coherencia cardiaca
antoni-martinez-psicologo-valencia

Consejos prácticos cada semana para pensar y sentir en positivo.

LLévate de regalo el primer capítulo de mi libro Tu vida en positivo.

antoni-martinez-psicologo-valencia
Consejos prácticos cada semana para tener una Autoestima Positiva.

LLévate de regalo el primer capítulo de mi libro Tu vida en positivo.

Coherencia cardíaca: el corazón percibe, el cerebro interpreta

Hace unos pocos años surgió un maravilloso concepto que debes conocer si quieres mejorar tu salud, crecer personalmente y estar en equilibrio. Se trata de la coherencia cardíaca. Pero antes de entrar en ello y que te explique cómo fomentar esa coherencia, debo contarte algo que quizá te sorprenda.

El corazón tiene un sistema nervioso

Sí, así es. A cada año que pasa sabemos más acerca del sistema nervioso, sus partes e interacciones. Y resulta que el corazón tiene un sistema nervioso propio. De ahí que haya surgido una nueva disciplina llamada neurocardiología.

Es divertida (y extraña) la imagen de una especie de cerebro en el corazón. Tranquilo/, que no es así 🙂 Sería más bien como una capa de neuronas que recubre algunas partes del corazón. Estas neuronas son exactamente iguales que las del cerebro y se estima que están en un número de unas 40000.

Importante: el corazón y el cerebro se encuentran en constante comunicación. Siempre se están mandando mensajes. Y fijémonos en esto: 9 de cada 10 comunicaciones conjuntas se dan de corazón a cerebro. Y esto nos recuerda al título de este artículo.

La comunicación más directa entre corazón y cerebro se produce a través del llamado sistema nervioso autónomo. Este forma parte del sistema nervioso periférico.

Bien, este está compuesto por dos ramales que ya verás tienen nombres curiosos. El ramal simpático se activa cuando estamos en peligro liberando adrenalina y noradrenalina para activar la reacción de lucha y huida, acelerando el ritmo cardíaco.

El ramal parasimpático, al contrario, actúa como una especie de freno. Libera neurotransmisores que generan un estado de relajación y calma, disminuyendo la frecuencia cardiaca.

En equilibrio, hay coherencia. Y en esa comunicación corazón cerebro, también si hay equilibruio se puede dar la coherencia. Vamos a entenderla mejor.

¿Qué es la coherencia cardíaca?

La coherencia cardiaca es un estado en el que la frecuencia del latido es regular y presenta  armonia. Las diferentes ondas medidas en herzios que este genera se encuentran sincronizadas, siguiendo una frecuencia, forma y amplitud determinadas. Así, se forma un patrón repetitivo, ordenado y predecible.

La coherencia cardiaca influye en el ritmo fisiológico. Si partimos de este latido regular, esto va a influir en el sistema nervioso. ¿Cómo? La respiración y la tensión arterial se sincronizan rápidamente con el ritmo cardiaco, así como el sistema endocrino y nervioso (a esto se le llama coherencia cruzada).

Cuando los principales sistemas de nuestro organismo están sincronizados y armonizados, hay pues un estado de coherencia psicofisiológica.

Hasta ahí la parte puramente física. Fíjate bien en lo maravillosas que son las consecuencias.

Te quiero empezar hablando de mi experiencia subjetiva como meditador. La investigación – y te lo dice alguien formado como investigador – es fundamental. La ciencia es nuestro lenguaje actual para entendernos y avanzar. Y debe ser compatible con las propias experiencias personales.

Cuando medito, no solamente me siento bien. Me siento en equilibrio. Me siento fuerte, y me veo equilibrado. Me siento a mi mismo como que todo cuadra. Me siento en coherencia.

Cuando estamos en coherencia cardíaca, la experiencia subjetiva es que estamos muy conscientes. Con prácticas como la meditación, hoy en día sabemos que podemos conseguir sentirnos así.

Este estado te da más objetivos y propósito, más  significado  y  sentido  a  tu  vida,  te  sientes  más  conectado  con  los  demás. Palabra de profe de meditador 😉

Beneficios de la coherencia cardíaca

Hay muchos beneficios que vienen al tener una coherencia cardíaca desarrollada.

Es bueno para el sistema nervioso

El estado de  coherencia  es  bueno  para  nuestra  salud,  para  el  cuerpo,  para el sistema nervioso y para el corazón físico. También va liberando hormonas en el cuerpo que nos van regenerando y que abren nuestras funciones cerebrales.

La conexión con la inteligencia del corazón nos abre a una mayor comprensión de cuáles son las necesidades, dónde están los problemas y lo que nos ayuda a resolverlos, pero desde un punto más equilibrado, con menos estrés.

Mejora la calidad del sueño

Este efecto que a todos nos sienta bien se ha podido comprobar también. El sueño es una alternancia de ondas cerebrales, donde de indas beta pasamos a ondas alfa y otras més lentas y profundas.

Reduce el estrés y la fatiga

El estrés activa el sistema simpático desencadenando una serie de reacciones a nivel fisiológico que alimentan la ansiedad y las preocupaciones. Se ha visto que al cabo de un mes de práctica de las técnicas de coherencia cardiaca, el nivel de cortisol, la hormona del estrés por excelencia, disminuye notablemente.

Facilita la autorregulación emocional

Cuando pones fin al caos fisiológico, te sentirás mejor automáticamente. El sistema parasimpático genera una serie de neurotransmisores que te hacen sentir tranquilo, lo cual te ayudará a lidiar mejor con las situaciones difíciles manteniendo tus emociones bajo control.

Cómo ayudar a tu coherencia cardíaca

Vamos al turrón y a la práctica.

La respiración

Respirar es coger el vital oxígeno, y mucho más. Respirar es también alimentarnos, de la forma que muchas tradiciones nos han explicado, en la forma del prana.

Respirar es llenar nuestros pulmones y por tanto llenarnos de vida. Y si hacemos respiraciones completas, y aprendemos a sostener el aire, estamos fomentando la coherencia cardíaca.

La conciencia corporal

La conciencia de tu propio cuerpo está muy unida al punto anterior. Además, la una interactúa con la otra. No en vano, tanto en todos los tipos de yoga, como en meditación, se trabaja la respiración y la conciencia coporal.

La música

La música son ondas, son belleza, son emociones y movimiento. Poco más que decir aquí  Disfruta de tus canciones favoritas, emociónate, canta…

El ejercicio físico

Y aquí entran dos tipos de ejercicios: los de fuerza y los aeróbicos. Dentro de los primeros entraría todo tipo de ejercicio donde debes mover o levantar alguna carga de peso, y en los segundos donde se aceleran los bombeos de tu corazón.

La alimentación

El apartado de la alimentación daría para varios artículos como este. Sí te quiero hacer llegar una recomendación básica. Debes ingerir a lo largo del día suficientes probióticos y prebióticos, así como grasas saludables en abundancia. Son fundamentales para el bien funcionamiento de tu flora bacteriana intestinal, y por tanto de tu sistema nervioso.

Sigue mejorando

Espero pongas en práctica en tu día a día todo lo que te he contado en este artículo. Tienes lo necesario para entender bien qué es la coherencia cardíaca y hacer bastantes cosas para mejorar en el día a día.

Recuerda: tu cerebro es maravilloso e imprescindible. Hay que cuidarlo y es fundamental el reprogramar la mente. Pero también al corazón, que cada vez tenemos más claras sus funciones más allá de bombear sangre. Es el centro de percepción emocional.

Más cosas que puedes hacer a partir de ahora:

– Si quieres preguntarme algo, o que trabajemos juntos y que te ayude personalmente la mejor forma que tenemos es que me mandes un email a contacta@antonimartinezpsicologo.com Te indicaré cómo podemos hacerlo. También puedes escribir en el formulario.

– Para que te informe semanalmente de novedades, nuevos contenidos o reflexiones que sólo publico allí, suscríbete a nuestra newsletter gratuita.

– Si también te gusta escuchar, aquí puedes suscribirte al podcast.

O mejor aún, todo junto 😉 Te veo también por allí.

Antoni