Entradas

Felicidad en el día a día (vídeo más curso)

Hay diferentes preguntas que el ser humano se ha hecho desde siempre, y muchas de ellas van referidas hacia todo aquello que puede o no hacernos felices.

¿Cuáles son las claves de la felicidad? ¿Cómo podemos potenciarlas? ¿Influye el género, el país donde uno vive, el trabajo?

Ene ste artículo vamos a ver de forma clara cuáles sone sas claves y cómo podemos potenciarlas. ¡Vamos a por ello!

Claves de la felicidad

Hoy en día sabemos que hay diferentes diferentes factores que nos influyen a la hora de ser felices, y de esto se ocupa nuestra querida Psicología Positiva.

Como digo habitualmente en este blog, nunca se trata de negar aquello que nos provoca infelicidad. Las emociones negativas tienen su papel… nos gustan menos, pero también es importante sentirlas.

Más bien se trata de localizar aquellas variables que nos hacen tanto felices como infelices. En el caso de las primeras, buscaremos potenciarlas; en el caso de las segundas, minimizarlas.

Algunas de estas serán inevitables e incluso necesarias en nuestra vida. Todo aquello que en un momento dado nos provoca dolor es una fuente de aprendizaje, si lo utilizamos bien.

Este vídeo nos proporciona de entrada las claves acerca de muchos de los temas que trabaja la Psicologia Positiva:

 

¿Cuáles son pues esas claves? Vamos a ver algunas de las principales:

  • La gratitud, es decir, el sentirnos agradecidos por todo aquello que vivimos o poseemos es muy importante. Correlaciona con la abundancia y con sentirnos plenos.
  • El experimentar emociones positivas de forma habitual.
  • Que podamos gozar de actividades que nos nutren, nos hacen perder el sentido del tiempo, y que nos exijan cierta activación, es decir, el entrar en estado de flow.
  • Las personas que disponen de mayor número de amigos y estos son de mejor calidad son más felices.
  • ¿Encontramos o estamos en una búsqueda activa de sentido en nuestra vida? Entonces seremos más felices.
  • El lograr, el conseguir, y el ser conscientes de esos logros.
  • Cultivar un “optimismo inteligente”, es decir, enfocarnos hacia lo óptimo de nuestra vida y circunstancias.

Consejos para la felicidad en el día a día

Como viste en el vídeo, es conveniente arrojar luz a aquellos factores que nos hacen sentir felicidad. Ello con el objetivo de que cada uno de nosotros podamos tener una visión más clara.

El nivel socioeconómico es un factor que influye, pero  sólo si no pasamos de cierto nivel. Es decir, teniendo nuestras necesidades básicas cubiertas a partir de ahí no es significativamente más feliz quien más dinero tiene.

Este  y las otras variables que se comentan en el vídeo me gustará que nos llevasen a la reflexión de si estamos centrando nuestros esfuerzos en el camino correcto.

¿Cuál es probablemente la aspiración número uno del ser humano? Muy probablemente un número mayoritario de personas nos diga que ser felices. Es conocido el texto que nos habla de Los 5 arrepentimientos antes de morir.

Hoy es el dia, hoy es el momento. El ser feliz comienza por una decisión.

Esta decisión comporta el activamente buscar tanto dentro como fuera de mi todo aquello que potencia mi felicidad. Ambos sentidos son importantes, vamos a decir unas palabras sobre cada uno.

Efectivamente, primero el trabajo debe ser interior. Porque si no todo aquello que me ocurra va a pasar por un flitro negativo y de poco van a servir los esfuerzos que haga.

¿Cuido mi bienestar psicológico?¿Me cuido a mi mismo?¿Tengo en cuenta la calidad y tipo de pensamientos que tengo?

Tras ese imprescindible tranajo interno, viene lo externo ¿Optimizo las condiciones que me ayudan a ser feliz? ¿Busco oportunidades, lugares, personas potenciadoras?

Avancemos un poco más hacia todo aquello que nos haga llevar una vida completa, equilibrada… y feliz.

Si quieres pasar a la acción ya mismo, tienes este nuestro curso Aprende Psicología Positiva a tu disposición:

Curso online sobre Psicología Positiva

¿Quieres conocer formas eficaces de pensar en positivo y enseñarlas a los demás?

¿Saber como eliminar pensamientos negativos?

¿Conocer cuáles con los puntos fuertes de la personalidad y como potenciarlos?

La Psicologia Positiva es una novedosa rama de la Psicología científica que busca comprender los procesos que subyacen a las cualidades y emociones positivas del ser humano.

Desde la Psicologia Positiva se propone que todos tenemos una serie de fortalezas personales que podemos descubrir y potenciar. En este taller trabajaremos individualmente y en grupo el optimismo, el sentido del humor, la gratitud, la resiliencia…

OBJETIVOS DE APRENDE PSICOLOGÍA POSITIVA

– Conocer y aprovechar la Psicologia Positiva como una manera de entender el comportamiento psicológico y ayudar más y mejor a tus clientes, pacientes y alumnos.

– Saber como aumentar las emociones positivas (optimismo, alegría, esperanza, relajación…) tanto a corto como a largo plazo con procedimientos prácticos y validados.

– Adquirir las destrezas necesarias para incrementar las fortalezas personales en el día a día.

CAPACIDADES QUE MEJORARÁS

Todas las que trabaja el prestigioso modelo PERMA de la Psicología Positiva, aprendiendo una guía para: potenciar las Emociones Positivas, el Fluir (gozar con aquellas tareas que te suponen un reto), mejorarRelaciones personales, el Significado de vida (que la vida tenga un propósito y sentido) y el Logro (conseguir  metas y gozar en el proceso).

QUÉ HABRÁS APRENDIDO

Con una  breve explicación teórica el

taller será sobre todo práctico: tendrás toda una biblioteca de fichas para implementar nuevos hábitos positivos, en un todo divertido y relajado.

El taller se puede hacer tanto de forma online, por medio de emailing, videconferencia y con el envio de materiales descargables.

Este taller de psicologia positiva está disponible ya, así que espero leerte en los comentarios para obtener más información, o escribiendome al 669 78 79 15 😉

Antoni Martínez. Psicología en Positivo.

 

Cómo elegir la psicoterapia adecuada para ti

Actualmente, los psicólogos contamos con la libertad de elegir la psicoterapia adecuada, la más afín a nuestras convicciones personales y profesionales.

De esta manera, podemos utilizar un amplio abanico de herramientas, procedimientos y técnicas al elegir psicoterapia, teniendo en cuenta siempre el objetivo último de todo ello: ofrecer a las personas una alternativa de vida mucho más adaptativa y agradable.

Todo esto se debe a las diferentes familias de la psicología, de las que se derivan todas y cada una de los diversos tipos de teorías psicológicas.

Y esto es muy bueno. Si bien todas las psicoterapias pueden ayudar, vamos a encontrar unas que nos encajen más que otras para solucionar aquello que deseamos.

Pero… ¿Y vosotros como personas que quieren mejorar, crecer y dejar cosas negativas atrás? ¿Tenéis la misma libertad de elegir la terapia más conveniente y eficaz para vuestros intereses?

A veces puede ser un lío entre tantas opciones. En este artículo vamos a ver sus tipos para que podais elegir en libertad la psicoterapia más adecuada para vosotros.

Elegir psicoterapia: tipos de terapias disponibles.

Conoce en qué consisten las siguientes grandes familias de terapias. Vamos a dividirlas en terapias de tipo psicoanálítico, terapias humanistas. terapias cognitivo conductuales y terapias de tercera generación.

Terapias de tipo psicoanalítico.

El primeri tipo de terapias que aparecieron. Se basa en el análisis de los conflictos inconscientes originados en la niñez para explicar el comportamiento humano. Para ello, se encarga de aflorar esos conflictos inconscientes a través de la interpretación de los sueños, los actos fallidos y la asociación libre.

El acto fallido hace referencia a aquellas conductas en las que el individuo ha obtenido y puede volver a obtener éxito y cuyo fracaso lo suele atribuir a la falta de atención o al azar. La asociación libre es una técnica que persigue que el paciente exprese todas sus ideas, emociones, pensamientos e imágenes, tal y como le vienen a la mente sin reprimirlas.

www.antonimartinezpsicologo.com

Mirando más allá, buceando en el inconsciente

Además, también se centra en los mecanismos de defensa. Se trata de conductas incorrectas para resolver el conflicto psicológico que pueden dar lugar a trastornos tanto mentales como conductuales, dándose en los casos más extremos la somatización del conflicto psicológico y las disfunciones físicas que lo expresan.

Las terapias suelen ser muy largas en el tiempo (menos en las formas de psicoanálisis breve) y el terapeuta no es directivo.

Terapias de tipo humanista.

Están fuertemente vinculadas con la fenomenología y el existencialismo. En cuanto a la fenomenología, las fuentes de conocimiento son la experiencia intelectual y emocional. En cuanto al existencialismo, se enfatiza la reflexión sobre la propia existencia humana.

En la terapia humanista, el individuo es un ser consciente, intencional y en desarrollo continuo. Sus representaciones mentales y estados subjetivos son un recurso válido de conocimiento sobre sí mismo.

Por ello, el paciente es el protagonista principal en su búsqueda existencial, en la cual pasa por una serie de etapas o estados subjetivos en los cuales se pregunta el “por qué” y el significado de lo que ocurre, y qué puede hacer para mejorar su situación.

El terapeuta acompaña y no suele ser directivo, y estas terapias puedne tener un tiempo medio – largo.

Punto común de las psicoterapias: buscar el bienestar humano

Punto común de las psicoterapias: buscar el bienestar humano

El terapeuta humanista, como decíamos, tiene un papel secundario. Se dedica a facilitar el proceso, permitiendo así que el sujeto por sí mismo encuentre las respuestas que necesita.

Uno de los conceptos clave de este tipo de terapia es la autorrealización del ser humano, en el que el ser humano se considera como un conjunto singular y único de potencialidades que pueden desarrollarse y cuya realización es una aspiración explícita o implícita de todo ser humano.

Terapias de tipo cognitivo – conductual (TCC).

Como su propio nombre indica, esta forma de terapia combina distintos métodos y técnicas derivadas tanto de la terapia cognitiva como de la terapia conductual. Su fin último es mostrar al paciente una serie de habilidades para afrontar mejor los distintos problemas o situaciones que se le puedan plantear.

La TCC entiende que nuestros pensamientos, creencias y actitudes afectan de una u otra manera a nuestros sentimientos, a nuestras emociones y a nuestros comportamientos. Por ejemplo, si un individuo interpreta una situación de forma negativa obtendrá como resultado emociones negativas, lo cual provocará comportamientos poco adaptativos.

El terapeuta, a través del análisis funcional de la conducta del paciente, averiguará los factores responsables del origen o mantenimiento de los patrones de los pensamientos disfuncionales y comportamientos desadaptativos y la relación de contingencias establecida entre ellos.

Una vez realizado el análisis funcional, podrá hacer uso de distintas técnicas cognitivo-conductuales como el entrenamiento en habilidades sociales, técnicas expositivas, técnicas de resolución de problemas, reestructuración cognitiva, etc.

El terapeuta suele ser más directivo y la terapia suele durar menos tiempo que las anteriormente citadas.

Terapias de tercera generación

Generalmente, todos los tipos de terapias anteriormente comentadas se enfocan hacia un objetivo común, solucionar los problemas que sus clientes traen a consulta. Sin embargo, ese no es el único objetivo de la Psicología.

También es la encargada de que personas sin trastornos lleven vidas más plenas y ofrecer la oportunidad de aprender las habilidades para ello desde la infancia.

Terapia de tipo positiva. Y es en este punto donde la Psicología Positiva se da paso como nueva alternativa, comprendiendo y desarrollando los procesos que se esconden detrás de las cualidades y emociones positivas del ser humano, es decir, las fortalezas personales.

Un apunte: ahora que ya conoces de qué trata la Psicología Positiva, ¿te habías preguntado con anterioridad, alguna vez, si sería posible acudir a consulta psicológica sin tener ningún problema aparente? Descúbrelo por ti mismo y descubrirás tus fortalezas personales.

¿Cuál es la terapia más eficaz?

Todas las psicoterapias pueden aportarte cosas. Sin embargo, de todas las diferentes terapias señaladas con anterioridad, gracias a la labor de la metodología científica a través de sus estudios, la terapia cognitivo-conductual (TCC) está considerada como la terapia más eficaz.

Profundizaré un poco más en el porqué.

La terapia cognitivo-conductual consiste en un procedimiento activo, estructurado y de tiempo limitado para tratar diferentes cuestiones psicológicas. Está basado en que la conducta de las personas está determinada por el modo en que percibe el mundo.

Sus cogniciones (sus pensamientos) se crean a raíz de actitudes y/o esquemas desarrollados a partir de experiencias anteriores, ya sean agradables o desagradables. Es decir, todo aquello que nos ha sucedido a lo largo de nuestra vida forma nuestra manera de percibir lo que nos rodea y nos hará actuar en consecuencia.

Por ello, la terapia consiste en hacer propias nuevas experiencias de aprendizaje. De esta manera, se aprende a resolver problemas y situaciones que anteriormente habían sido percibidos como insuperables. Con ello se puede lograr:

Controlar y modificar los pensamientos automáticos negativos.

Los pensamientos automáticos negativos dan forma a las creencias y supuestos básicos que dirigen nuestras vidas dando sentido a nuestra experiencia cotidiana y a la interpretación del mundo. Son los responsables del impacto de nuestras emociones, ya que se presentan antes de que aparezcan éstas.

Pueden tratarse de palabras o imágenes visuales específicas y discretas que se presentan a nuestra mente. Además, no son fruto del razonamiento y de la reflexión. Sin embargo, para nosotros son aparentemente razonables y plausibles. Es decir, se trata de la tendencia a ver las cosas de forma categórica y extremista.

Las experiencias vitales se engloban en términos extremos, no existe el término medio. No obstante, las cosas que suceden en el mundo raras veces son absolutas, sino todo lo contrario.

Identificar las relaciones entre pensamiento, emoción y conducta.

Tal y como pensamos, actuamos; y tal y como actuamos, nos sentimos. Identificar los pensamientos automáticos, pues ellos anteceden al disparo de las emociones y, en parte, provocan esas emociones negativas. Si estoy sintiendo algún afecto negativo, eso significa que hace instantes tuve un pensamiento automático.

Una vez que logré encontrarlo, lo mejor es anotarlo, pues estos pensamientos se olvidan rápidamente. Esta etapa, conocida como análisis funcional, es importante para aprender cómo los pensamientos, sentimientos y situaciones pueden contribuir a comportamientos desadaptativos.

Eliminar o moderar aquellas conductas que nos provocan dificultades, incrementando así aquellas que nos proporcionen bienestar en nuestro día a día.

Las reacciones emocionales de las personas son en muchas ocasiones exageradas en comparación a la situación en que se presentan. Esto se debe a que los pensamientos automáticos que predicen tales emociones pueden estar distorsionados o exagerados.

Para ello, contamos con la técnica de la reestructuración cognitiva que se trata es un procedimiento por el cual las personas pueden aprender a cambiar aquellas maneras de pensar distorsionadas que producen a malestar, es decir, producir un cambio cognitivo.

A partir de este momento, el cliente comienza a aprender nuevas habilidades que podrá utilizar en situaciones del mundo real.

En el siguiente enlace se puede apreciar la fuerza de la restructuración cognitiva, se trata de una sesión psicológica dirigida por el psicólogo cognitivo Albert Ellis:

En palabras del célebre psicólogo B. F. Skinner, no se podría entender mejor la terapia cognitiva – conductual: “Lo que las personas sienten es tan importante como lo que hacen”.

La unión de la terapia cognitiva y de la psicoterapia positiva.

¿Y por qué no aunar dos fuertes corrientes para que fluyan con más armonía y más velocidad hasta llegar al río? Esto es lo que ocurriría si en la terapia tratásemos tanto con la psicología cognitivo – conductual y con la psicología positiva al mismo tiempo. Teniendo en cuanta las características de ambas, se podrían obtener beneficios de cada una de ellas por lo que, al final, los resultados en los clientes podrían ser más completos y positivos.

La psicología positiva no sólo se centra en personas con trastornos tipo depresión o ansiedad, sino que también se basa en la psicología de las personas sin ningún tipo trastorno. Es decir, sirve para cualquier persona que decida potenciar sus fortalezas personales y cultivar sus emociones positivas.

Por ejemplo, imaginemos a una persona con éxito tanto en el ámbito laboral como en el familiar y personal. Todos veríamos a una persona feliz sin necesidad de acudir a consulta. Probablemente, esta persona también se vea a sí misma como tal.

Sin embargo, en el caso de que esta persona tuviera inquietudes y motivaciones para potenciar sus fortalezas personales, que son el motor que pone en marcha el proceso, podrían desarrollar habilidades con las que sacarle más provecho a la vida, ya sea colaborando en una ONG o apreciando cada rayo de sol que cubra nuestro cuerpo una mañana soleada. En definitiva, ser aún más felices.

Por tanto, pensemos en una terapia que trabaje los puntos comentados anteriormente centrada en la terapia cognitivo – conductual sobre cómo controlar y modificar los pensamientos automáticos negativos; identificar las relaciones entre pensamiento, emoción y conducta; y eliminar o moderar aquellas conductas desadaptativas, incrementando aquellas que nos proporcionen bienestar.

Un ejemplo de psicoterapia eficaz.

En este punto, podemos hacer referencia a una conocida técnica llamada ABC de Albert Ellis, la cual demuestra que son las interpretaciones que hacemos de los acontecimientos de nuestras vidas lo que provoca las emociones en nosotros mismos y no los hechos en sí.

En este momento la terapia será mucho más fortalecida, productiva y completa con elementos de la Psicología Positiva ya que ambas son compatibles, se retroalimentan y nos permiten afrontar mejor las aventuras del día a día.

La Psicología Positiva trabaja con las implicaciones del pensamiento y las emociones positivas. Martin Seligman, uno de los psicólogos más influyentes en este campo, plantea algunas ideas para alcanzar la felicidad plena.

Diseñar y organizar un día hermoso y vivirlo. Una jornada llena de sensaciones placenteras y ser conscientes de ellas.

Hacer una visita de agradecimiento a alguien que te ayudó o escribirle una carta para darle las gracias.

Disfrutar de las propias fortalezas reservando un espacio para desarrollar, desde la conciencia, una tarea que permita poner en práctica las aptitudes innatas, en aquello que te hace fuerte, único y especial.

Realizar alguna cosa de manera filantrópica, es decir, sin ningún tipo de interés más allá del mero hecho de divertirse.

El siguiente enlace muestra un discurso de Martin Seligman sobre la Psicología Positiva, sobre el alcance de la felicidad y su crecimiento.

¿Hay algún factor más a tener en cuenta a la hora de elegir una terapia?

Sí, por supuesto. Aquí nos hemos centrado en la terapia en sí. Pero hay otras variables igual de importantes.

Unas muy relevantes son las propias de la personas. ¿Qué tipo de terapia prefieres? ¿Cómo la prefieres? ¿Puedes o deseas que sea presencial o por videoconferencia?

Y por supuesto las variables referidas al terapueta. Estas, de hecho, son algunas que tienen mucho peso. Aquí te dejo un artículo que te ayudará a saber más sobre ello y cómo no equivocarte al elegir terapeuta, centro etc.

¿Ahora que ya tienes las claves para elegir psicoterapia, has pensado en dar un paso más? Como ya sabes, hay maneras muy diferentes en las que podemos ayudarte.

Consultanos sobre cómo o cual sería la intervención más adecuada para ti: escríbeme a contacta@antonimartinezpsicologo.com o llámame al 669 78 79 15 y pregúntanos sobre cómo puedes mejorar.

Y mientras, recibe un positivo abrazo 🙂

Aquilina Ruíz – Antoni Martínez

Motivación y perseverancia (vídeo y artículo)

Descarga aqui Motivacion y perseverancia Uno de los asuntos que en consulta recibo más habitualmente es cómo mantenernos motivados. Es decir, como hacer que fluya la energía a la hora de seguir con la motivación adecuada para alcanzar nuestras metas. Vamos a ver cómo. Perseverancia: la clave número 1 en la motivación. Todos tenemos momentos…

Este contenido es sólo para miembros del Club Positivo.
Acceder Registrarse

El Síndrome de Peter Pan: qué es y cómo superarlo

Gran artículo sobre el Síndrome De Peter Pan a cargo de la psicóloga Alicia López de Fez (más información sobre Alicia abajo del mismo), disfrutemoslo:

Miedo al compromiso, a la soledad, inseguridad,  irresponsabilidad… son síntomas del conocido como Síndrome de Peter Pan. Como seguramente habrás imaginado, el Síndrome de Peter Pan debe su nombre al famoso personaje literario escrito por James Matews Barrie.

Sin embargo, no fue hasta 1966 cuando Dan Kiley utilizó el nombre de Peter Pan para denominar al trastorno psicológico que experimentaban aquellas personas adultas que manifestaban un comportamiento infantil.

¿Qué es el  Síndrome de Peter Pan?

El Síndrome de Peter Pan hace referencia a aquellos adultos que siguen comportándose como niños o adolescentes y que rechazan asumir la responsabilidad de sus actos.

En muchos casos, tiene su origen en carencias afectivas durante la infancia. Al crecer, estas personas siguen sintiéndose desprotegidas  e incomprendidas lo que les crea una enorme necesidad de sentirse mimadas, cuidadas y deseadas, como si continuaran siendo niños.

Sin embargo, esto no quiere decir que todos los hombres con carencias afectivas e inseguridades desarrollen el síndrome de Peter Pan, dado que estas características son comunes a todas las personas que no se han sentido, o no se sienten, queridas. La diferencia estriba en  cómo han afrontado sus inseguridades y sus déficits afectivos, especialmente, en la infancia y adolescencia.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Peter Pan?

Es fácil reconocer el Síndrome de Peter Pan por sus síntomas. Se trata de adultos que se comportan como niños. Aunque pueden llegar a mostrar seguridad e incluso arrogancia, esto es sólo una coraza. Detrás de esta cortina de humo, las personas con Síndrome de Peter Pan son inseguras y con baja autoestima.

Exteriormente muestran una actitud narcisista e incluso egocéntrica: se centran en recibir y pedir, pero nunca en dar o hacer, despreocupándose completamente por las personas de su entorno.

Además, tienen un miedo atroz a la soledad. Necesitan una persona para evitar este sentimiento y, al mismo tiempo, aborrecen el compromiso por considerarlo un obstáculo a sus aspiraciones. Toda una paradoja.

el síndrome de peter pan

Por otro lado, exigen que sus deseos sean atendidos de inmediato ya que consideran que las personas de su entorno viven por y para satisfacer sus peticiones.

Y, por último, estas personas presentan una muy baja tolerancia a la frustración. Se quejan constantemente de su situación a la que siempre buscan un culpable externo, pero rara vez se molestan en hacer algo para solucionarla y mucho menos por admitir la parte de responsabilidad que les corresponde.

Cómo superar el Síndrome de Peter Pan.

Superar este síndrome requiere tiempo y, por supuesto, reconocer que existe un problema de madurez.  Como ya hemos comentado al principio del artículo, detrás de cada Peter Pan suelen esconderse carencias afectivas. Identificar la raíz del problema en cada caso es imprescindible para avanzar.

Y comienza el trabajo duro, la persona tiene que aprender a manejar situaciones de frustración sin victimismos. Además debe aprender a preocuparse por las necesidades de las personas de su entorno, no solo por las propias.

Para superar el síndrome de Peter Pan hay que ser capaz de asumir compromisos, es decir, de asumir responsabilidades.

Sin embargo, la autosuperación del Síndrome de Peter Pan no siempre es posible. En estos casos la terapia psicológica es la mejor solución. La ayuda profesional de un psicólogo experto permitirá profundizar en el origen del problema dotando a las personas de las herramientas necesarias para tolerar la frustración, para comunicarse y para comprender a las personas de su entorno. Ser Peter Pan es quedarse en la infancia. Ser maduro es avanzar hacia el futuro: crecer para dejar atrás el País de Nunca Jamás.

Sobre la Autora:

Alicia López de Fez es licenciada en Psicología por la Universidad de Sevilla, Máster en Recursos Humanos, Máster en Psicología Clínica, Máster en Sexología Clínica y Especialista en Psicología Infantil y Adolescente. Es miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Valencia y miembro de la Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud. En la actualidad, colabora habitualmente con diversos medios de comunicación. Tras varias incursiones en el mundo de los Recursos Humanos, en el año 2007 decidió iniciar la aventura de trabajar en su propia consulta de psicología en Valencia.

 Desde entonces, tiene la enorme fortuna de dedicarse a su gran pasión y vocación. Los años de experiencia, de estudio y de trabajo serio, constante y profesional, junto con la preciada confianza de las personas que acuden a su consulta, le permiten ampliar y fundar, más tarde, el Centro de Psicología López de Fez.

Psicologia Positiva pàra el Día a Día

¿QUIERES MULTIPLICAR TU CRECIMIENTO PERSONAL CON LA PSICOLOGÍA POSITIVA? 

Apúntate y recibe gratuitamente en tu email mi ebook "Psicología Positiva para el Día a Día" con mi método de 7 pasos.

Nuevos documentos gratuitos en Psicoteca y canal de Youtube

Desde el inicio de este proyecto tuve claro que quería crear un punto de encuentro virtual para todos aquellos interesados en la Psicología. Ello me llevó a crear una Psicoteca (entendámosla como una recopilación de materiales y enlaces sobre psicología) y un canal de youtube con una actividad constante.

Bastantes de las personas que entran en esta web tienen la psicología como su profesión, al ver los comentarios y el feedback que recibo.

Así, ya puedes encontrar nuevos materiales sobre psicologia disponibles en nuestra web de Psicología en Positivo, psicologos en Valencia.

En la misma podrás realizar descargas gratuitas de documentos orientados a tu crecimiento personal que te invito a difundir con quien desees. Eso es fácil hacerlo también más abajo, donde encontrarás iconos de las redes sociales en las que actualmente estoy presente.

Igualmente a partir de ahora estos nuevos materiales podrán venir también en formato vídeo en el nuevo canal de Youtube de Psicología en Positivo. Periódicamente podrás ver vídeos nuevos sobre temas de interés en Psicología (¡no olvides suscribirte al canal para mantenerte al tanto de las novedades!).

Entre otros vídeos podrás encontrar los de Café psicológico, pequeños vídeos en los que reflexiono sobre temas de interés en Psicología.

También con documentales con materiales sobre psicologia como el trailer de la película Happy, sobre diferentes aspectos relacionados con la Psicología Positiva. No te pierdas tampoco el vídeo Quien eres, uno de los más visitados del canal y de una producción de muy bella factura, que al verlo por primera vez debo de reconocer que me dejó impresionado.

Así pues te animo a comentar en mi canal de youtube, a dejarme preguntas o a indicarme que tipo de vídeos sobre desarrollo personal y psicología te interesaría ver. ¡Estamos en contacto!

 

Antoni Martínez Psicología en Positivo Valencia

Colaboración con Mundo Psicólogos

Mundo Psicólogos

Desde hace unos meses colaboro con el proyecto de Mundo Psicólogos, la web número 1 en nuestro país para la difusión de los servicios profesionales de los psicólogos que hacen terapia psicológica en ejercicio.

Además de un directorio de profesionales, desde esta web se hace una amplia difusión de las utilidades de la psicología, pudiendo encontrar igualmente artículos de interés sobre esta temática.

Te invito a visitar mi ficha Antoni Martínez – Psicología en Positivo,  psicólogos Valencia, y podrás informarte y beneficiarte de interesantes ofertas.

La psicología no es un privilegio, si no una necesidad humana a la que todos podemos necesitar recurrir en un momento de nuestras vidas, e iniciativas como Mundo Psicólogos nos lo pone más fácil.

 

 

Nuevos trastornos psicológicos: tecnodependientes, tecnófobos, tecnoestresados y tecnoadictos.

Desde hace unos años se empieza a oir hablar con diferentes problemáticas relacionados con las nuevas tecnologías (TICS), más concretamente con el uso que hacemos de ellas.

Las nuevas tecnologías, que tantas ventajas suponen, crean sin embargo trastornos psicológicos específicos, ya sea por abuso, por miedo o por inseguridad. La moderna psicología ya ha puesto nombre a estas tipologías: tecnodependientes, tecnoadictos, tecnófobos y tecnoestresados.

Los móviles (en todas sus versiones de teléfono, Iphone, Blackberry), consolas de videojuego, Ebooks, ordenadores de sobremesa, portátiles, tabletas… con una constante en nuestra vida y como herramientas deben utilizarse bien.

Respecto a estos últimos, dos de cada tres personas confiesa tener problemas con los aparatos digitales y una de cada tres admite haber sufrido estrés laboral con las nuevas tecnologías.

 

nuevos trastornos psicológicos

Surgen por tanto diferentes iniciativas en forma de talleres educativos tanto para padres como para hijos  como el de la asociación Nova Prevenció en Valencia y propuestas de clasificación de dichos trastornos como el abuso o la adicción a las nuevas tecnologías.

Muchas de estas personas se encuentran “con un exceso de datos e información, que les dificulta concentrarse en su trabajo”, además de padecer una extensión de la jornada laboral, al ser localizables en cualquier momento gracias a los dispositivos móviles.

De hecho, el 65% de la población confiesa que tiene problemas de cuando en cuando con sus instrumentos de trabajo tecnológicos, y un 35% reconoce haber sufrido estrés laboral. Cuando una persona se “tecnoestresa” mucho puede llegar a volverse tecnófoba, y pasar a rechazar de plano las nuevas tecnologías, incluso instrumentos tan comunes como los móviles.

Consejos para no convertirse en un tecnófobo

Adopta una actitud positiva, como de juego, ante las nuevas tecnologías.

No intentes aprender todo de una vez. Habla de estas dificultades con amigos ya iniciados.

Denunciar los abusos de algunas aplicaciones cuando sea necesario.

Fomenta las relaciones humanas.

Aprende a “desconectar” de verdad fuera del trabajo.

Tecnoadictos

En el ámbito opuesto a los tecnoestresados y tecnófobos, se encuentran los tecnodependientes y tecnoadictos, generalmente personas nacidas a partir de 1980 que manejan los ordenadores con mucha facilidad y que mantienen gran parte de sus relaciones en las redes sociales.

Así, el tecnodependiente, sería “una persona que se ve obligada a estar continuamente conectada, ya sea por su trabajo o por sus relaciones sociales”, y que lo “pasa mal cuando permanece horas o días sin teléfono móvil o sin conexión a internet”, llegando a “estar irritable y a tener síntomas depresivos”.

Más preocupante sería el caso de los “tecnoadictos” patológicos, generalmente aficionados a los videojuegos online que pueden pasar horas y días enteros dedicados a ellos, creando graves problemas en sus relaciones sociales y familiares, así como en su vida laboral y que “requieren tratamiento psicológico y atención especializada”.

Podemos continuar trabajando este tema en consulta, hazme llegar tu interés a Contacto 😉

 

Antoni

Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra

Hoy día desde la Psicología tenemos claro que el poder crear una imagen de cambio en nosotros mismos, respecto de nuestras emociones y conductas, es posible y deseable para evolucionar y sentirnos mejor. Sería el caso de dejar de fumar (cambio de conducta) o de sentirnos menos ansiosos (cambio en la emoción).

psiconeuroinmunología

Imaginando primero una vida sin tabaco o elicitando sensaciones que nos lleven a la relajación es un buen primer paso para cambiar. En este artículo, Visualizar el éxito, encontrarás más contenido al respecto.

Lo que pensamos condiciona nuestra salud.

No sólo eso, si no que cada vez la ciencia actual tiene más latente cómo ciertos procesos cerebrales modulan nuestra salud. Hay una interacción muy estrecha entre emociones (lo que sentimos) y cómo es nuestra salud. ¿Cuáles son los procesos que median entre una cosa y otra? En este podcast hablamos con la catedrática Manuela Martínez precisamete de ello:

En este sentido es muy interesante la entrevista que La Vanguardia Digital le realizó al Dr. Mario Alonso Puig, Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, sobre psiconeuroinmunología y cómo los pensamientos influyen de manera directa en nuestra salud. De ello hablamos tmbien en este podcast con la catedrática Manuela Martínez, experta en neurofelicidad. A continuación incluyo un extracto:

Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro.

La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional.

Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando

 En ciencias de la salud, especialmente en su parte terapéutica, esta conexión se tiene en cuenta cada vez más. Aunque todavía queda mucho por aclarar, en esta entrevista encontramos algunas de las claves más importantes. Para leer toda la entrevista Psiconeuroinmunología: Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra.

Así, como sucede en terapia, lo que pensamos, lo que sentimos y lo que acabamos haciendo guarda una estrecha conexión, y mejorando uno se mejora en los otros apartados.

Si deseas continuar profundizando sobre este tema en consulta, hazme llegar tu interés a Contacto.

 

Antoni