Todos los días las personas se enfrentan a retos que afrontar y responsabilidades que asumir y no siempre resulta una tarea fácil.

La responsabilidad está estrechamente ligada a la obligación y al deber.

Las obligaciones y los deberes algunas veces son vistos de manera negativa por el compromiso y esfuerzo que suponen y esto deriva en rechazo o esquivamiento; que a la larga pueden producir problemas sociales, mentales y de salud como el estrés.

Los problemas de identidad y moralidad también derivan de esta incapacidad para asumir las responsabilidades. Sentirse poco útil o tener un estado de ánimo continuo de pesimismo son síntomas directamente relacionadas con estos problemas de responsabilidad. Al final de estos procesos, si no se tratan bien psicológicamente, pueden llegar a concluir con falta de amor por uno mismo. En este artículo vamos a ver que es ser responsable y como puedes asumir mejor tus responsabilidades.

Asumir responsabilidades

¿Qué significa ser responsable?

Ser responsable significa cumplir con las obligaciones y tareas y asumir la consecuencia positiva o negativa de nuestros actos.

La responsabilidad es un valor que debe estar presente en la vida, ser responsables nos ayuda a convertirnos en personas íntegras, dignas de confianza y respeto.

Beneficios de ser responsable

    • Ser responsable te ayuda a conseguir tus objetivos y metas.
    • Cuando cumples tus promesas y tareas te conviertes en alguien honesto para los demás.
    • Asumir las consecuencias de nuestros actos, nos ayuda a decidir mejor.
    • La responsabilidad nos proporciona seguridad, confianza y estabilidad.
    • Forjamos nuestro carácter y nos volvemos más organizados.
    • Al realizar las cosas a tiempo evitamos el estrés.
    • Otorga una sensación de orgullo, confianza y autosuficiencia que potenciará nuestra seguridad y capacidades personales.

La responsabilidad es algo que se debe trabajar y reforzar día a día, sé paciente contigo mismo.

¿Qué podemos hacer para afrontar mejor nuestras responsabilidades?

  • Confía en ti y siéntete capaz de cumplir con todas tus tareas diarias.
  • Concéntrate en la tarea a realizar, eso aumentará la eficiencia y favorecerá los resultados.
  • No delegues responsabilidades propias.
  • Ponte metas
  • Alimenta tu fuerza de voluntad
  • Planifica y organízate
  • Define tus objetivos
  • No inventes excusas para no hacer, o hacer después.
  • Aprende de los errores
  • Ten una actitud positiva
  • Práctica la autodisciplina.

 

Llévate gratis esta checklist para que sepas como multiplicar tu crecimiento personal.

¿Cumples los 10 puntos clave para encontrar tu máximo bienestar?

¿En algún momento de tu vida has sentido estrés? Te recomendamos leer este post: reduce tu estrés en 15 minutos de lectura. 

Carolina Nieto

 

Comentar enriquece el debate :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.