estos valores positivos, y que nadie pueda tumbar. De esta manera alcanzaras la felicidad, buscando sentido a lo que haces.

Este artículo ha sido realizado por Ricardo Villarpeña mentor y escritor, con máster en dirección de RR.HH por la universidad Isabel I de Castilla, y estudios en psicología en la UNED/UOC. Ojea sus libros y… conócelo!

También pueden interesarte:




Como ayudar a una persona que padece depresión

¿Te gustaría ayudar a una persona que padece depresión? ¿No sabes como hacerlo? En este post, te damos cinco consejos para que puedas ayudar a una persona que padece depresión y tratar de optimizar tu relación con ella.

La depresión, podría ser definida como un trastorno de carácter psicológico representado por un estado de ánimo deprimido. Actualmente, es uno de los trastornos con más prevalencia en nuestra sociedad. Realmente, se considera que una depresión tratada desde sus inicios tiene una buena remisión, el problema radica, en qué tardamos mucho en pedir ayuda y eso agrava su sintomatología y con ello su cese.

Ahora bien, en muchas ocasiones, hemos vivido o conocido a alguien que ha padecido o padece una depresión. Seguro que esto os suena. Esta persona, se siente triste, con falta de motivación, con alteraciones en su patrón de sueño y alimentación, entre otros.

¿Cómo ayudar a una persona que padece depresión?

A menudo, sin querer, culpabilizamos a esta persona, diciéndole que no pone de su parte, la juzgamos. Y esto, no ayuda. Principalmente, la persona que padece una depresión debe ser animada por alguien externo a acudir a un profesional.

Por ello, aquí os mostramos una serie de consejos a seguir sobre aquello que no debemos hacerle o decirle a una persona deprimida:

1.No cuestiones sus pensamientos o sentimientos.

La persona deprimida siente emociones de carácter negativo y con ello, pensamientos de carácter devaluativo, negativos y catastrofistas. En la inmensa mayoría de veces, ni ellos mismos saben por qué lo están pensando o sintiendo, Por ello, trata de evitar preguntas del estilo: “¿por qué te pones así?”,  “¿por qué siempre estás así?”, “¿por qué sientes eso?”.

2. No trates de consolarlo por padecer depresión.

En muchas ocasiones, la familia y/o la propia persona tratan de buscar la causa de su depresión, que en ocasiones es desconocida. Por ello, no se debe consolar a la persona por estar atravesando una depresión, ni tratar de encontrar y marcar el indicador de inicio de la depresión para encontrarle un sentido a todo el sufrimiento.

3. No trates de convencerle sobre lo que debe pensar o hacer ante sus temores o sufrimientos.

Debe evitarse la repetición de argumentos sobre lo que la persona debe pensar o hacer. Suelen realizarse este tipo de conversaciones con la finalidad de que la persona cambie su punto de vista. Pero resulta complicado, puesto que sus temores o sufrimientos son impermeables a los razonamientos lógicos que podamos realizar. Esto deriva en un desespero del propio familiar/amigo que trata de ayudar y no ve respuesta aparente por parte de la persona que padece depresión.

4. No lo culpabilices si crees que no pone de su parte, no es fácil.

La convivencia con una persona que padece depresión resulta muy complicada, en ocasiones. Por ello, debemos evitar reprocharle continuamente que no pone de su parte para superarlo o para sentirse bien. Puesto que aunque se realicen estas anotaciones a modo de consejo, ellos suelen tomárselo mal y desesperarse más ante su sufrimiento.

5. No lo agobies, sugiere sin presionar.

Lo mejor es dejar a la persona un tanto libre y que siga las indicaciones de un profesional. Puesto que, a los que padecen depresión, todo les resulta una carga. Por ello, resulta esencial sugerir, sin presionar, sin repetirlo constantemente, evitar forzar mucho a realizar ciertas actividades; puesto que sin que lo queramos, realiza el efecto inverso en la persona, en lugar de animarlo, producimos un efecto negativo en él.

Cinco consejos para ayudar a alguien que padece depresión

Estos cinco consejos, se encuentran orientados a aquellas personas que conviven con una persona que padece depresión, puesto que la convivencia radica aplastante en muchas ocasiones, haciendo sentir desesperado a aquel que trata de ayudar. La mejor ayuda que se puede prestar, en un primer momento, es tratar de convencer a la persona con depresión a que acuda a un profesional. Una vez conseguido esto, dejaremos que siga las pautas necesarias. Esto nos ayudará a sentirnos mejor, a sentir que no tenemos el deber de estar indicando en todo momento que debe hacerse o qué no, además, ayudará a que nuestra relación con el depresivo no empeore o sufra un deterioro.

Además, si quieres conocer distintos consejos que pueden resultarte eficaces para convencer a alguien de que vaya al psicólogo este Podcast te servirá de gran ayuda.

Qué es Estado de ánimo

¿Qué es el estado de ánimo?

estado de ánimo

El estado de ánimo el tipo de emoción predominante de una persona en un momento dado. Es un estado, una forma de estar o permanecer.
Así, este puede ser agradable o desagradable, expansivo o introspectivo y habitualmente se asocia con el humor de la persona en ese momento dado. Este acompaña a una idea o situación  por un tiempo determinado. 
Desde la Psicología Positiva, se propone que el ánimo positivo no es simplemente la ausencia de uno negativo, si no que puede estar relacionado con conceptos como el del florecimiento (flourishing) y con la presencia de emociones positivas.
Por ello, estimulando el estado de ánimo por medio de procesidmineto validados y probados, obtendremos cambios en nuestras emociones, pensamientos y conductas, hacia unos más equilibrados y que potencien la consecueción de nuestros objetivos personales.
En el caso de estados de ánimo muy bajos esto nos puede llevar a trastornos psicoafectivos, como la depresión o la ansiedad, en el caso de que esta circunstancia se prolongue en el tiempo y que la persona no haya desarrollado recursos de afrontamiento adecuados.
Desde la psicología  positiva y la psicología cognitivo conductual hay terapias y herramientas válidas para poer superar un estado de ánimo decaído

Qué es Depresión

¿Qué es la depresión?

Depresión y psicología positiva

La depresión, dentro de un contexto de depresión y psicología positiva,  es un trastorno del estado de ánimo. Se caracteriza principalmente por un sentimiento fuerte de tristeza o de vacío, pérdida de interés en las actividades del día a día, ausencia de esperanza, irritabilidad o culpa, diferentes problemas físicos y en sus casos más graves ideas suicidas.

Hay diferentes tipos de depresión según su duración, intensidad y síntomas, pudiendo clasificarse en depresión mayor, depresión bipolar (con fase maníaca y un estado de ánimo elevado)  o distimia (depresión ligera sostenida en el tiempo).

La depresión se sitúa dentro de los trastornos psicoafectivos, como la ansiedad. Si bien la depresión puede originarse por diferentes causas, una puede ser de sostener una ansiedad alta por largo tiempo, lo cual lleva a que el organismo se deprima.

La interacción de depresión y Psicología Positiva se entiende enfatizando el tratamiento no sólo en mejorar los síntomas negativos anteriores, si no en también mejorar aquellas cualidades de la persona potenciadoras: optimismo, fortalezas personales, resiliencia, sentido del humor, atención plena, gratitud etc. debiendo de estar presentes ambos en los tratamientos psicológicos.

Es decir, se trataría de reducir o eliminar los síntomas negativos (apatía, pensamientos irracionales etc.) al mismo tiempo que se elevan los recursos positivos de la persona, es decir, aquellso que llevan al florecimiento personal según el concepto propuesto por Martin Seligman.

Así, hay diferentes estrategias que se pueden desarrollar en depresión y psicología positiva, como por ejemplo recoge la psicoterapia positiva para la depresión, donde en 14 sesiones se trabajan todos lso recursos positivos que la persona puede desarrollar: forralezas, perdón, logros, emociones positivas o sentido vital.

Diccionario de Psicología Positiva.