Entradas

Fortalezas personales (IV). Amor por el aprendizaje, eficaz y entretenido

Esta es una fortaleza importante que nos debe de acompañar siempre. En las escuelas se enseñan muchas cosas, pero no siempre se enseña a aprender.

Este término suele asociarse con memorizar, acumular o interiorizar algo que quizás no siempre se haya entendido y lo que además no ayuda a que nos enamoremos de aprender y de saber cosas nuevas.

Este deseo, además de hacernos más cultos y más preparados, nos permite llegar a convertirnos en personas más atractivas.

Hay una acepción más profunda de esta fortaleza personal que hace referencia a la comprensión y a la experiencia directa de aquello que se aprende. Cuando queremos estudiar algo nuevo, lo podemos hacer de dos maneras, desde dentro o desde fuera. Si lo hacemos desde fuera, estaremos aplicando esa primera acepción de aprender (memorizar, acumular datos…).

aprendizaje eficaz y entretenido

Si lo hacemos desde dentro, seguramente el proceso sea más lento, pero podremos asimilar los conceptos.

Después de leer un párrafo podríamos preguntarnos “¿Qué significa para mi?”. Si podemos reformularla con nuestras propias palabras y aplicarla a la realidad, significa que hemos aprehendido su sentido.

Un conocimiento de este tipo no se borra fácilmente, ya que es algo valioso que el intelecto puede usar en todo momento y que nos va a invitar a seguir siendo curiosos y abiertos a todo lo bueno que nos rodea y que aún desconocemos.

Cómo lograr un aprendizaje eficaz y entretenido

Quiero hacerte llegar que existen una serie de estrategias de aprendizaje validadas y eficaces. Estas trabajan los factores personales que influyen en el estudio, los factores ambientales, la motivación, cómo aprovechar al máximo nuestro esfuerzo…

Te invito a conocer más al respecto en Técnicas de estudio: aprendizaje eficaz y entretenido, que puedes conocer acudiendo a Consulta.

Antoni

Psicologia Positiva pàra el Día a Día

 

 

Técnicas de estudio: aprendizaje eficaz y entretenido

¿Quieres tener herramientas de aprendizaje que optimicen tu rendimiento académico? ¿Dedicar menos tiempo a estudiar siendo más eficaz? ¿Disfrutar con el estudio viendo que mejoras, aprendes y cumples tus objetivos?

Desde este mes de enero en el centro Psicología en Positivo ofrecemos cursos de técnicas de estudio y de aumento del rendimiento académico. Tras los cursos intensivos se ofrecerán clases particulares y personalizadas a todo aquel alumno que los necesite. Estos curso se dan para todos los niveles escolares y edades. ¿Quieres saber más?:

Finalidad:  abordar y resolver los problemas y dificultades que tienen los estudiantes para poder sacar el mayor rendimiento en su dedicación al estudio así como aumentar su motivación para que no decaiga dicha dedicación. También trabajamos aquella parte de la sociedad actual que, por falta de actividad laboral, han decidido iniciar o continuar aquellos estudios que interrumpieron  en su día y que ahora no saben cómo manejar las  herramientas adecuadas para ello.

Destinatarios: estudiantes (ESO, Bachiller, Universitarios) y aquellas personas, que no estando en edad escolar, quieran retomar el estudio (acceso a la universidad mayores de 25 y opositores).

Productos, material y metodología: todo el material necesario para impartir este tipo de curso (cuestionarios, cuadernillo, etc) será administrado por los profesionales que impartan el curso. Así mismo la metodología utilizada es la presentación de la parte teórica y la realización de prácticas de cada una de las partes teóricas para que sea el alumno quien vaya experimentando qué cosas se dicen en la teoría.

Localización: este curso se puede impartir tanto de forma física en los colegios e institutos a los que va a ir dirigidos, como en la sede de dónde provienen los profesionales promovedores del mismo, “Psicología en Positivo”.

Calendario: este aspecto se concreta con el centro donde se vaya a impartir el curso pudiéndose catalogar como actividad extraescolar, o si no, como curso meramente dicho. El curso constará de 4 sesiones durante 2 horas cada sesión, siendo la posibilidad de impartición de dicho curso durante todo el año, verano inclusive. Tras el curso se ofrecerá la posibilidad de un seguimiento y refuerzo personalizado.

Inversión: 120 euros por el curso de 8 horas individual, 2-4 personas 80 , 4-8 personas 50 euros.  40 euros por las sesiones de refuerzo personalizadas de 1 hora. Grupo máximo de 8 personas.

Personas de contacto:
–    Psicóloga. Laura Martín-Portugués Castro. Teléfono: 636964354    E-mail: lau_coro7@hotmail.com
–    Psicólogo. Antoni Martínez Monzó. Teléfono: 669787915  E-mail: contacta@antonimartinezpsicologo.com

Psicologia Positiva y control del estrés: 4 claves que no te puedes perder

La Psicologia Positiva tiene como objetivo de trabajo el mejorar la calidad de nuestras vidas y sentirnos mejor y más felices. Los especialistas en esta área de la Psicología la denominamos la “ciencia del bienestar“.

Si ya eres un viejo conocido de este blog sabes que soy un firme defensor (un “fanático”, como se dice en Sudamerica) de la Psicología Positiva. Si no, quizá te sorprenda mi vehemencia, pero lo cierto que es que profesionalmente a la hora de ayudar a los demás me cambió la vida.

Podía ayudar. Podía ayudar mejor. Y eso en una profesión dedicada a la salud mental es enorme.

Uno de sus aplicaciones más notables es que nos ayuda en la gestión de nuestro día a día y por ello ayuda a que no nos sobrecarguemos y que planeemos en nuestra vida actividades y rutinas positivas, de crecimiento personal, que efectivamente tendrán como resultado una menor ansiedad, un mayor control del estrés, lo que enseñamos a hacer en Aprende Psicología Positiva.

En este artículo quiero presentarte cuatro formas de conseguir una mayor felicidad en nuestras vidas. Comencemos:

1. Date permiso para ser humano.

Darte el permiso para ser humano significa permitirte sentir plenamente todas tus emociones – las positivas y las negativas. Pensamos que si experimentamos ansiedad, tristeza, miedo o envidia debe de haber algo malo en nosotros.

En realidad, lo opuesto nos hace estar más cerca de la verdad de la vida. Sí habría algo malo en nosotros si jamás experimentáramos emociones como el envidiar cosas, nos enfadáramos, nos contrariáramos, nos pusiéramos tristes o sintiéramos nerviosismo.

√ Acepta que las emociones negativas son una parte natural de la vida.

Ya sé que no te gusta sentirlas. A menos que seas el personaje tristón de la película Del revés (Inside Out), a nadie le gusta. Pero son imprescindibles. Además cuando las sentimos están cumpliendo su función.

√ Admite delante de ti mismo y de tus personas cercanas cuando te sientes triste.

Ello no te hace más débil, si no en verdad más fuerte. Y te humaniza.

√ Te puedes permitir tener sentimientos negativos, y por ello precisamente no te rindas, pierdas la esperanza o te resignes.

Es que una cosa no equivale a la otra. Puede darme rabia una situación, pero no por ello he tirado la toalla.

√ Concéntrate en tus emociones.

Lo primero es ponerles nombre (¿cómo te sientes? ¿estás enfadad@ cuando en realidad sientes melancolía por haber perdido algo importante?)

control del estrés

2. Simplifica tu vida.

Muchas veces nos sentimos muy ocupados – como si tratáramos de comprimir más y más actividades en menos tiempo.

Como resultado, en ocasiones fallamos para encontrar las fuentes potenciales de felicidad alrededor de nosotros – sentir felicidad en el trabajo, con un amigo, con alguien a quien queremos, o con un niño; escuchando música, gozando de un bello paisaje.

La presión del tiempo y de horarios nos lleva a sentimientos de frustración y pueden tener un efecto negativo en la productividad y en la creatividad.

√ Observa en tu interior con detenimiento y siente como estás en tu vida, en tu día a día.

Si hay algo con lo que quiero que te quedes es con esto. Y que si puedes leas El poder del ahora. Si coges este libro en el momento adecuado de tu vida puede ser tu gran revolución personal, como lo fue para la mía.

√ Evita y olvida  las distracciones durante tus momentos de ocio y de placer. Hay momentos para las obligaciones y momentos no menos importantes para el disfrute.

Saber distinguir esto es fundamental. Cuando descansamos debemos descansar. Y cuando trabajamos hacerlo a tope.

√ Ídem para el trabajo. Dedica un tiempo libre de interrupciones a trabajar.

En esta sana alternancia de trabajo y descanso cuando trabajemos lo haremos mucho más activos y concentrados.

√ Diariamente, haz alguna actividad que te haga cargar las pilas.

Un “must”. Ya sea tu solo o en compañía, ya sea en casa o fuera.

 3. Reconoce la importancia de la conexión mente – cuerpo.

Ejercicio físico, meditación y una respiración profunda son esenciales para nuestra salud física y emocional.

Ayudan a aliviar los síntomas de depresión, estrés y ansiedad, además de mejorar nuestras relaciones, trabajo, sueño y nivel de felicidad.

Muchos de nosotros conocemos la importancia del ejercicio físico, pero a menudo ignoramos la importancia de la conexión entre lo físico y lo psicológico.

√ Practica la respiración profunda. Es sencillo y puedes aplicarla en muchos momentos del día y lugares.

En este blog vas a encontrar mucho sobre ello ¿Ves la lupa arriba a la derecha? Encuentra ahí lo que necesites 😉

√ Iníciate en la meditación. Hay diferentes tipos de meditación, puedes probar varias y profundizar en aquella que más te guste.

Lo mismo que te decía arriba. Puedes dar ya los primeros pasos para dominar las bases de la meditación.

estrés

La grulla Posi dice “Me alegra el que estés leyendo este artículo, a mi me ha servido :)”

4. Céntrate en lo positivo.

Nuestra felicidad depende no solo de lo que tenemos, si no en si apreciamos o no lo que tenemos. Esto explica que una persona que parece tenerlo todo pueda ser infeliz, mientras que una persona que tenga relativamente poco pueda vivir una vida plena.

La investigación en psicología positiva muestra que focalizándonos en lo positivo y aprendiendo a estar agradecidos por todo aquello de lo que disponemos, podemos conseguir niveles altos de felicidad. Igualmente ello nos relaja y nos descomprime.

 √ Piensa en aquello de lo que puedes poner, en aquello de lo que dispones y recréate en ello.

Hay más de lo que crees. Pero debes de darte cuenta de ello, localizarlo y fijarlo en tu atención.

√ Consigue que la gratitud llegue a ser un hábito en la vida.

Imprescindible. Si me tuviera que quedar con algo para llevar una vida más positiva y con el estrés controlado, sería esto.

Espero que te haya gustado el artículo y sobre todo que te haya resultado de utilidad. Estar mejor con nosotros mismos, más relajados y con mayor bienestar es conseguible. En este artículo tienes la base para ello: sigue dando esos pasos que sabes que necesitas.

Mientras tanto, un gran y positivo abrazo.

Antoni 

pd.- para conocer un método en cuatro pasos sobre como eliminar tu ansiedad en tu día a día, con ejercicios prácticos de probada eficacia, pregúntame por el programa terapéutico para controlar tu ansiedad.