Entradas

El secreto de la felicidad

Encontrar el secreto de la felicidad, a veces puede resultar más sencillo de lo que a priori parece. Y si.. ¿empiezas a buscar sentido a lo que haces?

Muchas personas pasan su vida amargadas, sin encontrar la felicidad, pensando siempre en buscar un trabajo mejor, una casa mejor, una vida mejor…cosas que quizás nunca llegan, pero no solo eso cuando llegan, en seguida buscan mejorarlas o cambiarlas porque eso no les ha dado la felicidad.

Una gran fuente de infelicidad, suele ser el empleo ya que desgraciadamente el mercado no puede absorber a todas las personas en los puestos que desearían o para los que se han preparado, absorbiendo a estas personas en otros puestos que no son los soñados por ellas. Esto es una gran fuente de infelicidad, que arrastra a las personas hacia la negatividad, y a los problemas que esta conlleva.

Si estas en esa situación, y buscas felicidad, ¿Cómo lograrla?

Muy fácil, simplemente busca sentido a aquello que haces de la siguiente forma.

  • Celebra cada éxito: En todos los puestos se obtienen resultados, felicitaciones y similares, celébralos ya que son buenos resultados, y una prueba de que aunque no estés en tu trabajo soñado estás haciendo un buen trabajo, ese es un buen motivo para encontrar felicidad.
  • No olvides las cosas pequeñas: Aunque no lo creamos, las pequeñas cosas son las que mayor impacto acaban teniendo en nuestra vida, por ello debemos buscar la motivación en el ellas, y no en los grandes logros, es probable que no hayas llegado a aquella gran meta que te propusiste y creas estar estancado en tu trabajo, pero si te fijas en las pequeñas cosas que te permite tu trabajo actual y que si no lo tuvieras, no podrías hacer estarás mas cerca de la felicidad, que de la infelicidad.
  • Encuentra el sentido:  Si lo que haces tiene sentido para ti es mucho más fácil encontrar la felicidad, es probable que creas que solo vas cumples y te vas, y no veas el sentido a lo que haces, pero si piensas con una visión más amplia es probable que tu trabajo sirva de apoyo a otros, sea una pieza del engranaje que si falta probablemente este no funcionase de la forma adecuada, o que seas parte de la base de una gran pirámide empresarial, donde si falla la base esta se desmoronaría, pero no solo encontrar el sentido profesional también el sentido personal, quizás estés cansado de madrugar o de pasar horas y horas sentado en la oficina, pero si le encuentras sentido a esas tareas sin duda encontraras la felicidad, el sentido puede ser desde conseguir dinero para poder vivir, ahorrar para un viaje, o ganar experiencia, simplemente debes buscar ese sentido y creer en el para alcanzar felicidad.
  • Mantén la mente abierta: Piensa en aquello que hace felices a las demás personas, y la parte que tu pones con tu trabajo para que esto sea posible, pues aunque no lo creas formas parte de la construcción de esa montaña aportando tu granito.
  • Créate una identidad solida: Es importante que creas en tu misión y tu visión como parte de esa cadena para lograr la felicidad, por ello si te comprometes con una identidad que exprese eso, fomentas el dialogo, buscas el bien común y actúas con determinación, reinventándote siempre que algo falle estarás muy cerca de la felicidad.

felicidad

Y es que muchas veces las barreras que nos impiden alcanzar la felicidad nos las imponemos nosotros olvidando aquello que realmente nos hace felices, y centrándonos en alcanzar objetivos imposibles, u objetivos que si llegan no nos darán la felicidad por que no es aquello que necesitamos, y en cuanto los tengamos en seguida estaremos a la búsqueda de otro para lograr alcanzar esa felicidad, alegando que aquello no era realmente lo que buscábamos, y así infinitamente.

Por ello si buscas la felicidad, el secreto es realmente buscar sentido a aquello que haces actualmente, fijarte en las pequeñas cosas del día a día que son posibles gracias a eso, que en definitiva, esas pequeñas cosas son las que acaban haciendo grandes cosas, también teniendo una mente positiva, abierta a los cambios y a reinventarse, y creando una identidad sólida que respete estos valores positivos, y que nadie pueda tumbar. De esta manera alcanzaras la felicidad, buscando sentido a lo que haces.

Este artículo ha sido realizado por Ricardo Villarpeña mentor y escritor, con máster en dirección de RR.HH por la universidad Isabel I de Castilla, y estudios en psicología en la UNED/UOC. Ojea sus libros y… conócelo!

También pueden interesarte:




Qué es el Fluir (flow)

¿Qué es el fluir?

que es el Fluir

Fluir o flow de su original en inglés es un estado mental  que se caracteriza por una implicación total en la actividad que estamos realizando, sin importar nada más, mientras mantenemos un grado de concentración muy alto.

Se caracteriza por la presencia de emocionalidad positiva y también es habitual que se refieran a él como el «grado óptimo de activación«. Fue desarrollado por Mihály Csíkszentmihályi, uno de los psicólogos más conocidos a nivel mundial en Psicología Positiva.

En el estado de flow la persona se encuentra totalmente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, donde el tiempo pasa diferente, y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unos tras otros sin apenas parar.

Es también uno de los componentes del modelo de bienestar PERMA.

Diccionario de Psicología Positiva.

“Fluir”: cómo convertir una actividad en algo extraordinario


Imagina por un instante esa actividad que te permite sumergirte en ella y donde el tiempo pierde importancia. Estás absorbido por dicha tarea, por tu propio placer o disfrute. Así, las acciones, pensamientos se suceden unas a otras de forma natural. Toda tu persona se encuentra “fluyendo”.

Amig@s, seguimos con artículos sobre el modelo PERMA (aquí tienes este video para saber más) de la Psicología Positiva. Hoy hablaremos de ese acrónimo en concreto de la E, de “Engagement”, o Compromiso con la tarea, como se ha traducido comúnmente. Hace referencia al “flow” en inglés y al fluir en castellano.

El concepto de Flow (fluir) ha sido propuesto por el psicólogo Csikszentmihalyi, a quien he decidido que llamaremos Chiche por motivos de simplicidad a partir de ahora.

Así, Chiche propone que casi cualquier clase de actividad puede producir un estado de fluidez con tal de que se den los elementos del párrafo en cursiva.

Es posible mejorar la calidad de vida y nuestro bienestar si nos aseguramos de que objetivos claros, retroalimentación inmediata, capacidades a la altura de las oportunidades de acción formen constantemente y lo más posible parte de la vida cotidiana. Vamos a verlo al detalle y paso a paso en estos artículos.

Cuando fluimos no es que seamos estrictamente más felices, porque para experimentar la felicidad debemos centrarnos en nuestros estados internos, y esto distraería la atención de la tarea que tenemos entre manos.

¿Recuerdas otros artículos sobre las emociones positivas? Cuando nos comemos un bollo de chocolate, nos rascan la espalda o vemos una comedia sí estamos dándonos pildoritas de felicidad mientras hacemos todo eso. Pero no entramos en “flow”. ¿Ves la diferencia?

psicologo valencia

Sólo después de que la tarea ha acabado tenemos tiempo para mirar hacia atrás, considerar lo que sucedió, y es entonces cuando nos vemos inundados de gratitud por la plenitud de esa experiencia.

Ahí podemos afirmar mejor que somos retrospectivamente felices. Cuantas más experiencias de flujo, más bienestar nos aportamos. Como se dice en valenciano, “quan més sucre, més dolç” (cuanto más azúcar, más dulce).

Encuentra tus experiencias de flow

A priori como decía arriba casi cualquier actividad nos puede permitir generar flow. Te daré varios ejemplos de grandes familias de actividades que lo facilitan:

– El deporte en general. Tanto individual como colectivo. Tanto aeróbico como anaeróbico. Incluimos aquí bailar.

– Las artes marciales.

– Cocinar un plato nuevo, degustarlo.

– Leer o escribir, mientras sea de manera profunda y estando muy conectados. Oratoria, dar un discurso.

– Videojuegos.

– Pintar, modelar. Cualquier actividad que implique creación artística.

– Cualquier actividad que implique apreciación de la belleza y la excelencia. Por ejemplo contemplar una puesta de sol y sumergirnos en ella.

– Meditar, yoga.

– Seducir, conversación creativa.

– El sexo.

¿Has localizado tus experiencias de flow? Como fin de artículo te recomiendo el seguir buscando otras que quizás hayas realizado en el pasado y retomarlas.

Profundizando en el fluir.

Csikszentmihalyi afirma que el flow (E del modelo PERMA) puede describirse en función de los parámetros que vamos a repasar a continuación, tras repasar las actividades que pueden generarlo como hacemos en nuestro curso online Aprende Psicología Positiva:

1) Unidad: las personas que experimentan flow se encuentran envueltas en la actividad hasta el punto de que se sienten parte de la misma. Recuerda aquí las experiencias que citaste en mi anterior artículo.

2) Concentración: al fluir las personas se encuentran absolutamente concentradas en la actividad. No en toda la actividad tenemos qué hacerlo; pero cuando estamos fluyendo, estamos concentrados.

3) Pérdida de la conciencia de uno/a mismo/a: durante los estados de flujo, se pierde la conciencia de uno mismo, esa parte de la conciencia que analiza y evalúa los planes antes de ponerlos en marcha permanece disminuida.

4) Control: existe una ausencia total o casi total de preocupaciones. La persona siente que domina y controla la situación habitualmente.

Antoni Martinez. Psicología en Positivo. Psicólogo en Valencia y online.

5) Distorsión del sentido temporal: fluyendo se distorsiona la conciencia del paso del tiempo. Parece que el tiempo pasa más rápido de lo normal o por el contrario que avanza especialmente lento.

6) Valor de la experiencia por sí misma: La actividad que provoca estados de flujo se lleva a cabo por sí misma, no por los beneficios que dará como resultado. Es una actividad reconfortante por ella misma.

7) Valor de las habilidades o fortalezas personales: La actividad que provoca estados de fluidez pone en marcha el uso de habilidades personales. Sólo cuando las demandas de la actividad presentan un reto para las habilidades personales se producen estados de fluidez.

En este sentido, conecta con las teorías de Martin  Seligman (Marty, otro viejo conocido) acerca de la importancia de conocer y desarrollar nuestras fortalezas personales (rasgos positivos) para llevar una vida llena de gratificaciones (vida con significado).

8) Metas y feedback: La actividad que provoca estados de fluidez debe estar claramente dirigida a conseguir metas y a recibir feedback inmediato, de forma que la persona no debe preocuparse sobre cómo lo está haciendo durante la actividad.

Estas son pues las características de los estados de flujo, ¿las puedes reconocer en algunas de tus actividades? ¿Puedes seguir potenciando estos estados en tu día a día? ¡Participa en el debate agregando abajo un comentario!

Antoni