¿En qué piensas? ¿Qué piensas respecto a este tema? Vamos a ver que tienen que ver estas frases con gestionar las emociones.

Ambas son preguntas importantes. Pero en ocasiones no queremos preguntar eso, si no que en realidad queremos preguntar cómo te sientes.

Así que en realidad estamos hablando de nuestras emociones, de nuestro mundo emocional.

En realidad el tema tiene sustancia de la buena. Nadie aprende per se a sentir de una manera u otra. Es decir, no elegimos conscientemente nuestras emociones, porque nadie nos enseña a ello ¿Quizás porque nadie realmente sabe cómo enseñar a sentir?

antoni martinez psicologo

El tema a priori parece casi espiritual pero tiene una parte práctica que podemos experimentar en nuestro día a día. Ello en pareja, cuando observamos que el otro (o nosotros mismos) no acabamos de saber expresar lo que nos pasa.

En el trabajo, nuestro jefe puede expresarse diciendo  “hay que acabar esto porque si no va a ser un desastre” cuando de fondo siente miedo por temor a que haya algo que se le vaya de las manos. Con nuestros amigos debería ser más fácil (nadie les obliga a estar con nosotros) pero no siempre es así.

En este punto encontramos dos razones por las que no sabemos lo que sentimos, la mayor parte del tiempo. La primera la encontramos en nuestra educación, la segunda en nuestro cuerpo. Vamos a profundizar en  esto para que puedas gestionar tus emociones mucho mejor.

La educación emocional

Algo que ha faltado en nuestra educación formal (en mi generación, desde luego en anteriores y diría que también en sucesivas) es el ser consciente de uno mismo y el conocerse mejor. No siempre, puesto que recuerdo bastantes profesores en mi vida que buscaban un desarrollo emocional integral de sus alumnos, a los que recuerdo con mucho cariño. Un saludo aquí a D. Pascual, a dña María José y a otros grandes profesores.

Llévate gratis esta checklist para que sepas como multiplicar tu crecimiento personal.

¿Cumples los 10 puntos clave para encontrar tu máximo bienestar?

Sin embargo, el sistema no les facilitaba las cosas.

Así, el énfasis general no se hacía en lo que sentíamos y en porqué sentíamos así. Puede que en ocasiones de conflicto o de grandes éxitos sí, al haber emociones más extremas como excitación o enfado intenso.

Ello conlleva necesariamente que no desarrollamos un lenguaje para describir que estaba pasando en nosotros cuando las emociones se creaban, acumulaban o repetían.

Las emociones en nuestro cuerpo

psicologos en valencia

Esto nos lleva a la segunda razón. Normalmente no nos damos cuenta de lo que sentimos hasta que tiene algún tipo de consecuencia en nuestro cuerpo. Por ejemplo, nos nos damos cuenta de la emoción llamada preocupación hasta que se nos manifiesta en el estómago.

Así, nos damos cuenta de las emociones cuando pasan al plano más físico.

Por ello fallamos al darnos cuenta del origen de nuestras emociones en nuestra mente, en nuestro amigo íntimo el sistema nervioso.

En ambos casos ello deriva en la ausencia de un lenguaje común y claramente compartido respecto a las emociones, o simplemente llegamos a exclamar “Estoy bien” o expresiones similares, que implican poco rango de emociones. Así, para muchos, lo que pensamos, sentimos y experimentamos parece lo mismo.

Sin embargo, curiosamente vivimos en un mundo muy emocional. Siempre estamos sintiendo, recibimos muchos estímulos, la mayoría de ellos externos. ¿Cómo podemos pues conocer mejor nuestras emociones?

Cómo conocer mejor nuestras emociones

Vamos a ver ahora tres puntos para lograr añadir luz sobre este tema (luz y taquígrafos):

Diferencia lo que piensas y lo que sientes

Recuerda cómo empezaba el artículo. No es lo mismo lo que pienso y lo que siento. Rumiar un pensamiento es pensar, utilizar la mente lógica para solucionar algo es pensar. Sentir es una sensación y será más fácil que la localices en algún lugar del cuerpo (al menos ir tratando de acercarse a ese punto).

Siente mejor las emociones

Sentirlas más y mejor, sabiendo ponerles nombres. Para ello hay diferentes herramientas como la meditación, de la que ya hablé en este blog. Igualmente te animo a que conozcas más acerca del mindfulness, que te ayudará mucho en este propósito. Ambas vías son muy buenas para avanzar en tu educación emocional.

Exprésate

Tu eliges la forma. En prosa, en poesía, pintando, tocando un instrumento o cultivando el bonito arte de la conversación. Mil maneras compatibles entre sí para llegar al mismo punto, expresar y comunicar tus emociones.

Lo fundamental de trabajar con las emociones

Las emociones, es decir, todo aquello que sentimos y que experimentamos, no sólo forman parte de nuestro día a día sino que juegan un papel principal en todo proceso de crecimiento personal y en psicoterapia.

Al inicio de mi carrera atendiendo en consulta, centraba mi trabajo en los pensamientos, y secundariamente en las conductas. Me sentía cómodo con ello y los cambios positivos en mis clientes llegaban.

Sin embargo sin dejarlas de lado toda la vida emocional la consideraba menos. Hasta que vi que trabajarlo a fondo era imprescindible.

Conocer bien qué sentimos, sostener la emoción y saber gestionar las emociones es vital. Este es un aprendizaje capital, ya que nuestra esfera de realidad viene de la mano de todo nuestro mundo emocional.

Dentro de la Psicología Cognitivo Conductual, las emociones también juegan un papel. La teoría cognitiva propone que son los pensamientos quienes anteceden a la conducta y a las emociones. Esto es, primero pensamos de una determinada manera y esta forma de pensar produce unas emociones u otras, unos comportamientos u otros.

La imagen de abajo nos ejemplifica varias emociones; algunas estarían dentro del espectro positivo como el amor, el orgullo y la alegría, y otras dentro del negativo, como la rabia, el miedo y la tristeza.

Aquí entramos en el meollo del asunto: las emociones positivas reciben tal etiqueta porque nos hacen sentir bien y las negativas porque nos hacen sentir mal… pero ambos tipos de emociones son necesarios y tienen su papel.

Si hemos tenido una pérdida personal, es normal que nos sentamos tristes, es más, es saludable que por momentos nos sintamos así.

gestionar las emociones

Vamos a ver pues maneras de trabajar las emociones.

Cómo gestionar las emociones: consejo final

La clave sería el permitirnos sentir todo el rango del espectro emocional. El experimentar todo el espectro de emociones sin cortapisas, sin trabas, superando bloqueos emocionales. Por supuesto ello incluye a las negativas, así estas habrán cumplido su función y pasarán antes.

Quiero recalcar de nuevo esto. Sí, algunas emociones tememos que nos desborden. Quizá nos hayan enseñado a que algunas no son beneficiosas, o que es de débiles sentirlas.

Es de débiles el no permitir que se sientan.

También las positivas, aunque esto parezca paradójico, algunas personas tienen problemas para sentir en positivo, para permitirse el aceptar en ellos mismos experimentar el rango positivo de las emociones. Y en este caso, no se me ocurre un trabajo personal más bello y necesario, el permitirse sentir para realmente poder gestionar las emociones.

Un positivo –  emotivo – abrazo.

Antoni

5 Comments

  • Isabel dice:

    Me parece interesante que nos enseñes esto pero… no acabo de entender el beneficio de las emociones negativas ¿no sería mejor eliminarlas? Aunque si lo pienso me parece algo imposible…Por poner un ejemplo, cuando se tiene una pérdida (en mi caso de movilidad) ¿es bueno sentirse triste, deprimido…? Yo creo que eso empeora todo.

    Un abrazo! Isa

    • Si nos sentimos tristes es por algo. Es una señal y un aviso de que algo no va bien. Ello con conlleva caer en una depresion, aunque si aumenta el riesgo. ¿La clave? Estimular las emociones positivas y aceptar y gestionar las negativas.

  • Terapia de pareja dice:

    Y de esta forma también cuando tengamos una pérdida/separación de algún vínculo sentimental,tendremos la capacidad de soltar y dejar ir a la(s)persona (s). Aunque a veces se necesite de terapia de pareja,en este caso,para dejar ir a la persona y al sentimiento de perdida,aprehendido a la vez de ese dolor temporal que a la larga será paz para ambas partes.

  • 66491357 dice:

    Yo pienso que sentir emociones negativas es normal, ejemplo la tisteza por pérdida de un ser querido es normal. Sin embargo estar triste por cualquier tontería como q tu tienes hijos y yo no! Pienso q es algo que ya debiste haber superado.

    • Efectivamente, Nelsa, es algo normal. Las emociones negativas están ahí por algo, son información. Solo en el caso de que estas duren mucho y nos desborden es cuando debemos tomar accion para contrarestarlas. Un fuerte abrazo!

Comentar enriquece el debate :)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.