Entradas

Como sanar el colon irritable con la psicología + mi caso personal

A lo largo de 2017 me sorprendió una enfermedad con un tipo de síntomas que nunca antes había experimentado, y que en este post quiero compartir con vosotros.

Voy a hablar del SII (síndrome del intestino irritable), antes conocido como colon irritabale, o también como colitis ulcerosa.

Creo que los profesionales sanitarios tenemos el deber de velar por quienes nos piden consulta, escuchan en el podcast o nos leen como en el caso de este blog.

Y ello implica también claridad y honestidad con los procesos que nosotros mismos experimentamos 😉

Lo primero es que tras este proceso me queda claro que este es un trastorno que implica tres niveles. Quien piense que una enfermedad es simplemente una alteración química, es decir, algo puramente físico o químico… ¡que se lo piense dos veces!

Incluso un resfriado común es más que unos virus que nos han entrado. Sí, ese es el desencadenante, pero siempre hay un nivel emocional y espiritual.

En este proceso hubieron dos personas que me ayudaron  mucho. Mi médico de cabecera, quien al inicio me ayudó a controlar los síntomas, y Carlos Lacomba, de Saliment,  educador para la alimentación, la salud y el bienestar, quien fue quien realmente me ayudó a superar el problema.

Vamos a ver los tres niveles de curación en el caso del SII.

La parte física en el colon irritable.

Indudablemente hay una parte física en el SII que debe de ser considerada.

En este proceso, aprendí que hay ciertos hábitos, alimentos y combinaciones de alimentos que son más óptimos que otros. Esto hace inclinarse la balanza hacia encontrarse mejor o peor y es fundamental; al final del artículo expondré cómo fueron las soluciones correctas para mi.

La parte emocional en el colon irritable.

Para mi, esta ha sido la parte fundamental.

2017 fue un año complicado a nivel emocional. El proyecto colectivo de Psicología en Positivo cambió y mis ex compañeras y yo decidimos seguir caminos diferentes, tuve que mudarme de forma no deseada del piso donde residí muy a gusto cuatro años, mi querido gato Gizmo falleció tras una larga enfermedad, y más cosas.

Todo llegó de golpe y casi al mismo tiempo y perdí diez kilos de peso. Para alguien que no estaba gordo, es mucho peso corporal.

Las emociones están implicadas en esa homeostasis, que es el proceso de adaptación del organismo.

Es decir, cuando hay emociones intensas implicadas estan van a manifestarse de forma diferente. En mi caso fue con los síntomas del colon irritable.

Si nosotros estamos irritados, una parte de nuestro cuerpo (o varias) van a estar irritadas. Y ello nos está pidiendo que hagamos cambios, los cambios que necesitamos para resolverlo. Y con ello llegamos al apartado siguiente.

La parte espiritual en el colon irritable.

¿Qué sentido, significado y lugar ocupa aquello que me está sucediendo en un momento determinado de mi vida?

Ciertas situaciones nos están brindando la oportunidad de poder trabajar nuestras fortalezas personales tras esas pruebas de la vida.

Es cómo un máster vital. Si superamos determinadas situaciones, si les damos un encaje y un sentido… ¿que no seremos capaces de superar?

Consejos prácticos para el colon irritable.

Vamos a hacer un resumen de cosas que a mi me han venido bien y que he podido recoger tanto del médico de cabecera, del educador para la alimentación así como de otras personas.

Como ves, todos estos consejos son muy prácticos y probablemente a ti también te hagan bien. En todo caso, prueba y adopta lo que te convenga y descarta lo que no.

Masticar bien

Comer bien es clave para lograr una digestión completa que evite la sensación de llenura e hinchazón. La digestión empieza en la masticación, así que toma tu tiempo para que lo que ingieras sea completamente una papilla y que por tanto ponerte lo más fácil posible la digestión.

Hidratación.

Siempre es aconsejable el tomar bastante agua. Aumenta la ingesta de agua (de 1.5 a 2 litros diarios), sobre todo si predomina el estreñimiento. Este es un hábito de salud aconsejable para todo el mundo.

No usar medicamentos a largo plazo.

Al principio si te ves desbordado pueden ser buena idea aquellso movimientos que te ayuden a realizar los movimientos intestinales. Pero a largo plazo pueden debilitar tus intestinos y crear dependencia.

Comidas más frecuentes y menos abundantes

Muy importante, hacerlo así es preferible para no irritar el intestino. Seis comidas pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes manteniendo un horario fijo para consumirlas. A mi me ha venido bien para hacer digestones menos pesadas pero prueba tu propio patron.

Haz ejercicio aeróbico. 

Mantenerse activo es indispensable para la salud y en este caso el caminar o nadar son las actividades más recomendables. Además, ayudas a que los movimientos del intestino sean más fluidos y si haces ejercicio en postura vertical estarás ayudando mucho a ello.

Combinaciones de alimentos.

Evita alimentos muy grasos y aumente los ricos en proteínas vegetales (la proteína animal cuesta más de digerir). Consume alimentos preferentemente como fruta.

Reacción ante los síntomas.

Cada persona y su SII tiene un patrón diferente. Aquí lo importante es no desesperar y ello nos lleva directamente a los dos puntos siguientes.

Sigue aumentando tu autoconocimiento.

La sensación de estrés está relacionada con el síndrome de colon irritable al causar espasmos en el tracto gastrointestinal. En muchas webs te vana  decir que es aconsejable practicar técnicas de relajación como el yoga y la meditación.

Vamos a profundizar un poco en ello. Sí, claro que te va a ayudar. Aquí lo que te recomiendo es que prestes atención a tus emociones. No para controlaras, pero sí para gestionarlas mejor.

Elimina la palabra “enfermedad crónica”.

Esta palabra debería estar prohibidad. ¿Por qué? Porque nos situa sí o sí en el rol de paciente.

Es decir, en el que poco podemos hacer para sanar, más allá de aliviar los síntomas.

Si quieres que hablemos en persona de ello, estaré encantado de poder ayudarte. Escríbeme a contacta@antonimartinezpsicologo.com, respondo el 100% de correos que recibo 😉

Vida sana (VII). Música para entrenar mejor

¡Más vida sana y salud psicofísica en este nuevo artículo de Chema!:

 

La música en el entreno influye tanto deportivamente como psicológicamente y el tipo de música que debemos utilizar es la que mas nos guste o nos motive.

¿Es recomendable un tipo de música para cada deporte o entrenamiento? la respuesta es sí,  ya que depende de tipo de música que estemos escuchando nos motivará mas o menos.

Psicológicamente cada persona tenemos un grupo de música que nos motiva, nos gusta o nos alegra la cara, igual que hay tipos de música para relajarnos, dormir, comer…etc hay un tipo de música recomendable para entrenar, correr, spinning… etc

www.antonimartinezpsicologo.com

Aquí os diré mis preferencias musicales, que según mi criterio de entrenador personal, son las mas aconsejables y dependiendo del tipo de entreno que estéis haciendo.

Música para entrenar mejor.

Aquí habría que diferenciar los tipos de entrenos, persona y grupos que somos.

– Los que entrenan solos se ponen sus cascos, su música se aíslan y entrenar bien a su ritmo.

– Los que entrenan con otras personas, dos o tres máximo, no llevan música ya que se dedican más a hablar y comentar cosas, que tipo de pesos ponemos, tipos de ejercicio vamos a realizar, etc.

Siempre bajo mi punto de vista la música que ponen en los gimnasios vienen enlatada y a no todos las personas que van nos gusta, yo uno de ellos particularmente, ni me gusta, ni me motiva.

Habrá que distinguir entrenamientos de pesas, abdominales, pilates y cardiovasculares, así encontraremos mejor la música para entrenar que nos conviene.

Pesas: aquí es el grupo más suave ya que cualquier tipo de música, siempre bajo mi punto de vista ya que cada persona tiene sus puntos de vista o particularmente sus gustos pondría canciones suaves.

 – Abdominales: aquí elegiría canciones mas poperas y rockeras, ya que aunque parezca raro, yo me incluyo, una canción suave o relajante influiría en mi entrenamiento.

Pilates: Aquí pondría un variado de canciones, no cantadas, solo música ya que aquí hay que atender al monitor de pilates y canciones cantadas podrían distraer y no estar atentas a las indicaciones del monitor en cuestión.

Cardiovasculares: aquí si que pondría temas impactantes, de buen sonido y que a la persona motive simplemente al escucharla.

Aquí elegiría  unos  temas  que personalmente me gustan y me motivan bien cuando estoy en la cinta o bien cuando salgo a correr al parque o en la playa: ”Burning Heart”, “Viene y va”, “Sweet child o´mine” “Gonna fly now” y no podría faltar esta sintonía que para mi es una “obra de arte” Chariots of fire”.

Psicológicamente hablando también hay temas que nos influyen personalmente nuestros estados de ánimo. Tanto el buen entrenador personal como el buen psicólogo hablando con la persona y conociendo sus gustos en todo ámbito  y de vida cotidiana le podrá aconsejar que tipo de música debe escuchar en esos momentos.

Escuchad esta música cuando vayáis a entrenar y notaréis la diferencia.

Chema Vélez Bernal  (Entrenador personal) Contáctale en facebook.

Vida sana (V) Tu tipo de cuerpo, nutrición y música para entrenar

 

Un artículo más de la serie Vida sana, donde Chema esta vez nos habla de la nutrición adecuada para entrenar bien y sentirnos mejor:

En este artículo de vida sana V os voy a dar consejos de nutrición según vuestra estructura anatómicamente y psicológicamente tenéis. Como ya os comente en otros artículos anatómicamente tenemos tres tipos de forma: Ectomorfo, Mesoformo y Endoformo:

 

ECTOFORMO.

Son las personas de complexión delgadas, fibrosas que les cuesta ganar kilos ya que tienen un metabolismo rápido que les hace quemar grasas fácilmente. Estas personas también pueden tener problemas alimenticios y psicológicos si no se le les aconseja y le les lleva adecuadamente.El tipo de entrenamiento que deben llevar es breves pero de alta intensidad, se deben enfocar sus entrenamientos a los grupos musculares grandes (espalda, pierna) es de vital importancia que hagan 5 comidas al día y es el único tipo que deben de  cenar antes de ir a dormir para evitar el catabolismo muscular es decir evitar el propio organismo, al no recibir alimento, acaba por nutrirse de sus propios tejidos consumiendo de esta manera el músculo y acabando poco a poco con nuestra masa muscular.

Un proceso que puede llevarse a cabo en casos en los que sometemos a nuestro cuerpo a duros entrenamientos y no lo alimentamos como es debido para que crezca; o cuando seguimos una dieta de adelgazamiento.

Este proceso nefasto para nuestro cuerpo se produce cuando no dotamos al organismo de las proteínas necesarias que se encuentran en carnes, pescados, huevos, leche… y que son el componente fundamental del tejido muscular.

Muchas veces caemos en el error cuando iniciamos una dieta de adelgazamiento de comer poco y mal acabando de esta manera con nuestro tejido muscular y perdiendo tanto el tono como la fuerza.

Para evitar el catabolismo lo importante es dotar al organismo de las proteínas necesarias para que el músculo esté bien alimentado. Normalmente nuestro organismo necesita en torno a 2 gramos de proteínas por kilo de peso. Aunque esta cantidad aumenta en el caso de la gente que quiere aumentar considerablemente su masa muscular, que deberán ingerir entorno a 4 gramos por kilo de peso.

Consumir la cantidad adecuada de proteínas no va a implicar engordar, pues lo que debemos hacer es comprobar que los alimentos que consumimos tienen un mayor aporte proteínico que calórico o de grasas. Es recomendable ingerir proteínas limpias que se encuentran en las carnes blancas como el pollo, pavo pescados como el atún, salmón. Y en numerosas verduras y cereales.

El tipo de suplementación que deben tener, si así se lo recomendáis, es vitaminas, cretina, carbohidratos  ganadores de peso y proteínas de liberación secuencial.

nutrición

 

MESOFORMO.

Personas de complexión atlética, músculos definidos, es fuerte de forma natural (genéticamente), coge músculos de forma facil y sencilla y engorda mas fácilmente que el ectomorfo por lo que la dieta tiene que ser mas estricta y los hombros suelen ser anchos.

El tipo de entrenamiento debe de ser rutinas tanto de cardio como de pesas variadas y sobre todo controlar el consumo de calorías y realizar comidas varias veces al día (preferiblemente 5 al día) y la suplementación debe de ser rica en proteínas y aislados de suero, BCAA y anabólicos naturales.

 

ENDOFORMO.

Complexión blanda y redonda, suele ser bajo y coge kilos y músculos con mucha facilidad. Le cuesta perder grasa y kilos ya que tiene el metabolismo muy lento, lo contrario que el Ectomorfo, y tiene los hombros anchos.

El tipo de entrenamiento y nutrición que debe de seguir es rutinas preferiblemente de cardiovascular y pesas enfocadas a la tonificación y a la sustitución de esas grasas por músculos. Debe de controlar el consumo de calorías y la dieta debe de ser ligera y al contrario que el ectomorfo, la cena debe de ser una hora y media antes de ir a dormir. La suplementación, si  se toma, debe de ser he ir encaminadas a quemar grasa por eso se debe de tomar aislados de suero, quemadores de grasa, vitaminas, l-carnitina, diuréticos BCAA, CLA.

La próxima semana mi articulo será sobre dietas y la repercusión mental que tiene en algunas personas.

Desmotivación y sobreentreno.

En mi dilatada carrera como entrenador personal he visto casos de gente que la primera semana empiezan muy fuerte, con muchas ganas y que las restantes semanas van bajando el ritmo al nivel de ir solo dos, incluso un día a la semana al gimnasio, cuando empezaron iban casi los 5 días de la semana y varias horas al día, y esta semanas una hora escasa y poniendo como excusa el trabajo, novias o diversas causas.

Aquí es donde se ve el buen entrenador personal  donde antes de evitar esto la primera semana le va educando poco a poco y no le mete una tabla dura ni con muchas horas.

Psicología en Positivo

El buen entrenador no se limita a hacer tablas, hablar con la gente, ver si han puesto la toalla o cotillear de cosas ajenas al gimnasio (esto lo hacen los malos monitores): se centra en ver si hacen bien los ejercicios o incluso saber que tal está la persona anímicamente; utiliza la psicología deportiva y sobre todo realiza un análisis de la persona hablando con ella y que le diga cuales han sido  y son sus acciones alimenticias y deportivas cotidianas.

Para evitar esto, la desmotivación en el entrenamiento, a la persona que se inicia la primera semana le pones un circuito suave y cada semana o cada 15 días se lo vas cambiando para que no se canse de realizar los mismos ejercicios  y a la vez le vas educando alimenticiamente, no le haces una dieta, si no que le vas recomendando qué debe comer, cuándo comer y qué evitar y así la persona a la que estás llevando ni se da cuenta que le estas introduciendo en el circulo del entrenamiento.

Al cabo de poco tiempo el solo te dirá que se pesó el otro día y había adelgazado tanto, o que el medico le había dicho que había mejorado las grasas saturadas el colesterol y azúcar etc.

El buen entrenador se nota no por lo que dice si no por lo que hace y lleva a la gente y no será el quien lo diga si no las personas que acudan bien a sus clases bien al centro deportivo donde realice su tarea, evitando así la desmotivación.

La persona que lleva el entrenador personal, si solo lleva a una persona, desde que entra hasta que sale del gym, no está con ella todo el rato ya que si no se podría sentir presionado, si no controlarlo desde la distancia y ver como realiza sus ejercicios de la tabla que le has hecho.

El caso opuesto lo tenemos a las personas que se obsesionan con el entrenamiento, las dietas y el culto al cuerpo y solo ven que si estas delgado o si tienes ese físico triunfaras o ligaras mas (articulo ya dedicado a ello anteriormente y que podéis leer en este blog).

Esas personas se las percibe ya que suelen ir muchas horas al gimnasio, apenas comen y llevan un régimen muy duro, esto puede provocar graves trastornos alimenticios como la bulimia, catabolismo muscular, diabetes, anorexia, desnutrición, obesidad mental (están delgados pero ellos se ven gordos) etc.

Muchas veces estas personas pueden sufrir bajadas de azucares o subida de tensión debido a que no realizan una alimentación adecuada y si les indicas algo que les viene mejor, no siempre, te suelen decir que lo ha leído en un libro y que pone otra cosa.

Estas personas son las mas difíciles de educar ya que romper ese muro que ponen es muy difícil y la mejor forma es poco a poco ayudarles he indicarles cuales son las mejores formas tanto alimenticias como deportivas son mejores para sus metas. En definitiva,  la base principal es la alimentación y después el entreno ya después viene el resto. El buen entrenador personal sabrá como motivar a la persona.

Música en el entrenamiento.

La música en el entreno influye tanto deportivamente como psicológicamente y el tipo de música que debemos utilizar es la que mas nos guste o nos motive.

¿Es recomendable un tipo de música para cada deporte o entrenamiento? la respuesta es sí,  ya que depende de tipo de música que estemos escuchando nos motivará mas o menos.

Psicológicamente cada persona tenemos un grupo de música que nos motiva, nos gusta o nos alegra la cara, igual que hay tipos de música para relajarnos, dormir, comer…etc hay un tipo de música recomendable para entrenar, correr, spinning… etc

www.antonimartinezpsicologo.com

Aquí os diré mis preferencias musicales, que según mi criterio de entrenador personal, son las mas aconsejables y dependiendo del tipo de entreno que estéis haciendo.

Música para entrenar mejor.

Aquí habría que diferenciar los tipos de entrenos, persona y grupos que somos.

– Los que entrenan solos se ponen sus cascos, su música se aíslan y entrenar bien a su ritmo.

– Los que entrenan con otras personas, dos o tres máximo, no llevan música ya que se dedican más a hablar y comentar cosas, que tipo de pesos ponemos, tipos de ejercicio vamos a realizar, etc.

Siempre bajo mi punto de vista la música que ponen en los gimnasios vienen enlatada y a no todos las personas que van nos gusta, yo uno de ellos particularmente, ni me gusta, ni me motiva.

Habrá que distinguir entrenamientos de pesas, abdominales, pilates y cardiovasculares, así encontraremos mejor la música para entrenar que nos conviene.

Pesas: aquí es el grupo más suave ya que cualquier tipo de música, siempre bajo mi punto de vista ya que cada persona tiene sus puntos de vista o particularmente sus gustos pondría canciones suaves.

 – Abdominales: aquí elegiría canciones mas poperas y rockeras, ya que aunque parezca raro, yo me incluyo, una canción suave o relajante influiría en mi entrenamiento.

Pilates: Aquí pondría un variado de canciones, no cantadas, solo música ya que aquí hay que atender al monitor de pilates y canciones cantadas podrían distraer y no estar atentas a las indicaciones del monitor en cuestión.

Cardiovasculares: aquí si que pondría temas impactantes, de buen sonido y que a la persona motive simplemente al escucharla.

Aquí elegiría  unos  temas  que personalmente me gustan y me motivan bien cuando estoy en la cinta o bien cuando salgo a correr al parque o en la playa: ”Burning Heart”, “Viene y va”, “Sweet child o´mine” “Gonna fly now” y no podría faltar esta sintonía que para mi es una “obra de arte” Chariots of fire”.

Psicológicamente hablando también hay temas que nos influyen personalmente nuestros estados de ánimo. Tanto el buen entrenador personal como el buen psicólogo hablando con la persona y conociendo sus gustos en todo ámbito  y de vida cotidiana le podrá aconsejar que tipo de música debe escuchar en esos momentos.

Escuchad esta música cuando vayáis a entrenar y notaréis la diferencia.

Chema Vélez Bernal  (Entrenador personal) Contactale en facebook.

 

 

 

Vida sana (IV) Autoestima física ¿de qué depende?

Seguimos con la entrega  siguiente en la serie de artículos sobre  ejercicio físico y su relación con lo psicológico, a manos de Chema Vélez, entrenador personal. Chema hoy nos habla sobre el papel de la autoestima en el entrenamiento:

 

En este articulo  voy a hablar de cómo la autoestima física puede influirnos y a hacernos pensar, aunque estemos bien, que nos vemos mal físicamente.

Aquí es donde el buen entrenador entra en juego  por medio de una buena psicología deportiva; esto solo se aprende bien en la facultad o en las federaciones deportivas ya que son temas muy delicados donde hay que aprender técnicas muy relevantes: vas a trabajar con personas con problemas serios, tratar a la persona y hacerla ver que la base es sentirse bien consigo mismo, el resto viene solo.

 

Antoni Martinez. Psicología en Positivo. Es curioso el caso, tanto en modelos como en culturistas, que cuando se están preparando bien para un desfile, modelos, bien para una competición que durante esas semanas realizan el llamado “secado” que consiste en comer lo estrictamente necesario. Son llamativos los casos excesos de modelos que solo comían en todo el día una pieza de fruta y uno o dos vasos de agua. (Aquí os dejo una foto de los niveles de grasa corporales para que os hagáis una idea).

Por eso cuando os veáis mal anímicamente siempre recomiendo que acudáis a un psicólogo, esto es positivo y os fortalecerá, y si es en el ámbito deportivo a un buen entrenador personal.

La autoestima reside en nuestra cabeza y somos nosotros los que bien nos hundimos bien sorteamos ese muro y evitamos que nos afecte. En definitiva, somos solamente nosotros los responsables que de un granito de arena hagamos una montaña y nos deprimamos, por eso el motivo de que siempre que nos sintamos así acudamos a profesionales en la materia, sea en el ámbito psicológico o deportivo.

Quiero hacer un apartado para esas personas que se apuntan a un gimnasio en abril para estar geniales para el verano cuando es un error grave ya que al cuerpo no se adapta de meses de paro de actividades físicas a actividades físicas diarias  al momento ya que necesita un periodo de adaptación, de aquí vienen las lesiones, sobrecargas y demás molestias. El tirarse “X” meses parado a de repente tirarse 1 hora en la cinta o hacer las llamadas “dietas milagro” son un grave error y puede traer como consecuencia que baje nuestra autoestima.

Os tengo que decir que las “dietas milagro” no existen y solo una alimentación equilibrada y sabiendo comer es la única  formula real y válida que sirve  para conseguir esas metas que nos hemos propuesto.

Y ya para terminar este articulo y como recomendación personal si tenéis hambre antes que un bollo o una chocolatina comed una pieza de fruta o antes de una coca cola o algo gaseoso tomaros un zumo natural y cada día bebed 2 litros de agua veréis como os sentiréis mejor, refrigeraréis mejor vuestro organismo y poco a poco iréis fortaleciendo vuestro ánimo.

En el próximo articulo explicaré lo que es Ectomorfo, Mesoformo y Endoformo y algunos consejos para aliviar esos problemas de espalda.

 

Chema Vélez Bernal  (Entrenador personal) Contactale en facebook.

 

 

Vida sana (II). Las claves que mejoran tu nutrición

Seguimos con la serie vida sana de Chema Vélez, tratando todo lo relativo al entrenamiento físico y mental. Tras su lectura ya no habrán excusas para alimentarte mejor y ponerte en movimiento 😉

 

Si haces deporte te sentirás  mejor contigo mismo y al estar mejor con tu persona lo estarás mejor con el resto, se podría empezar así este artículo sobre la relación entre la mente, nutrición y el deporte que, aunque muchos no lo sepáis, están directamente relacionadas de manera muy directa.

 

Podríamos decir que por mucho que entrenes si no haces una dieta equilibrada no haces nada, he visto a personas entrenar como posesos, sobre todo en cardiovascular, y apenas quemar grasa ni reducir volumen.

 

Primero habría que decir que no es hacer dieta lo que te hace mejorar tu figura, si no la forma mejor es la educación alimenticia, es decir  enseñar a comer. Por regla general casi todos sabemos qué engorda y qué no engorda, generalmente, y cuándo debemos comer algo y cuando no.

Antoni Martinez- Psicologia en positivo.

Si te ha gustado el artículo, puedes dejar un comentario… o mandarme una deliciosa cesta de fruta fresca

El comer mucho un día y al día siguiente no comer nada es un “ERROR” enorme y puede dañar tu organismo ya que el cuerpo, que es sabio, si nota que va haber falta de alimentos el solo se regula y gasta menos calorías.

 

En definitiva el buen entrenamiento también requiere  una buena alimentación, tanto en hidratos de carbono como en proteínas y vitaminas, y saber lo que se esta haciendo ya que al no tener los resultados que quieres tener puede acarrear que sufras una recaída anímica y provoques un efecto “yoyo”, que ya comentamos en mi otro articulo, y en vez de adelgazar… engordes.

 

La mejor forma de alimentarse y aprender a comer es bien leyendo libros  de nutrición, yendo al medico de cabecera o ir a un nutricionista que te haga las pruebas pertinentes de todos los niveles de colesterol, tanto el bueno como el malo, grasas, peso corporal, altura, vida alimentaria cotidiana tuya…etc.

Nutrición, deporte y tipo corporal.

 

Podríamos empezar diciendo que lo mejor para mejorar tu nutrición sería realizar cinco comidas al día  bien repartidas, tanto en hidratos de carbono, grasas, proteínas etc, y la pregunta que me suelen hacer es…

¿Por qué 5 comidas? La respuesta es fácil, evitar que el cuerpo te pida comida para sus funciones y comamos lo primero que se nos antoje y esto intercalando el entrenamiento diario, dejando el día o días que el entrenador personal te aconseje así poco a poco hacer que el cuerpo vaya gastando esos “excedentes” de glucosa, grasa  y empezar a reducir volumen y luego peso, por que primero es reducir volumen aunque penséis que es lo contrario.

 

Después  seguiríamos con mentalizarnos de lo que comemos, el por que comemos eso y a esas horas.

 

Y la última fase, y puede que la mas importante, la realización de la actividad física recomendada y saber por que un día entrenamos esa parte del cuerpo, otro día otra parte y por que no se pueden mezclar ejercicios.

 

Si mezclamos todo eso os aseguro que las metas que os habíais puesto  saldrán a flote y obtendréis vuestra recompensa.

He visto muchas cosas en muchos gimnasios donde solo se limitan a hacer tablas sin preocuparse si la persona realizaba correctamente los ejercicios, hacerle la tabla y que se busque la vida en la sala de musculación. Igualmente a gente obesa realizando ejercicio de pesas cuando lo mas recomendable es que solo y exclusivamente  hasta que vaya reduciendo volumen realizarse ejercicios cardiovasculares o clases donde haya movimiento.

Os diréis ¿por que? Fácil, cualquier ejercicio  de pesas equivale a que el músculo en cuestión crezca y conlleve que subáis de volumen pero no reduzcáis el peso ni queméis grasa aunque también hay un estudio que dice que el trabajo  con pesas, con poco kilos, ayuda a reducir la grasa corporal primero convirtiéndola en Músculo y que aumentara su Metabolismo Basal por lo que  quemara más calorías en reposo, ya os digo que son estudios y depende del monitor.

 

El cuerpo humano deportivamente hablando, tiene tres nombres : Ectomorfo, Mesoformo y Endoformo y según esto ya el entrenador personal os hará las tareas tanto mentales, como deportivamente y nutricionalmente  os corresponda.

Próximamente os explicare que significa cada concepto antes dicho, que tipos de ejercicios hay que hacer y que alimentación tanto nutricionalmente como mentalmente hay que realizar.

 

 Chema Vélez Bernal  (Entrenador personal) Contáctale en Facebook.

Vida sana (I). Bases del ejercicio fisico y mental

Estimad@s lector@s, en este artículo os dejo con el entrenador personal Chema Vélez Bernal, que comparte con nosotros su experiencia profesional sobre la relación entre en ejercicio físico y la psicología desde el punto de vista de la autoestima. Que lo disfruteis:

 ejercicio físico y mental

En mi primer artículo sobre psicología adaptada al ejercicio físico y el entreno querría destacar la delgada línea roja que separa nutrición, ejercicio físico y la interrelación con la psicología y su disonancia cognitiva entre el estado actual en que nos encontramos y el que nos gustaría tener.

 

Todos sabemos que hay una relación, una delgada línea entre salud mental y el entreno. Si te ves mal físicamente y quieres mejorar, primero tienes que mentalizarte y saber que el camino que vas a iniciar es muy largo, lleno de baches  y que no todo lo vas a lograr rápido, en una semana

Eso puede afectar a tu salud mental, tener bajones y sobre todo tener emociones o sensaciones contradictorias, como por ejemplo, en vez de correr 20 minutos correr 15, hacer dieta o saltártela, ir al gimnasio o quedarte en el sofá viendo una película.

En mi años como entrenador personal en muchos casos he tenido que actuar muchas veces como psicólogo y hacer ver,  sobre todo hacer comprender a la persona que tengo que llevar, que todas las personas son diferentes y lo que a ti te vale a la otra no y lo que ese chico hace o toma a ti no te viene bien.

Base de un buen entrenamiento.

La base de un buen entreno, ya que te vendrá bien para tu salud mental, es no marcarse metas a corto plazo si no ir día a día y paso a paso, y verás como tu esfuerzo tendrá su premio pero siempre sabiendo que no “EXISTEN” dietas milagro, ni ejercicios que en una semana te hagan perder esos kilos de más, porque puede que te afecte a tu salud mental y traiga como consecuencia el llamado “efecto yoyo”, que en vez de adelgazar engordes lo poco que has perdido y algún kilo más.

Siempre digo que primero te tienes que sentir bien contigo mismo y hacer caso omiso  a los comentarios y habladurías de personas ajenas ya que las personas que realmente te quieren te querrán estés como estés, aunque siempre te dirán que debes mejorar en cosas pero sin desprecios, ni que minen tu moral.

El buen  entrenador personal, no solo está para enseñar a utilizar las máquinas ni hacer tablas de entreno, tiene que saber y conocer a esa persona, saber cuáles son sus rutinas cotidianas, si tiene alguna lesión de espalda (escoliosis, cifosis o lordosis), si toma algún medicamento, si es hipertenso, las horas que va a ir al gimnasio y los días, etc. y una vez que tengas eso ayudarle no solo a entrenar el cuerpo si no también la mente y su estado de ánimo, que lo que haga le guste,  y que si va al gimnasio vaya porque él quiere no por obligación.

En definitiva, tienes que tener claro la relación también emocional entre el ejercicio físico y mental de cada individuo.

Chema Vélez Bernal. (Entrenador personal). Facebook.